• Verdades tras la anulación del PGO.

    Cuidado con las falsas afirmaciones y el afán de confundir a la ciudadanía
    Desde un punto de vista político y ciudadano, que a un ayuntamiento se le anule un plan general de ordenación es una mala noticia, sin paliativos.
    Como Secretario General del PSOE de Gijón, no voy a escurrir el bulto ante este hecho, pero también reivindicaré que el urbanismo democrático gijonés, el que han hecho los socialistas con el apoyo de IU, ha conseguido poner orden y concierto en una ciudad maltratada por el urbanismo depredador y totalmente ilegal ejecutado por una derecha gijonesa, que consintió barbaridades como la del Muro, las caleyas en medio de La Calzada, el chabolismo de El Llano o las islas urbanísticas de Pumarín, Santa Bárbara, Roces o las 1.500. Puestos a recordar, recordemos todo.
    Pero ahora quiero volver a la actualidad, a la anulación del PGO gijonés de 2011. Algunas interpretaciones, fruto en algunos casos de desconocimiento, en otros de ignorancia y en otros de simples ganas de difamar, me animan a recordar algunos hechos para tratar de poner la verdad en su sitio. Lo haré, aún a sabiendas de que por ello seré objeto de nuevas descalificaciones.
    Durante estos días, los pregoneros de FAC se han sentido ebrios de felicidad porque en su estrategia de oposición a la oposición han contado con la munición inesperada de una sentencia que creen que justifica su reescritura de la reciente historia democrática local. Aportaré datos y hechos para desmontar los abundantes lugares comunes de los últimos días.
    En primer lugar, se ha dicho estos días que no hubo participación en la elaboración del PGO de 2011 y que se hizo de espaldas a la ciudadanía. No es que esta afirmación sea falsa, es que es simplemente mentira. Las pruebas siguen en la página web del Ayuntamiento gijonés en https://sedeelectronica.gijon.es/page/9803-aprobacion-definitiva-pgo2011. Las resumo: entre diciembre de 2009 y mayo de 2011 hubo cuatro acuerdos plenarios, una web específica con más de 11.000 visitantes, reuniones con todos los consejos de distrito, con representantes vecinales y sociales, dos periodos de información pública (uno para el documento de prioridades y otro para el documento inicial del PGO) en los que se realizaron más de 3.000 alegaciones, que en buena medida fueron respondidas individualmente. La amplitud de la participación ciudadana es evidente, otra cosa es que se quiera confundir participación con sinónimo de aceptación de todas las pretensiones.
    En segundo lugar, se ha dicho que esta anulación obliga a partir desde cero. Es falso. La sentencia no dice eso. El fallo dice con claridad que obliga a “retrotraer las actuaciones hasta el momento anterior a la aprobación provisional”. Eso no es el punto cero, significa que se han superado pasos importantes de la tramitación. Decir otra cosa es desconocer cómo se tramita un PGO o querer engañar. Con sólo esta sentencia en la mano, partir de cero es una decisión política, no una imposición de esta sentencia.
    En tercer lugar, se ha afirmado que la sentencia significa “manos libres” para hacer cualquier cambio en el planeamiento gijonés. Pero se olvidan de que esa carta blanca la dan los votos en el Pleno, las mayorías; pero no la sentencia. Porque la sentencia no entra en el modelo de ciudad, sólo en la exhibición o no de determinada documentación y su trascendencia en la tramitación del PGO. Pretender llevarla más allá es otra falsedad.
