• Opinión - Lara (portada)

    La tozudez de los números

    Opinión - Lara (Faldón)

    • Artículo de la concejala socialista, Lara Martínez, publicado hoy en La Nueva Españ

    Me gusta la fotografía. La buena fotografía. Capta la belleza de un instante y te transporta a lugares idílicos. El octavo arte. Deleita los sentidos. Pero es eso, belleza efímera, reflejo de un instante que no siempre es lo que parece.

    La fotografía del turismo en Gijón de los últimos años es precisamente eso, un bello reflejo interesado de algo que se encuentra muy lejos de la realidad. Lo primero que me planteé a la hora de enfrentar este artículo fue la dificultad que entraña transmitir algo que choca con lo que la vista percibe en un momento determinado en un lugar determinado. Fotografías en las que la muchedumbre se sale por el marco, puestas de sol salpicadas de sonrisas, San Lorenzo siempre con marea baja, sin nordeste, repleto de gijoneses y visitantes disfrutando de interminables jornadas playeras, la felicidad del verano, al fin y al cabo. Serotonina, endorfina y dopamina, las hormonas de la felicidad, en su máximo apogeo estival.

    Sin embargo, frente a la percepción que algunos puedan tener y el humo que otros siguen empeñados en vender, las cifras son las que son. Gijón se descalabra turísticamente. Lleva meses en caída libre. Analizando los datos de la ciudad tanto de forma aislada como comparativamente, en el espacio y en el tiempo. Si se compara, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) el mes de julio de 2015 con el de 2016, Gijón ha perdido 6520 visitantes. Si se compara el acumulado de viajeros de la ciudad entre los meses de enero y julio de 2015 y el mismo período de 2016, la ciudad ha perdido 10797, un descenso de un 5% en cifras redondas. Por otro lado, a estas alturas del pasado año, Gijón superaba en viajeros y pernoctaciones a ciudades como Santander, Vigo o León y la distancia con Oviedo era de un insignificante 2% (1200 viajeros). Sin embargo, en este 2016 Oviedo se ha consolidado como uno de los principales destinos de Asturias superando a Gijón en más de 12000 viajeros, diez veces más que hace sólo un año. Fuera de Asturias, nuestra ciudad ya ha sido superada como destino por las anteriormente citadas Santander, Vigo y León.

    ¿Casualidad? Rotundamente no. Lo que le está sucediendo al turismo en nuestra ciudad es, como en tantas otras cuestiones municipales, que ha llegado el momento en el que se hacen evidentes las consecuencias de 5 años de desgobierno de la señora Moriyón y su equipo. Llegaron a este Ayuntamiento haciendo continua referencia a la herencia recibida. Lo que se olvidaron de apuntar fue el rédito que iban a sacarle. Todas las herencias, mal gestionadas, se acaban. Y Gijón agoniza como destino turístico y mucho más, como destino de calidad. La inercia con la que se ha trabajado en un sector estratégico para la ciudad como es el turístico se acaba. En 2011, cuando Foro Asturias llegó al Ayuntamiento, tocaba ponerse a trabajar fuertemente en un sector en el que Gijón era referente, ejemplo a nivel nacional de transformación de ciudad industrial hacia el turismo, convertido en elemento de diversificación económica que impulsaba una transformación urbanística de la ciudad para convertirla en un referente de destino turístico urbano, planificado todo ello desde un modelo de desarrollo local integral. Hoy cinco años después, sus gestores deberán releer este párrafo una y otra vez para intentar captar de qué estamos hablando.

    Gijón no tiene proyecto de ciudad, por tanto, es imposible que lo tenga como destino turístico, va a la deriva y ha sido convertida en una ciudad mediocre, gris y sin carácter. Gijón ya no tiene sal.

  • Opinión - César (portada)

    Polos opuestos

    Artículo de opinión del concejal César González publicado en El Comercio el domingo 24 de julio de 2016.

    Opinión - César (Faldón)

    El pasado 25 de abril se cumplieron 30 años de la aprobación de la Ley General de Sanidad. Una ley que sentó las bases para la construcción de un sistema de salud de cobertura universal, público, de calidad y acceso gratuito.

    Fue la decisión política de un gobierno socialista con un ministro de Sanidad histórico, Ernest Lluch, quien plasmó el mandato constitucional de protección a la salud como un elemento básico en el bienestar individual y de justicia social. por cierto, la mano derecha del añorado político catalán en ese proceso fue un médico gijonés nacido en El Natahoyo, el doctor Pedro Sabando.

    No se trata de “vivir de rentas pretéritas”, tal y como señalaba días atrás Estefanía Puente, concejala de Podemos, quien venía a decir que esta ley y otros logros del estado del bienestar son únicamente fruto de la lucha colectiva; algo por otra parte, muy común en esta “nueva izquierda” que no acaba de asimilar que el PSOE es ese partido que ha convertido, desde las instituciones, en derechos básicos e irrenunciables la educación, la sanidad, las pensiones y los servicios sociales.

    Pero hablemos del presente con los datos en la mano. el gobierno asturiano se caracteriza por estar a la cabeza en nuestro país del gasto sanitario con unos 1.500 euros por habitante al año. Dicha inversión lleva detrás una importante apuesta por lo público ya que, de los 1.500 millones de euros destinados a sanidad en nuestra región, solo el 0,2% es derivado a recursos privados puros, cuando la media española está en el 18%. Una importante apuesta por una sanidad pública y de calidad a la vez que se hace frente a los brutales recortes del gobierno de Rajoy.

    Lo curioso del asunto es que en Asturias el partido de la tijera encuentra en Podemos un socio con el que comparte posiciones y argumentos en materia sanitaria. Así queda patente día tras día en la Junta General del Principado, y así se pudo ver en el último Pleno municipal en Gijón cuando PP y Podemos coincidieron a la hora de votar una proposición sobre las listas de espera. Es curiosa la atracción entre polos tan aparentemente opuestos, pero no nueva. Ya hace 30 años el bueno de Ernest Lluch fue cuestionado por la derecha más retrógrada y por la que se autodeterminaba “verdadera izquierda”. Hoy nadie cuestiona la Ley General de Sanidad.

