• Opinión - César (portada)

    El enredo de Aparicio

    http://psoegijon.es/el-enredo-de-aparicio/
    • Artículo del concejal del PSOE, César González, publicado hoy en La Nueva España

    Han pasado tres meses y medio desde que el Pleno municipal aprobara por unanimidad la creación de una Comisión no permanente por el caso ‘Enredadera’. Como es bien sabido, esta Comisión pretendía ser una herramienta que permitiera recabar información sobre las posibles vinculaciones del Ayuntamiento de Gijón con esta trama de corrupción.

    Lo cierto es que, después de siete reuniones y más de una veintena de comparecientes, pocas conclusiones podemos sacar y la utilidad de la Comisión ha sido escasa, ya que el gobierno de FORO no ha tenido mucho interés en aclararnos cuestiones un tanto opacas. Tal es así, que hemos tenido que esperar quince semanas para conocer que el señor Aparicio, presidente de esta Comisión y responsable de una de las concejalías que contrató con una de las empresas de la trama, se había reunido con Ángel Luis García Martín, alias ‘Patatero’, uno de los empresarios más relevantes de ‘Enredadera’.

    La sorpresa saltó en la última reunión de la Comisión, que tuvo lugar el pasado jueves, y fue el propio señor Aparicio el que explicó, así como quien no quiere la cosa y como un detalle sin importancia, que revisando su agenda se había dado cuenta de que sí, que había recibido al ‘Patatero’. Parece ser que este empresario estaba muy interesado en presentar unas tablets al máximo responsable de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, y que insistió tanto que fue recibido por el edil. Y vaya, pelillos a la mar, no pasó nada porque estos productos tecnológicos no encajaban con los parámetros técnicos que se utilizan en la Policía Local. Menos mal.

    Cualquiera podrá imaginar la cara que se te queda cuando uno escucha una confesión así. Vaya por delante que de una reunión con unos empresarios nadie puede concluir que exista ningún chanchullo ni corruptela, pero alguien tendrá que explicar por qué hemos tenido que esperar casi cuatro meses para saber del encuentro entre el “Patatero” y el señor Aparicio.

    Escama un poco que al concejal más locuaz del equipo de gobierno, y probablemente de toda la Corporación, se le haya olvidado contarnos este insignificante detalle cuando la propia Alcaldesa lleva cuatro meses asegurando por activa y pasiva que iba a existir la máxima transparencia en todo lo relativo a este asunto, y, detalle no menor, la persona en la que delegó la presidencia de la Comisión no permanente fue precisamente el propio Aparicio. Del mismo modo, nadie se puede creer que, después de pedir (según ella mismo contó en el Pleno extraordinario) 11 informes a distintos servicios municipales, no preguntara a sus concejales y concejalas si habían tenido alguna reunión o contacto con los cabecillas de la trama. La otra opción, que no hubiera interrogado a su equipo, es peor.

    Y así han finalizado las comparecencias en una Comisión que tampoco ha servido para desvelar cómo la trama accedió al teléfono del Director Económico del Ayuntamiento ni por qué llegaron a afirmar que “iban a entrar a saco en Gijón”. Si nos tomamos el asunto con filosofía, podemos llegar al principio socrático de que “solo sé que no sé nada”. Menudo enredo.

    Share

Comments are closed.