    También ha sido motivo de chanza que se preguntase por los argumentos utilizados en la defensa jurídica del PGO. Algunos hechos que justifican la sospecha. El primero es que hay precedentes de que este equipo de gobierno se allana ante determinados demandantes con los que coincide en el objetivo, y no defiende su posición. En este caso, que hay coincidencia entre gobierno local y demandantes en la anulación del PGO es evidente, lo dice con desparpajo la propia concejala de urbanismo. Así que, mal se defiende aquello en lo que no se cree.
    Lo segundo es el texto de la propia sentencia que afirma que “no se cuestiona” por el ayuntamiento que “los informes sean documentación relacionada con el instrumento u expediente objeto de la misma”. Esto es precisamente lo sorprendente, porque lo que fue objeto de información pública fue el Estudio de Riesgos, que aún se puede encontrar en la web https://sedeelectronica.gijon.es/from/9638/publicacions/show/4848-1-iv-estudio-de-riesgos. Consta de un informe de 74 páginas y cuatro cartografías específicas. El documento objeto de controversia está citado, junto a otros, en las páginas 51 y 52 y figura en la bibliografía del estudio dentro de tres páginas de referencias.
    Algunos pensamos que es ése Estudio de Riesgos lo que constituye la documentación relacionada con el instrumento de planeamiento (el PGO), no su bibliografía. La Corporación anterior entendió que transcribir (es decir, copiar íntegramente) los párrafos relevantes de un estudio elaborado por un tercero y citarlo de acuerdo con los criterios profesionales al uso, era la forma adecuada de proceder. Esa argumentación había sido expuesta con nitidez por parte del ayuntamiento de Gijón en una fase anterior de la tramitación administrativa al responder a los alegantes que sólo se sometía a información pública aquella documentación que era susceptible de modificación como consecuencia de las alegaciones, pero no los estudios de terceros que eran de la exclusiva responsabilidad de sus autores.
    Esa argumentación no se ha trasladado al tribunal, y tendría especial interés conocer su interpretación sobre esta cuestión porque la consecuencia práctica no es baladí: parece que en los planes que se tramiten de ahora en adelante, se debe someter a información pública todos los informes del PGO y también todas las obras, artículos, informes y documentos que aparezcan referenciados en la correspondiente bibliografía… Humildemente, si es así, cualquier PGO se convierte en casi imposible de tramitar.
    Lo que se ha dicho poco, aunque sea lo verdaderamente relevante, es que la sentencia deja en el limbo jurídico a la ordenación del territorio de nuestro municipio actual, y que tratar de gestionar la realidad de 2013 con el planeamiento de 1999 es poco menos que imposible.
    Hasta aquí, creo haber expuesto suficientes razones para interpretar de otra manera las causas y las consecuencias de una sentencia que obliga a volver a tramitar el PGO a partir de la “aprobación provisional”. La verdadera encrucijada actual es elegir ahora el nuevo camino. La sentencia, en la práctica, parece que no constituye un problema insalvable. Por eso algunos consideramos que ahora la prioridad es devolver rápidamente la seguridad jurídica al urbanismo gijonés para abordar a continuación los cambios profundos de planeamiento que democráticamente quiera la mayoría de la corporación.
    Ahora bien, la responsabilidad de esa decisión y de su ejecución corresponde al actual equipo de gobierno. Quizás cuando se le pase la resaca pueda ver las cosas con más nitidez.
    Santiago Martínez Argüelles
    Secretario General del PSOE de Gijón
  • La opción más responsable después de la anulación del PGO.