  • Opinión - Carmen Eva (portada)

    En defensa de nuestra sanidad

    Artículo publicado el lunes 25 de julio de 2016 en La Nueva España por Carmen Eva Pérez Ordieres, diputada del PSOE en la Junta General.

    • Las bondades del sistema sanitario asturiano frente a quienes buscan dañarlo

    Opinión - Carmen Eva (Faldón)

    Ocho de cada diez personas que lean este texto pensaran que el sistema sanitario público as­turiano es bueno o muy bueno. Este dato lo aporta la encuesta denominada “Barometro Sani­tario” que cada año ofrece datos acerca de la opinion de los usuarios sobre los subsistemas sanitarios del territorio español. Desde hace varios años el siste­ma asturiano se encuentra entre los mejor valorados por la ciudadanía.

    Esta opinión ha sido igual­mente trasladada por gran parte de los setenta comparecientes ante La comisión de investiga­ción de Listas de Espera que se sigue en la Junta General del Principado de Asturias. Estas personas, que en su mayor parte trabajan en la sanidad asturiana, han puesto de manifiesto que te­nemos un gran sistema, de gran calidad en la prestación del ser­vicio, incluso alguno de ellos se ha encargado de decir a los par­lamentarios que traslademos  la ciudadanfa confianza en el sistema, que le traslademos algo mas que un titular erróneo. que sedes y retos que superar, como todas las de nuestro entorno.

    Expertos de fuera de nuestra comunidad autonoma como el presidente de Ia Federación de Asociaciones en Defensa de Ia Sanidad Publica, el señor Sánchez-Bayle, han manifestado en esa comisión que el sistema sa­nitario asturiano es envidiado fuera de nuestro territorio.

    Los propios datos que publi­ca el Sistema Nacional de Salud y que permiten comparar los sistemas que coexisten en el te­rritorio nacional ponen de ma­nifiesto que las listas de espera asturianas, por utilizar un valor que posibilita analizar la calidad de un sistema aunque no sea ni el único valor, ni siquiera el mas indicativo, evidencian que, comparativamente hablando, Asturias arroja datos muy favo­rables respecto a la mayor parte de comunidades autónomas.

    Si la opinion de más del ochenta por ciento de los usua­rios es positiva, la de los trabajadores también lo es: los exper­tos envidian nuestro sistema y los datos arrojan valores favora­bles. Usted a estas alturas de la lectura debería estar preguntán­dose por qué existe interes por parte de algunas personas con proyección social en trasladar datos negativos sobre algo que todo parece indicar que funcio­na, y bien. Las razones, supon­go, son múltiples: unos lo harán por hacer prevalecer su modelo mas cercano a la prestación de la sanidad por el ámbito priva­do, otros lo haran por dañar al Gobiemo asturiano… En cual­quier caso, unos y otros, todos los que se empeñan en trasladar una imagen distorsionada y falsa de la calidad de la sanidad asturiana, a quien acaban da­ñando es al propio sistema sani­tario, es decir, a usted y a mí, que somos sus usuarios. Todos los esfuerzos y energías que el sistema tiene que estar destinan­ do a defenderse de la causa ge­neral que se le ha abierto en for­ma de comisión de investiga­ción son esfuerzos y energías que le debilitan, es perfecta­mente comprensible. Esta comi­sión de investigación suena a lo que es, no permita que le enga­ñen. Es un intento de desacredi­tar la sanidad asturiana, no es un intento de mejorarla, estaba pensada para dañar al sistema y, de esa forma, dañar al Gobier­no: que nadie trate ahora de ocultar su intención.

    Si todos los datos son favora­bles, ¿quiere esto decir que el sistema es perfecto, que no tiene que mejorar? La respuesta rotunda es no. El sistema sanita­rio debe enfrentarse a continuos retos ante una población con una media de edad cada vez más elevada, con enfermedades más cronificadas, con una ciu­dadanía cada vez más exigente y consumidora de servicios sanitarios. La sanidad asturiana tiene necesidades y retos que superar, como todas las de nuestro entorno. No en vano se han sucedido varios años de continuos recortes impuestos desde el Gobierno central y que han afectado sobre todo a los servicios públicos.

    La apuesta del Gobiemo asturiano por la sanidad parece en todo caso clara. En los peores años de la crisis se opto por la cons­trucción de un hospital, el HU­CA, del que un compareciente dijo en la Comision: “Es un hospital puntero y referencial que ha desbordado positiva­ mente incluso las expectativas de los especialistas”.

    Si su opinion es favorable y se siente orgulloso de la sanidad por la que usted también ha lu­chado, no permita que nadie le haga dudar de ello, y recuerde que su impresión está avalada por lo que piensan los profesio­nales, los expertos de dentro y fuera de nuestra comunidad, por los datos que ofrecen organis­mos imparciales. Si usted es uno de esas ocho de cada diez personas que piensa que la sani­dad publica asturiana es buena o muy buena, sepa que esta en lo cierto y defiéndala, porque es suya.

     

     

  • Opinión - Lara (portada)

    Que no Mario, que no, que el rival no somos los socialistas

    Opinión - Lara (Faldón)

    Han pasado las segundas elecciones generales en seis meses y algunos siguen como si nada, repitiendo los mismos eslóganes, empeñados en ignorar quien gobierna y obsesionados con la oposición socialista. Pues así mal vamos si se quiere cambiar una realidad que no gusta. La consecuencia de esta estrategia ha sido más derecha, con Rajoy triunfante y ganando diputados.