    Lo importante ahora es devolver con urgencia la seguridad jurídica al urbanismo gijonés
    Se puede caer dos veces, aunque no se tropiece en la misma piedra. Se ha anulado dos veces el PGO de Gijón. Las razones son distintas, pero el resultado es el mismo. Todas las precauciones jurídicas y formales que se tomaron para cumplir escrupulosamente las múltiples formalidades exigidas, y no volver a caer en el defecto formal, no fueron suficientes.
    Quienes se involucraron en la redacción del documento sabían que su trabajo sería escrutado incluso más minuciosamente que los anteriores, por eso valoraron meticulosamente cada paso en el procedimiento para que el PGO gijonés no volviera rechazado por un defecto formal. Pero no bastó.
    Quizás se deba reflexionar si algo más profundo está pasando en Asturias para que tantos PGO tengan tantas dificultades para tramitarse. No es creíble que la única explicación sea el empeño en hacer las cosas mal de los políticos y la torpeza e ignorancia de los amplios equipos de profesionales (arquitectos, aparejadores, ingenieros, abogados, economistas, geógrafos…) que participan en su elaboración. Es obvio que nadie se la juega profesionalmente en asuntos de esta enjundia.
    Pero el hecho cierto e incontrovertible es que Gijón está sin PGO. Las consecuencias son negativas para todos, porque un PGO no solo concierne a los propietarios de suelo residencial, afecta a cosas tan dispares como la instalación de un invernadero, la apertura de un taller o la ubicación de una depuradora, pero también a las calles, al saneamiento o a las zonas verdes con las que contamos.
    El urbanismo gijonés queda en una extraña situación jurídica que debe resolverse con toda la urgencia que se pueda. Después del disgusto inicial para unos y el festejo que no pudieron disimular otros, llega el momento de preguntarse: ¿qué hacemos ahora? Y la respuesta requiere serenidad, prudencia y tanto consenso como sea posible.
    Una opción es no hacer nada, pero tiene consecuencias nefastas. Porque tratar de regular la realidad de 2013 con la norma de 1999 es labor casi imposible. Creará inseguridad jurídica y situaciones paradójicas que son ahora mismo inimaginables; pero es que, respecto a hace tres lustros, ni la realidad física es la misma (urbanizaciones e infraestructuras), ni la legal (la ley del suelo es diferente), ni las necesidades ni las expectativas de la sociedad. Para tranquilidad de todos urge tener una base legal estable y adaptada a nuestra realidad cuanto antes. La seguridad jurídica es imprescindible y urgente.
    Tampoco parece una opción responsable trasladar la solución a la próxima Corporación, porque instalar a Gijón en un estado de excepcionalidad urbanística cuyo horizonte de solución se sitúe más allá de 2015 es fuente de más incertidumbre. Nadie puede prever si la próxima Corporación va aceptar sin más los trabajos o las prioridades urbanísticas de la actual. La Corporación de 2015 no tiene por qué recibir en herencia la espada de Damocles de seguir manteniendo otros dos o tres años una situación de aberrante inseguridad jurídica, derivada de la vigencia de un planeamiento de 1999 que nada tiene que ver con la realidad.
    Existe otra opción que es la promovida por el PSOE en este momento: Gijón tiene que tener un PGO actualizado y en vigor cuanto antes. A partir de aquí existen diferentes variantes. Pendientes de la aclaración de sentencia pedida, la alternativa más inmediata y corta en el tiempo es sanar las deficiencias jurídicas del plan de 2011 y consolidarlo, sin perjuicio de otras reformas más profundas que quiera plantear democráticamente el actual Pleno municipal, pero que se tramitarían sobre una base jurídica cierta y con el calendario que ha esbozado el gobierno local.
    Claro que también serían posibles otras alternativas, pero para ser eficaces deberían contener el compromiso explicito de cerrar el asunto en el mandato de esta Corporación. Que se puede hacer un PGO en 24 meses está demostrado. Otra cosa es que nadie quiera comprometerse a firmar algo cuya tramitación es tan compleja e incierta que cualquier tribunal pueda desautorizar.
    Que la anulación de la sentencia ha sido como un tsunami, no cabe duda. Retiradas las aguas, queda la necesidad de reconstrucción. Hay que elegir por dónde empezamos y no se puede esperar mucho más.
    Santiago Martínez Argüelles
    Secretario General del PSOE de Gijón
  • En nombre de la incompetencia.

    Este viernes el pleno votará los presupuestos presentados por FAC para el año 2013. Por segundo año consecutivo fuera de plazo, y por segundo año en medio de un espectáculo poco edificante.

     Y es que desde la vuelta de Álvarez Cascos a la política, la derecha asturiana representa su particular baile de máscaras, en el que una serie de personajes se dedican a dar vueltas y vueltas en torno a la urna electoral, ocultos curiosamente todos bajo el mismo disfraz: el de la derecha más personalista y cainita de las que aún campan por España.

     Pero abstraigámonos del decorado, dejemos al PP regional deshojando esa particular margarita de intereses, rencillas y congresos y vayamos a los números. Analicemos las cuentas de ingresos y gastos para intentar responder a una pregunta ¿A qué intereses o planteamientos políticos sirve este presupuesto? ¿En nombre de quién o de qué se presenta?

     Digamos para empezar que éste no es un presupuesto técnico, desde luego no se presenta en nombre de la estabilidad ni de la eficiencia económica. Ningún gestor que se precie presentaría en tiempos de crisis un presupuesto que incumple la ley de Estabilidad Presupuestaria, multiplicando por tres el crecimiento del gasto autorizado por el Estado. Pocas mejoras de gestión hay en un presupuesto que aumenta los gastos de personal a pesar de los sacrificios laborales impuestos desde Madrid a los funcionarios. O que sólo es capaz de cuadrar las cuentas de algunas empresas municipales subiendo considerablemente las tarifas a los usuarios.

     Desde luego no es tampoco el presupuesto de la izquierda. Los recortes en los programas de empleo, en cooperación internacional, o el menor dinero disponible para programas de ayuda al alquiler, muestran claramente que, por mucho que se haya querido disfrazar, este no es precisamente un presupuesto comprometido con los más necesitados.

     Pero lo verdaderamente asombroso es comprobar que este no es tampoco un presupuesto de derechas, o al menos no responde a nada de lo que la derecha ha venido reclamando como señas de identidad a lo largo de los últimos años. ¿O acaso puede ser de derechas un presupuesto que en tiempos de crisis aumenta los impuestos a los ciudadanos para financiar un incremento de sus gastos corrientes? Y es que ni siquiera Rajoy, con todos sus incumplimientos electorales se ha atrevido a tanto, y aunque ha subido los impuestos ha recortado también los gastos, en línea con una política económica que, aunque equivocada, le permite al menos seguir justificándose en la necesaria reducción del déficit.

     El viernes se votará por tanto un presupuesto incoherente, que baja el precio del golf o el hípico municipal para subir el  billete del autobús. Que aumenta considerablemente impuestos como el IBI, para reducir el gasto en programas de empleo. En el que crece el gasto corriente y de personal a pesar de que los empleados municipales trabajarán cada uno más de cien horas más al año. Un presupuesto en que no responde a ninguna lógica ni ideología, ni representa los intereses legítimos de nadie, en definitiva, un presupuesto que se presenta, básicamente, en nombre de la incompetencia.

    Angel Calvo Cuesta

    Vicesecretario General del PSOE de Gijón

  • Carta abierta al Sr. Couto sobre la EMA

    Sr. Couto:

    Hace unos días miembros del PP dieron una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Gijón en la que aludiendo a una supuesta auditoría realizada en la Empresa Municipal de Aguas (EMA), dieron a conocer a los ciudadanos un montón de datos realmente escandalosos.
    Permítame Sr. Couto que como presidente que es de la empresa le haga algunas preguntas: ¿Son ciertas las afirmaciones de los concejales del PP? ¿Y si son ciertas todas o parte de sus afirmaciones por qué son ellos los que las dan a conocer y no lo ha hecho usted? ¿Cómo es que se dan a conocer un año y medio después de su llegada a la presidencia de la empresa y no a los tres, cuatro, seis meses, inmediatamente que usted tuvo conocimiento de ellas? ¿Cómo es que no ha ido corriendo con el informe a fiscalía para que actúe de forma inmediata? Nosotros los socialistas le exigimos que lo haga. Si los datos que el PP ha vociferado a los cuatro vientos son ciertos debe hacerlo. Nos sorprende que usted como responsable último tarde un año y medio en actuar ante hechos tan graves. Si es así, no es usted la persona adecuada para presidir esa empresa y debe dimitir.
    Pero usted y yo sabemos que esos datos son falsos: exageraciones, afirmaciones sacadas de contexto, interpretaciones interesadas…, se están manejando con extraños y oscuros objetivos que desconozco si usted comparte. La EMA es una pequeña joya muy deseada por los grandes tiburones empresariales. En estos tiempos de crisis invertir en agua es una de las pocas inversiones que no causan dudas.
    Por cierto, ¿conoce usted la ley de protección de datos?, ¿la conocen los consejeros de la empresa?, ¿sabe usted de la responsabilidad civil e incluso penal que ustedes asumen en una sociedad anónima? Le recuerdo que los propietarios de esta empresa somos todos los gijoneses. El uso de información interna está limitado, pero si encima se utiliza falseándola y con el fin de devaluar el valor de la empresa, con fines que usted y yo solo podemos presuponer, las responsabilidades pueden ser graves. Le recuerdo que es el presidente y tiene la máxima responsabilidad en todos los sentidos. Debe salir a aclarar cualquier información que sirva para minorizar y dañar el valor de la empresa que preside. Debe incluso valorar si las declaraciones hechas por los miembros del PP pueden ser motivo de actuaciones judiciales.
    Sr. Couto preside usted una empresa modélica, eficiente, con prestigio, modernizada, con unos equipos de personas que combinan juventud y experiencia, con unos técnicos y trabajadores excelentes. Tiene usted la obligación de defenderlos a todos ellos y a la propiedad, que le recuerdo, de nuevo, es de todos los gijoneses. Como ve el PP no esconde sus deseos y este último fin de semana hablaba de la privatización de las empresas. Actuación de manual, primero se devalúa la empresa, luego se habla de mejorar la gestión para, más tarde, proponer la entrada de dinero privado en las empresas públicas.
    Las empresas públicas gijonesas no necesitan de inversores privados, si éstos existen que hagan sus inversiones en empresas que creen puestos de trabajo, por ejemplo en Suzuki, y no en apropiarse de los bienes de los gijoneses.
    De todas formas aún tengo algunas preguntas más que hacerle: ¿Es cierto que ese informe del que se habla ha sido contratado a dedo? ¿Sin ningún tipo de procedimiento, ni cláusulas administrativas ni técnicas? ¿Es cierto que, como se comenta en sus aledaños, el documento entregado al PP es un documento retocado? Primero hay un informe en el que se incluyen unas pocas propuestas de mejora, que ahora tras el cese del gerente sufre variaciones. ¿Es esto cierto? Seguro que no. Vamos a creer que no. Pero, en todo caso, si no es así, le repito ¿qué ha hecho usted durante este año y medio? ¿Es cierto que ha pagado usted por él 50.000 €? ¿Le ha costado eso o más? ¿Se ha pagado en un solo pago o en varios? Le recuerdo que las empresas públicas del Ayuntamiento de Gijón realizan todos los años una auditoría en donde queda reflejada claramente la situación de la empresa, y le recuerdo, asimismo, que en el Consejo de Administración estaban presentes la Intervención y la Secretaria General Municipal, además de todos los partidos políticos con representación municipal, algo que no sucede desde su llegada al gobierno municipal, dejando a los partidos de izquierda fuera del Consejo. Son decisiones que esconden propósitos no demasiados claros.