    Que no Mario, que no, que el rival no somos los del PSOE. Has pedido el voto a los socialistas de corazón para facilitar que la derecha gobierne esta ciudad bloqueando cualquier opción de cambio, y sigues empeñado en dedicar tus energías a criticarnos como si el partido de Cascos no llevase 5 años gobernando Gijón. Encabezas una organización que ha “delegado” la gestión de sus políticas en Carmen Moriyón, que fue a las elecciones diciendo que era “ella o una coalición de radicales”, pero resulta que no hacen nada de lo que les pides y ni te molestas en denunciarlo.

    Que no Mario, que no, que el problema no somos quienes estamos en la oposición. Tienes la piel muy fina y no aceptas que digamos lo que pensamos, y así es difícil poder hacer cosas juntos. Crees que puedes descalificar a otros pero te molestas cuando alguien pone en evidencia tu silencio ante los problemas que se agolpan en nuestro ayuntamiento. Y si quienes lo expresan son vecinos o vecinas afectados por la mala gestión municipal, los descalificáis diciendo que “enredan”, que no son constructivos. Pues no lo has entendido compañero: dicen en alto lo que miles de gijoneses piensan y es que esta ciudad no puede seguir así.

    Que no Mario, que no, que cambiar la sociedad no se puede hacer con una minoría que quiere imponer su voluntad al resto. Tuvimos elecciones municipales hace un año y las urnas arrojaron un resultado casi igual para FORO y PSOE, con ligera ventaja de la candidatura de Moriyón. Vosotros quedasteis terceros habiendo obtenido los socialistas una diferencia de más de 5.000 votos respecto a la candidatura que tú encabezabas. Sin embargo, no aceptaste el resultado y sólo te servía un acuerdo si los demás nos “rendíamos” ante tu supuesta autoridad, la que no te dieron los votantes. Pero así no se puede construir nada positivo. Así sólo se generan diferencias, que aumentan con el tiempo mientras la derecha se fuma un puro viendo el espectáculo.

    Que no Mario, que no, que con el honor de las personas y la dignidad de una organización y sus electores no se juega. Esa ha sido siempre la estrategia de la derecha más reaccionaria, que siempre descalificó y vituperó a nuestras candidaturas ante la falta de argumentos para cuestionar nuestras propuestas. Esa es la estrategia de los cobardes, que ocultan sus verdaderas razones tras una máscara de supuesta indignación o defensa de unos valores que son antitéticos con la citada estrategia. Pero, además, eso también es vieja política, tan antigua como la lucha por el poder que describe Maquiavelo.

    Que no Mario, que no, que seguir el reguero de ataques de la derecha y hacer su discurso no transforma la realidad, solo la prepara para que gane esa derecha, y tú te has sumado de modo entusiasta a cada crítica que han hecho a lo realizado en Gijón para justificar que les entregaste el gobierno municipal. Sin embargo, la coartada se desmonta según pasan las semanas y la mala gestión de FORO es más evidente. Quizá te deberías preguntar si colocarte al lado de los de Rajoy y sus socios locales no les está beneficiando. Humildemente, me atrevería a decir que tu obsesión con nosotros sólo sirve para potenciar las opciones más conservadoras y echar por el desagüe el enorme caudal de cambio que se reflejó en las urnas en las últimas municipales, como ya se vio en las elecciones del pasado 26 de junio.

    Que no Mario, que no, que así sólo se destruye y se limitan las opciones para la gran mayoría de la ciudadanía. Durante estos 5 años de gobierno de Carmen Moriyón la ciudad ha vivido de la inercia y de la denostada “herencia recibida”, esa que aportó 20 millones a las arcas municipales por la gestión socialista anterior a 2011 sin que hayan sido capaces de utilizar apenas nada. Y han sido quienes viven en los barrios, las personas con más necesidades, la gran mayoría de la ciudad, los que más han sufrido las consecuencias de este abandono. Y mientras tanto empleas más tiempo en escribir sobre los socialistas y contra nosotros que en hablar de ese gobierno del que presumes que está casi a tus órdenes.

    Que no Mario, que no, que negarte a un acuerdo por si otro partido puede ser mejor visto por la ciudadanía en caso de acceder al gobierno es justo lo contrario a lo que dices defender. Es la vieja política de quienes anteponen sus intereses partidarios y personales a los de la mayoría de los hombres y mujeres.

    Para una mayoría de personas de Gijón el rival es la derecha que ha sometido este país al mayor recorte de prestaciones públicas y libertades desde 1977 y cuyos socios locales están en el gobierno porque no quisiste dialogar. Seguir buscando elementos de divergencia como haces solo la beneficia, y la estrategia de cuanto peor mejor nunca ha traído más que problemas y conflictos que repercuten negativamente en el conjunto de la ciudadanía.

    Lara Martínez es concejala del Gr. Municipal Socialista del Ayuntamiento de Gijón

    Artículo publicado en La Nueva España de Gijón que puedes consultar también siguiendo este enlace ➡️ http://suscriptor.lne.es/suscriptor/gijon-opinion/2016/07/18/mario-rival-socialistas/1957897.html

  • Opinión - César (portada)

    “No se ría de los gijoneses Sr. Del Fueyo”

    Opinión - César (Faldón)

    • Artículo del concejal César González, publicado hoy en La Nueva España

    Hoy se cumple justamente un año desde que la marca local de Podemos permitiera el gobierno en Gijón de la derecha más rancia y apolillada de esta ilustre ciudad, la del Sr. Álvarez Cascos. Esa que nuestros vecinos y vecinas, no un humilde servidor, colocan en las encuestas del CIS más a la derecha del Partido Popular. La misma derecha que en las elecciones municipales de 2015 contó con el apoyo de VOX, una escisión del ala más conservadora del PP que hace un año decidió no presentar candidatura en Gijón y pedir el voto para Moriyón.

    Se ve que para festejar esta efeméride el Sr. Suárez del Fueyo decidió escribir unas líneas dedicadas al presidente del gobierno asturiano, el Sr. Fernández, para su publicación en este diario y, tengo que decirlo, me confieso estupefacto. Y no porque en su epístola se dedique a lanzar la sarta de mentiras y “medio verdades” dirigidas al PSOE, lo cual ya es una costumbre obsesiva, sino por lo pobre de sus argumentos para justificar lo injustificable: su negativa al cambio en Gijón hace 365 días.