    Sr. Couto permítame que le informe sobre la empresa que preside. Es posible que lo necesite. Es usted una persona con muchas competencias municipales a las que dedica el tiempo que puede, que como lo comparte con sus ocupaciones de carácter personal resulta poco. En Gijón trabajar para los ciudadanos exige las veinticuatro horas del día. La EMA tenía cuando los socialistas dejamos el gobierno un índice de cobros por encima del 98 %. Usted que es empresario me podrá decir cuántas empresas están en esos niveles de cobro en estos tiempos. Por cierto que me comentan que ahora después de un año y medio con su presidencia esta ratio ha bajado del 97%. ¿Cómo quiere que valore esto? ¿Como un crecimiento del 50 % en impagados o que a pesar de la crisis solo ha bajado un punto? Por cierto debería usted explicarle al PP la diferencia entre una cuenta abierta con pagos pendientes y lo que son impagados. Como usted bien sabe la EMA cobra siempre y cuando no, corta el agua. Es cierto que existen algunos litigios con algunas empresas, no muchos. Recuerdo como importante uno con la Térmica de Aboño. Mire hay tiene una posible decisión política: esperar la decisión judicial o cortar el agua a la Térmica. Usted decide.
    En relación a los pagos de las instituciones públicas nunca ha habido problemas. Puede haber algún retraso en algún momento del año, debido a los procedimientos administrativos internos del Principado e incluso al propio Ayuntamiento de Gijón, pero siempre se cobraba o se cobra. Fíjese cuando se le traspasó la empresa ésta tenía más de 8 millones de euros, recién recibidos los últimos pagos de la Junta de Saneamiento. Por cierto ¿en el año de gobierno de FAC en el Principado se han cumplido con los pagos o como en tantas otras cosas el Sr. Cascos se olvidó de Gijón?
    Ha proclamado usted a bombo y platillo su enorme capacidad de gestión al descubrir que el anterior Consejo de Administración de la EMA había tomado la decisión de comprar por un millón de euros un bajo de 500 m2. (Por cierto otra vez falseando los datos: el local es de más de 800 metros y el precio menor de un millón de euros). Parece que usted ha decidido rescindir el contrato de compra en base a criterios empresariales ¿? Permítame que dude de su discernimiento empresarial, salvo que usted tenga clara la recuperación de los 300.000 € adelantados, lo que ha hecho es regalarle ese dinero al constructor. Podía usted haber renegociado la compra, intentando adaptarla a la nueva situación del mercado inmobiliario, pero no, como para usted una inversión de carácter público es un grave error político encuentra más lógico el regalo de dinero público. No me imagino que usted tome decisiones como éstas en la gestión de sus propias empresas.
    El criterio político de siempre es que la EMA invierta en Gijón todo lo que gana. Esta capacidad inversora se ha mantenido a lo largo de muchos años (entre diez y quince millones de euros al año), a pesar de tener los precios del agua entre los más bajos del país (por cierto la comparativa con Oviedo, el ejemplo de gestión del agua del PP, es un buen ejemplo) Aún así desde 2004 a 2011 el consumo de agua en Gijón se redujo, bajando de 224 litros a los 156 litros por habitante y día. Pero la empresa tiene muchos otros elementos del valor añadido como es el tamaño de la red (no existen ciudades en España del tamaño de Gijón con una red de agua de más de 1100 Km. y una red de saneamiento cercana a los 1000 Km.). Una red que es además joven y con pérdidas por debajo del 10 %, cuando en el resto de España la media sobre pasa el 20 %.
    El éxito de la empresa se ha combinado con un crecimiento moderado y muy controlado de la plantilla de la empresa: 155 personas encargadas del abastecimiento y saneamiento del concejo, del saneamiento de Carreño, del abastecimiento de zonas de Villaviciosa. Solo desde el desconocimiento de la empresa se puede hablar de la privatización como un elemento que traerá la modernización de las empresas públicas gijonesas. La EMA es una empresa puntera en su sector, un buen ejemplo para que otros municipios modernicen sus sistemas de tratamiento y gestión del ciclo completo del agua.
    Podríamos seguir relatando datos que dibujan una empresa líder, con los medios técnicos adecuados, con recursos humanos muy cualificados y con un prestigio dentro y fuera de la ciudad ganado gracias al buen trabajo realizado y que hay que conservar con el máximo rigor. Pero debo acabar y quiero hacerlo como empecé, con preguntas. Una pregunta que usted debería respondernos a todos los gijoneses: ¿va usted actuar como presidente de la empresa y aclarar los comentarios hechos por el PP, así como su posición en relación a la posible privatización o esconderse en la indeterminación como hace habitualmente?
    Finalmente, déjeme que le recuerde que los puestos políticos son temporales, así que ¿cómo cree que deberían actuar sus sucesores, contratando un informe de gestión a dedo y a medida de sus intereses, o realizando una auditoría de gestión seria? Gracias por su tiempo.