    Pide usted a Javier Fernández que sonría, pero poco gracia le hizo a muchos gijoneses y gijonesas que Podemos permitiera el gobierno de Moriyón un mandato más. Tan poca gracia que usted y sus compañeros lo saben y habitúan, en el mejor de los casos, a señalar con el dedo acusador a los socialistas. Sí, digo en el mejor de los casos, porque en otros empapelan la sede del PSOE en Gijón o acuden a boicotear actos de nuestro partido; aprovecho para recordar a ésta que se considera la “verdadera izquierda” que en Gijón gobierno Foro y en Madrid el Partido Popular y ambos tienen sede en nuestra ilustre villa, que ambos organizan actos políticos y que hasta alguno de esos actos es conjunto.

    Habla usted del interés de los gijoneses, pero gijoneses hay muchos e intereses legítimos tantos o más. Y claro, para conjugar ese amplio abanico de intereses ustedes optan, como dice, por apoyar a veces al PSOE e IU y otras veces a los de Cascos. Es decir, van con los de la feria y vuelven con los del mercado, eso sí, siempre buscando el mejor tiro de cámara.

    Se refiere además a la trayectoria política de Javier Fernández, pero olvida que la suya, Sr. Del Fueyo, es mucho más larga. Usted lleva muchos años militando en esa “izquierda” que siempre estuvo a la contra de todo, y sobre todo del PSOE. Ya estaba allí  en la época en que José Manuel Palacio era alcalde de Gijón, pero eso no le impidió hace unos meses tener la desvergüenza de reivindicar su figura en el Pleno municipal.

    Justifica usted habitualmente su apoyo a Moriyón diciendo que el PSOE no representa el cambio en Gijón, olvidando que nuestra ciudad sufrió una espectacular transformación de mano de los gobiernos socialistas, de mano del mencionado José Manuel Palacio, de Vicente Álvarez Areces y de Paz Fernández Felgueroso. Los que ustedes denominan “ayuntamientos del cambio”, en el mejor de los escenarios, aspiran a situar a sus ciudades donde Gijón lleva ya unos cuantos años. Aspiran a que servicios esenciales como el agua, la limpieza de las calles o el transporte urbano sean gestionados por empresas municipales. Aspiran a tener una amplia red de centros municipales, pabellones y piscinas públicas en sus barrios. Aspiran a desarrollar zonas verdes como Los Pericones, El Lauredal o la Senda Fluvial. Aspiran a tener un Parque Científico y Tecnológico de propiedad municipal, un Botánico o un Acuario.

    Decía hace unos meses que ustedes eran la oposición responsable, que con Moriyón habían conseguido aprobar una resolución encontra del anillo central o que se homenajeara la figura de Eleuterio Quintanilla. Grandes logros si no fuera porque precisamente el gobierno del Sr. Fernández, ese mismo del que habla, ya había rechazado esa planificación energética del gobierno de Rajoy. O porque D. Eleuterio Quintanilla cuenta con una calle en Gijón desde la época en que Vicente Álvarez Areces fue alcalde de la ciudad. Probablemente dar nombre a una de las principales calles de El Llano sea poca cosa para usted, pero para los que nos criamos en El Llano, entre la Cábila y el antiguo campo de los Hermanos Fresno, es todo un honor.

    En fin, vístalo como quiera. Sonría si quiere, pero recuerde que hay muchos gijoneses y gijonesas que no entienden que hayan apuntalado al FORO de Cascos y Moriyón en nuestra villa y que esa música de la oposición responsable ya la tocó el Partido Popular en el mandato anterior. Sí, cuando al igual que ustedes reclamaban para Gijón aquello que denominaban el SUMGI y que es casi calco de la propuesta que aprobaron en el último Pleno con apoyo de FORO. Por favor, no se ría de los gijoneses

  • Opinión - César (portada)

    ¿Regeneración política o cobro a tres turnos?

    Opinión - César (Faldón)

    • Artículo del concejal César González publicado en La Nueva España

     “En su intento de miccionar, no consigue expeler ni una pequeña porción de orina, con forma esferoidal…”. Así se resumía en La Mirada Zítrica del pasado viernes el sentir de un ciudadano medio ante la noticia relativa a las demandas interpuestas por parte de los concejales de FORO a las empresas municipales que ellos mismos presiden, pues entienden que deben percibir dietas por asistir a las reuniones de los consejos de administración de dichas empresas.

    Esas dificultades para orinar las sufrió un servidor hace ocho meses cuando se enteró de que los concejales con liberación total o parcial, aquellos que tenían un sueldo del Ayuntamiento de Gijón, percibieron a partir de 2011 dietas de asistencia a los consejos de administración de las empresas que son propiedad del Ayuntamiento de Gijón. Cabe mencionar que hasta la llegada de Moriyón al consistorio los concejales con sueldo no percibían esas dietas.

    Para más inri, los demandantes son los mismos que hace cinco años enarbolaron la bandera de la nueva política erigiéndose como regeneradores de las instituciones. Los mismos que, nada más tomar las riendas de la casa consistorial, entendieron que no había impedimento alguno para que los concejales que ya tenían sueldo recibieran además una dieta de 138 euros por asistir a cada una de las reuniones de los Consejos de Administración de las empresas municipales. Quizá llegaron a la conclusión de que eso de “regenerar la política asturiana” iba a ser más complicado de lo previsto y que ese trabajo “extra” bien merecía un sobresueldo.

    Es cierto que 138 euros no es una cantidad desorbitada, pero si la sumas varias veces, según los datos facilitados por el propio gobierno municipal, los concejales casquistas se habrían repartido en el anterior mandato una cantidad aproximada de 55.000 euros. El principal beneficiario en este reparto sería el actual Vicealcalde, el señor Fernando Couto, con una cantidad cercana a los 20.000 euros.

    Tampoco podemos olvidar que otra de las decisiones tomada por FORO hace cinco años para regenerar la vida política fue expulsar a la oposición, en aquel momento PSOE e IU, de los consejos de administración de las empresas municipales; se ve que no querían testigos incómodos. Es por ello que, nada más conocer la existencia de estos sobresueldos, el Grupo Municipal Socialista presentó una iniciativa de Pleno para eliminar esos pagos a concejales que ya reciben un sueldo del Ayuntamiento. Todos los grupos políticos votaron a favor excepto FORO, que lo hizo en contra.

    Defendíamos entonces, y lo seguimos haciendo, que un concejal con sueldo para desempeñar las tareas de concejal del Ayuntamiento de Gijón no puede cobrar por asistir a reuniones de una empresa municipal, porque forma parte del trabajo por el que ya están remunerados. No en vano, dichas empresas son entes de carácter instrumental para la gestión de asuntos que son encomendados por el propio consistorio.

    También recordábamos a los presidentes de las empresas municipales, los mismos que ahora demandan, que sus estatutos otorgan la presidencia de las mismas a la Alcaldesa y que ella puede, y así lo ha hecho, delegar dicha presidencia en un concejal de la corporación. Es decir, la presidencia de una empresa municipal únicamente puede recaer en un concejal y, por tanto, presidir una sociedad municipal entra dentro de las posibles tareas a desarrollar por un edil. Así que, si los concejales de FORO están desbordados de trabajo, se consideran mal pagados o creen que presidir una empresa municipal es una responsabilidad muy grande, siempre pueden renunciar a ello. No es obligatorio estar al frente de una empresa municipal.

    El relato deja claro que los del trabajo a tres turnos se pasaron al cobro a tres turnos. El cobro por ser concejal, el cobro por sus negocios privados y el cobro de dietas en empresas municipales. Incluso hay quien ha innovado más y aspira al cobro a cuatro turnos, pues resulta que la exconcejala de Urbanismo, Lucía García Serrano, reclama al Ayuntamiento 78.000 euros en concepto de compensación de daños por el ejercicio de su trabajo como edil. Tampoco es obligatorio ser concejala.

    En fin, ahora que se cumplen cinco años de la llegada de la señora Carmen Moriyón a la Alcaldía de nuestra ciudad, recuerdo que finalizó su discurso de investidura diciendo “que gobierne siempre la Ley, nunca el hombre”. No osaré yo cuestionar una frase del ilustre Jovellanos, pero, a expensas de lo que dictaminen  los tribunales, hay cuestiones que no son admisibles aunque las pueda permitir la Ley. Para mear y no echar gota…

  • Opinión - Josechu (portada) copia

    Conformarse

    Opinión - Josechu (Faldón)

    Artículo de la concejala socialista, Lara Martínez, publicado en La Nueva España.

    Conformarse: convenir con una persona, ser de su misma opinión y dictamen; darse por satisfecho con algo.

    Exactamente lo que Xixón si Puede (XSP) ha hecho con el Festival Arco Atlántico. Su posición cuando fue presentado por primera vez a mediados del mes de marzo fue contraria. Los votos de PSOE, IU y XSP obligaron a una reticente Concejala de Cultura a repensar el proyecto. Tardó mes y medio en convocar una nueva Junta Rectora, que tuvo lugar el pasado viernes. En ella se nos presentó un documento en el que, como en un cajón desastre, se enumeraba una actividad tras otra, abrigadas todas bajo las palabras de moda: transversalidad, ciudadanía, participación…términos de obligado uso en cualquier proyecto presentado por el equipo de gobierno y susceptible de ser apoyado por XSP. La alcaldesa y sus concejales lo saben. Y lo utilizan en su juego político. No creen en ninguno de esos conceptos. Pero han comprobado en numerosas ocasiones que es poner esa zanahoria en cualquiera de sus propuestas e inmediatamente obtener el respaldo que necesitan en su permanente huida hacia adelante.

    Así pues, habrá Arco Atlántico. Gracias al cambio de criterio de Xixón Si Puede y a pesar del voto en contra de PSOE e IU. Sin embargo, es curioso comprobar cómo cuando un grupo se mantiene firme en su postura y fiel a sus criterios, es acusado de entorpecer la vida municipal. Igual de curioso que es comprobar que quienes bajaron del Olimpo a cambiar el mundo, se conforman con que les cambien cuatro comas y dos párrafos para variar su opinión.

    Efectivamente, el grupo socialista se mantiene convencido en su postura contraria a esta forma de plantear un Festival que detraerá de las arcas municipales no menos de 250.000€ en un momento en el que no debería ser una prioridad para la Fundación Municipal de Cultura, que debería centrar todos sus esfuerzos en mejorar la Red de bibliotecas, en aumentar la oferta de cursos de la UP, en trabajar intensamente en la creación y captación de públicos para la cultura, en ponerse al día en el diseño e implementación de programas culturales innovadores, en incrementar las partidas presupuestarias para entidades culturales que trabajan a lo largo de todo el año para sacar adelante proyectos mucho menos glamourosos pero de mucho mayor calado para la ciudad, en reforzar el exitoso trabajo que se realiza desde el Taller de Músicos, en incrementar los presupuestos de Festivales ya consolidados y de reconocido prestigio, … A modo de ejemplo, FETÉN (Premio Max por su contribución a las Artes Escénicas) ha tenido este año, en su vigesimoquinta edición, un presupuesto de 229.000€ y el Festival de Música Antigua, que celebrará este año su decimonovena edición sale adelante año tras año con un presupuesto de 57.000€. Son sólo dos iniciativas que nadie puede poner en cuestión dado su nivel de calidad, su arraigo en la ciudad y su prestigio fuera de ella. Por estos agravios comparativos no podemos ser partícipes de esta farsa de planteamiento cultural.