    Angel Calvo Cuesta

    Vicesecretario General del PSOE de Gijón

  • angelcalvo

    Con la ciudadanía: Para qué Gijón no se pare.

    Los socialistas de Gijón entendemos a nuestro partido como una “herramienta de transformación social”. Aspiramos a ser una herramienta al servicio de todas las personas, de todos los ciudadanos, que entienden lo público como un medio para asegurar el acceso de la mayoría a los derechos fundamentales y para facilitar una construcción social asentada en los valores de la equidad y la libertad.

    Desde este planteamiento es desde los que surge nuestro compromiso con Gijón, desde el que hemos iniciado la elaboración de un contrato social con Gijón.

    Los gijoneses hemos construido una ciudad muy hermosa, ejemplarizante en muchos de sus aspectos, que durante años ha liderado las listas de ciudades de nuestro país con sus proyectos culturales, de educación, medioambientales, urbanísticos, de empleo, transparencia… Necesitamos conservar y mejorar este modelo de ciudad, el modelo Gijón, y para ello nosotros los socialistas hemos iniciado un trabajo de reuniones, debates, análisis con personas, grupos, agentes sociales, asociaciones, con todos aquéllos que quieran trabajar con nosotros, un ejercicio de captación de las demandas y las opiniones de la ciudadanía.

    Sabemos que son tiempos difíciles, pero la buena gestión económica de los últimos gobiernos socialistas en Gijón debería servir para poder ayudar desde el Ayuntamiento a que muchas familias puedan enfrentar la crisis con más posibilidades. Es tiempo de muchos pocos pero no puede ser tiempo de inacción y dejadez municipal.

    Y esta afirmación que parece demasiado obvia, no lo es tal, si nos damos cuenta de que el gobierno municipal de FAC en estos últimos dos años ha preferido eludir sus responsabilidades buscando culpables en lugar de generar propuestas y proyectos. Hace más el papel de la oposición que del gobierno. No gobierna. No toma decisiones. Se ha instalado en el papel de oposición de la oposición. El presupuesto que se aprobará para este 2013 no nos ofrece pistas de que esto vaya a cambiar. El populismo y la inoperancia son dos elementos que solo nos pueden hacer presagiar otro año más perdido para Gijón.

    La derecha está más que nunca perdida en sus muchos problemas de odios y enfrentamientos internos y solo es capaz de unirse si el objetivo es borrar los treinta y tres años de gobiernos democráticos. No aportan ninguna propuesta que ayude a salir de esta crisis. Incluso resultan incapaces para asumir las muchas que el Grupo Municipal Socialista está haciendo con el objetivo de que la ciudad siga creciendo. Propuestas que seguiremos haciendo. Es nuestra obligación proponer las ideas y las realizaciones que Gijón necesita.

    El PSOE es el partido de la sociedad del bienestar, el que ha sido capaz de equilibrar los problemas territoriales, el partido de lo social… En estos tiempos tan duros, con una derecha cruel e injusta, tenemos la obligación de actuar sobre la sociedad con el objetivo de recuperar el camino del crecimiento y el equilibrio perdidos.

    Con este objetivo es con el que hemos puesto en marcha nuestro proyecto de “un nuevo contrato social para Gijón”, con el objetivo de elaborar un gran compromiso social que sea la base de nuestras propuestas en el 2015.

    La metodología es sencillas: en estos dos próximos años mantendremos reuniones de trabajo con todo tipo de asociaciones ciudadanas, hasta y como mínimo tres reuniones. Una primera de información de lo que pretendemos. Una segunda para escuchar propuestas y la tercera para analizar cuáles de estas propuestas creemos que será posible realizar. Se abre un tiempo en el que ningún esfuerzo, ninguna idea, ninguna aportación útil caerá en saco roto. Os proponemos compromiso. De ahí el concepto contrato social: aquellas ideas o propuestas que concertemos serán llevadas a cabo por el próximo gobierno municipal si los socialistas participamos en él y defendidas si los gijoneses entienden que tenemos que seguir en la oposición.

    Os proponemos algo muy simple, que repaséis con nosotros el estado actual de nuestra ciudad y que desde un análisis sencillo y objetivo elaboremos entre todos un gran proyecto para que Gijón no se pare. Os proponemos pensar Gijón.

Página 9 de 9« Primera...56789