    Lo que si defendemos es que la cultura atlántica tiene que tener su espacio en nuestra ciudad, formar parte de ella, de su idiosincrasia y de su sentir. Como era, por cierto, hasta hace pocos años, de la mano de asociaciones culturales que durante todo el año trabajaban por mantenerla y para las que la realización de un festival en los meses de verano era la culminación de un trabajo serio, intenso, prolongado en el tiempo y no una actividad aislada y puntual.

    El Festival Arco Atlántico está muy lejos de parecerse, por múltiples razones, al Intercético de Lorient, al Celtic Connetions de Glasgow, el Pirineos Sur de Jaca o el Festival Folklórico de los Pirineos, festivales hacia los que dirigir la mirada si realmente se quiere poner en marcha una iniciativa de calidad y salir del ensimismamiento cortoplacista y chapucero con el que este equipo de gobierno gestiona la cultura en esta ciudad.

    El Festival Arco Atlántico es la pequeña aportación de Foro Asturias al uso político de la cultura. Es un evento lúdico, malvestido de cultural, una mezcla sin sentido de gastronomía, con artesanía, con música, sin criterio ni razón de ser, en el que la cultura atlántica es utilizada interesadamente como reclamo turístico por quienes no se preocupan el resto del año de apoyar a quienes realmente contribuyen a la investigación de nuestro patrimonio material e inmaterial con un trabajo callado, riguroso y sincero. Este equipo de gobierno destina a subvenciones para estas entidades con proyectos vinculados a la cultura tradicional y la llingua asturiana una exigua partida presupuestaria de 34.100€. Nada como las cifras para desmontar argumentaciones falaces.

    Un detalle: en este mes y medio que ha pasado entre la primera y la segunda votación, la Concejala de Cultura se reunió con todos los grupos políticos del Ayuntamiento, excepto con el Grupo Municipal Socialista, a la sazón principal grupo de la oposición, por si a la señora López Moro se le escapa este detalle. Preguntada en la Junta Rectora sobre el porqué de esta exclusión, su vergonzante respuesta fue “porque si, porque así lo decidí”. Este es el nivel.

  • Opinión - monchu (portada)

    Plan estrellado con espectadores indolentes

    Opinión - Monchu (Faldón)

    Artículo del concejal José Ramón García publicado en La Nueva España

    Desde el pasado 13 de junio FORO ha cambiado su cara. Se ha vuelto más amable, sonriente y dialogante, pero su alma, que es la que define sus intenciones y capacidades, sigue siendo exactamente igual que cuando llegaron al Ayuntamiento en 2011. Mantienen intacta su ineficacia para gobernar y también su solvente desenvoltura en la sala de prensa, donde alcanzan sus mayores cotas de producción. Son los reyes del anuncio y el titular mediático. Lástima que eso no se traduzca en nada tangible para los ciudadanos y ciudadanas.

    Sus gestos y su verbo son sin duda más amables, la necesidad obliga, y es que no sumando ya 14 ediles  con sus ahora inútiles  hermanos del PP, han de buscar nuevas amistades. Ahora mantienen una evidente, aunque negada relación con la transversal izquierda de nuevo cuño. No debemos olvidar el amistoso e inesperado gesto que esa transversal formación tuvo con la señora Moriyón, el señor Cascos y la derecha gijonesa, dándoles la alcaldía de la ciudad.

    Habrá quien piense que ese sorprendente gesto, fue debido a su cándida inocencia. Que igual pensaban que desde la oposición se puede hacer más por la ciudadanía, que desde el gobierno. Pero no,  ni fue tan inocente ese apoyo, ni es posible gobernar desde el pleno. Se gobierna y se transforma la realidad desde la junta de gobierno, y los transversales de Mario, Cándido y demás familia, lo sabían. Su tácito apoyo a la derecha encajaba en sus planes. No se si en los de sus votantes, pero si en los suyos.

    El 18 de junio, en su recién nacido interés por los más vulnerables, los casquistas  nos presentaron una deslavazada batería de medidas sociales, con un cierto tufillo asistencial, todo hay que decirlo, que hoy conocemos como Plan de Choque. El 23 de junio, tras el apoyo del resto de grupos municipales a la propuesta socialista, alcanzamos un acuerdo para poner en marcha una serie de medidas con el fin de poner en marcha ese Plan. Medidas como por ejemplo las ayudas para actividades extraescolares con comedor durante el verano, a través del 11×12. El resultado de esta iniciativa fueron 57 menores atendidos de los al menos 2.400 potenciales beneficiarios.

    Un Plan de Empleo aprobado en el Pleno de septiembre  aunque sigamos sin un solo contrato.

    Otra de las medidas fue Plan de Cotización Especial para mayores de 55 años con 129 solicitudes pendientes de aprobación por la Seguridad Social.

    Y seguimos con el repaso. Las ayudas a la compra de material escolar. Que se aprueban el 1 de agosto por el inminente comienzo del curso y que la gestión de la concejala de Educación, Montserrat López,  llenó de retrasos y confusión

    El Plan de Vivienda, aprobado en tiempo de descuento en el mes de diciembre y del que aún no se ha concretado nada.

    Y por último, las ayudas al consumo energético que, con unos 5.000 potenciales beneficiarios, llegó sólo a 1.500, por la incapacidad de Foro para ponerse en contacto con las personas e informarlas de esta ayuda.

    Pobre balance es el que podemos hacer de la gestión de las medidas de este Plan de Choque, surgido más parece de la necesidad casquista de  sostener el apoyo de sus nuevos amigos, y darles a estos una coartada que justificase su apoyo,  que de un verdadero convencimiento en lo necesario de estas medidas.

    Al igual que otros grupos, los socialistas trabajamos por mejorar el plan y ponerlo en marcha, sin preocuparnos de las razones que llevaron a Foro a emplear el dinero libre de obligaciones que, gracias a la gestión de los anteriores gobiernos socialistas, permite financiar todo esto.

    El problema es que este Plan de Choque se ha estrellado con la realidad, y esa no es otra que  la incapacidad del gobierno local, ya  tozudamente incapaz en la gestión de lo ordinario, pero que  se supera  con creces en la inoperancia cuando se trata de lo extraordinario. Y si como en este caso lo que ha de gestionar es algo en lo que no cree, sumemos a su inoperancia la desidia y obtendremos los actuales resultados.

    Un Plan de Choque estrellado. Y una pregunta para la transversalidad podemita. ¿Era esto lo que buscaban con su tácito apoyo?

     

  • Opinión - César (portada)

    Austeridad voluntaria

    Opinión - César (Faldón)

    Artículo del concejal socialista César González publicado en La Nueva España

    A la espera de saber quién asumirá el gobierno de España, planea sobre nuestras cabezas una advertencia de las autoridades europeas para ajustar nuestro presupuesto en 10.000 millones de euros. A estas alturas, todos somos conocedores del significado de esta “recomendación”. Menos dinero para educación, sanidad, prestaciones o servicios sociales y menos dinero dedicado a inversiones que, además de resultar necesarias para los ciudadanos, servirían para animar la actividad económica.
    Lo que para la mayoría de los ciudadanos es una pésima noticia, resulta que para algunos responsables políticos es una buena noticia. Al fin y al cabo, no dejamos de hablar de un ahorro, aunque sea impuesto, de 10.000 millones de euros. Y que conste que no me estoy refiriendo a los dirigentes del Partido Popular que piden al pueblo una austeridad que no se aplican a ellos mismos. Por desgracia, voy a quedarme más cerca, en esta villa marinera gobernada por los primos hermanos de los populares.
    Esta semana el portavoz del gobierno gijonés, el forista Fernando Couto, calificaba de buena noticia que nuestro ayuntamiento liquidara las cuentas de 2015 con un remanente de 55’4 millones de euros. Es decir, que con un presupuesto de partida de 213 millones, FORO fue incapaz de gastar 55’4 millones, es decir, una cuarta parte.
    No debemos olvidar que esos 55’4 millones son proyectos sin realizar y necesidades ciudadanas por atender. Esa buena noticia para el señor Couto y mala noticia para los vecinos y vecinas de Gijón. Para los de Nuevo Roces que siguen esperando por sus accesos, para los que reclaman la remodelación de las avenidas de Pablo Iglesias y Manuel Llaneza o para los de Nuevo Gijón o El Lauredal que sufren el retraso de obras importantes para sus barrios. Pero sobre todo es una mala noticia para las personas que peor lo están pasando, para aquellas a quienes se les vendió hace casi un año un Plan de Choque con medidas urgentes que en muchos casos siguen sin llegar o para aquellas que pueden beneficiarse de planes de empleo.
    Un dinero que constituye el fiel reflejo de retrasos e incumplimientos. ¿Acaso es esto una buena noticia?. Por supuesto que no, pero peor noticia es no saber en qué emplear ese dinero, pues 11 millones de euros del total de remanente se destinarán a la amortización anticipada de préstamos. Y ante esto yo me pregunto, ¿quién en su sano juicio adelanta pagos de su hipoteca si tiene necesidades por cubrir? Eso es lo que plantea gobierno de Moriyón para esta ciudad.
    La cosa no queda ahí. FORO presume de su gestión en las empresas municipales y dice que en el anterior mandato ahorró 10’2 millones, eso sí, no les parece importante explicar que sólo en la EMA, la inversión descendió casi 8 millones en los últimos cuatro años. Y no se trata de gastar por gastar, se trata de invertir en necesidades existentes, porque los vecinos de La Calzada siguen esperando por soluciones que eviten futuras inundaciones en sus calles, porque el colector del Este sigue sin entrar en funcionamiento y porque hay vecinos en la zona rural que siguen esperando por el abastecimiento.
    Pero si en estos tiempos nos parece un exceso tener tal cantidad de dinero en el cajón de una empresa municipal, el hecho de que la Fundación Municipal de Servicios Sociales vaya engordando su hucha año tras año hasta llegar a los 4 millones de euros se califica por sí solo.
    Los señores Moriyón y Couto, y el resto del equipo de gobierno parecen olvidarse de que en Gijón hay más 26.000 parados y que de ellos más de la mitad no reciben ninguna prestación. De paso, también se olvidaron de que hay muchas familias que, pese a tener trabajo, tienen dificultades para llegar a fin de mes o que muchos autónomos y pequeñas y medianas empresas están con el agua al cuello.
    Como ven, aquí en Gijón, somos más chulos que un ocho. No necesitamos que venga nadie de Bruselas a decirnos que nos apretemos el cinturón. Ya lo apretamos nosotros solos. Recuerdo a un compañero que calificó hace tiempo a Moriyón de alumna aventajada de Merkel. Se quedó cortó. La alumna está en disposición de dar clases a la maestra. Solo nos queda esperar que la Alcaldesa no cree escuela en el Ayuntamiento de Gijón, pues hasta ahora únicamente a dos grupos políticos nos ha parecido escandaloso que los dineros municipales se guarden en un cajón.
  • Opinión - Josechu (portada) copia

    Poca vergüenza

    Opinión - Josechu (Faldón)

    Artículo del portavoz del Grupo Municipal Socialista sobre las subvenciones para la rehabilitación de fachadas, publicado hoy en La Nueva España.

    Nunca hubiera pensado que un problema como el causado por la concesión de subvenciones municipales para la rehabilitación de barrios a muchos vecinos y vecinas de Gijón pudiese ser ignorado y hasta ocultado por la Alcaldía de la ciudad, responsable última de dichas ayudas. El enfado de la señora Moriyón y de Fernando Couto les llevó a menospreciar a las víctimas de su gestión e incluso a descalificar a los socialistas afirmando que había que tener “poca vergüenza” por denunciar estos problemas, reclamar que se busquen soluciones y pedir que no se provoquen más daños a otros vecinos y vecinas que tienen pendiente el arreglo de sus edificios.

    ¿Y cuál es el problema? Pues que las ayudas que el Ayuntamiento de Gijón dio para rehabilitar las casas de Francisco Eiriz, en Jove, están provocando que haya personas que ven recortadas sus pensiones por el incremento patrimonial que supone la subvención. También hay casos de personas que se han visto privadas por la misma razón, de la ayuda por tener hijos a su cargo, incluso de la beca de comedor que da el mismo Ayuntamiento de Gijón. Son sólo algunas de las casuísticas que se están produciendo pero hay otras prestaciones sociales, como el subsidio de desempleo (también conocido como “ayuda familiar”) o las pensiones no contributivas que podrían verse reducidas(incluso que podrían perderse) por la misma razón.

    El problema hemos visto que existe, hemos conocido a algunas de las personas que lo padecen y el Ayuntamiento tiene que poner en marcha medidas para corregirlo y para compensar el daño causado. Y no lo decimos sólo los socialistas. Todos los grupos municipales lo han asumido aprobando una resolución que exige al gobierno de FORO que se ponga a trabajar para corregirlo. Para nosotros sería tener poca vergüenza que quienes provocaron esto con su falta de previsión quieran ocultarlo y busquen diluir las reclamaciones de los vecinos y vecinas en medio de la maraña burocrática que tanto les gusta.

    Pero el asunto merece repasar algunos detalles porque hace cerca de un mes que se lo planteamos al gobierno de FORO en una Comisión de Hacienda. Afirmaron desconocer lo que sucedía pero, tras ver testimonios de vecinos, los concejales casquistas quisieron ningunear el problema. Era “cosa de unos pocos”, decía Fernando Couto. Afirmaba con desparpajo el concejal responsable de estas ayudas que eran “casos particulares” sin molestarse siquiera en comprobar que decía la legislación respecto a la repercusión de las subvenciones en las personas que las recibiesen. ¿Acaso no podían revisar la normativa para conocer su contenido? Parece ser que eso no les interesaba.

    El problema, sin embargo, no desaparece porque sea ignorado. A los vecinos de la calle Francisco Eiriz, en Jove, les llegan notificaciones de recortes en sus ingresos por unas subvenciones que se suponía que iban a recibir en 5 años, lo que implicaba que recibiesen entorno a 8.000 euros anualmente para pagar la obra. Pero en el barrio de Inuesa, en Tremañes, el Ayuntamiento decidió que la subvención se iba a repercutir en los vecinos en 1 ó 2 años puesto que la obra iba a ser contratada directamente por el consistorio. Tal decisión implica que las ayudas por vivienda puedan superar los 15.000 € anuales, por encima de muchos de los límites máximos fijados para recibir ciertas prestaciones como la ayuda familiar, el complemento de mínimos que reciben las pensiones más bajas o incluso las pensiones no contributivas.

    ¿Y cuándo sabrán las familias que tienen un recorte en sus ingresos o que los pueden perder? Pues pueden tardar 2 años o más en saberlo como se acredita en las notificaciones recibidas por personas residentes en Francisco Eiriz. ¿No considera usted que algo así tenía que ser analizado por el Ayuntamiento antes de dar ayudas de este tipo? ¿No le parece que, cuando se conoce que tales daños se producen a familias humildes y sin recursos, el gobierno municipal debería de haberse puesto manos a la obra para buscar soluciones? Nosotros creemos que ha faltado previsión en esta gestión y que no han querido asumir su responsabilidad y ponerse inmediatamente a estudiar soluciones queriendo taparlo todo con un manto de vergonzoso silencio.

    Nosotros escuchamos a los vecinos y hablamos con distintas víctimas que han sufrido los problemas antes comentados. También escuchamos a los colectivos que impulsan reformas en otros barrios como Tremañes, Portuarios, Contrueces o Monteana. Y ante la parálisis y el desinterés del equipo de Moriyón, presentamos una proposición cuyo contenido acordamos con todos estos vecinos y vecinas. En la misma solicitamos la elaboración de un informe sobre las consecuencias fiscales y en posibles prestaciones sociales de la concesión de estas ayudas a barrios.Igualmente, pedimos la adaptación de las bases que rigen estas ayudas para evitar o minimizar en lo posible el recorte en pensiones o la pérdida de ayudas sociales que sufren actualmente las y los vecinos. En la misma se fija la obligación municipal de facilitar información clara y completa a cada familia sobre las consecuencias de estas ayudas en su economía familiar. Y termina con dos aspectos que consideramos muy importantes: la concesión de ayudas para quienes han sufrido pérdidas económicas por estos programas del ayuntamiento y la paralización del inicio de nuevas obras en barrios “degradados” en tanto se hace el informe citado y se adaptan las bases de las ayudas de acuerdo con dicho análisis.

    La señora Moriyón y el señor Couto se han equivocado y lo saben. Metieron la pata en los procedimientos seguidos para la concesión de ayudas y volvieron a hacerlo menospreciando el problema de las y los vecinos. Trataron hasta el último minuto de disuadir a estos de que participasen en el Pleno y pretenden evitar que se conozca el problema y sus repercusiones. Aún no han sido capaces de ponerse en el lugar de estas familias y comprender que no hay arreglo de fachada que compense perder su única fuente de ingresos, que no hay ascensor que permita pagar la factura del súper o de la farmacia.

    La realidad de Gijón ha vuelto a caerles encima como un jarro de agua fría. Lo que despreciaron como “casos particulares” se han convertido en un colectivo de afectados que exige que el Ayuntamiento les dé soluciones a un problema creado por el gobierno municipal. Deberían de estar ya manos a la obra aunque, a tenor de su trayectoria, seguramente estarán más concentrados en meterse de nuevo con quienes actuamos como mensajeros de la ciudadanía.

    Los hombres y mujeres que sufren este problema reclamaron soluciones en el Pleno del pasado miércoles 13 de abril. Sería tener muy poca vergüenza si dichas soluciones no se ponen en marcha inmediatamente.

Página 3 de 612345...Última »