• bego2-300x253

    Gijón no debe renunciar a ser la ciudad con mayor población y más industrial de Asturias

    http://psoegijon.es/gijon-no-debe-renunciar-a-ser-la-ciudad-con-mayor-poblacion-y-mas-industrial-de-asturias/

    bego

    • La próxima semana, los consejos de distrito conocerán el cuestionario urbanístico elaborado por Foro y con el que Foro trata de ocultar su negativa a cumplir los acuerdos mayoritarios del pleno en materia de urbanismo.
    • No hay ninguna relación entre el proceso planteado en Gijón con el de participación ciudadana realizado por el Ayuntamiento de Bilbao. En Bilbao se ha planificado un proceso de dos años “de carácter deliberativo” y “dirigido a alcanzar consensos amplios”. En Gijón, se ha redactado un cuestionario de respuesta individual que debe ser respondido en un plazo máximo de 4 semanas.
    • El cuestionario realizado por el gobierno municipal carece de rigor y de objetividad, y está dirigido a la obtención de determinadas respuestas mayoritarias.
    • La decisión de Foro, no avalada por ningún grupo municipal, de revisar íntegramente el PGO, provocará una paralización de las inversiones en la ciudad durante los próximos tres o cuatro años.

    La próxima semana tendrá lugar la presentación en los consejos de distrito de la ciudad del cuestionario elaborado por el gobierno de Foro sobre el urbanismo municipal. Foro, contra el criterio del resto de los grupos municipales, se mantiene firme en dos objetivos que son inaceptables.

    El primero consiste en que la ciudad renuncie a resolver los problemas que plantea la anulación del PGO hoy, desplazando esas soluciones a dentro de 3 ó 4 años. Esta decisión, que no ha sido sometida a ningún proceso consultivo, ya ha sido adoptada y con ella se perjudica gravemente la posibilidad de realización de inversiones en la ciudad durante los próximos años. Con el segundo pretenden convencernos de que un gobierno que se niega a cumplir acuerdos mayoritarios del pleno puede ser considerado un gobierno democrático.

    El pleno municipal aprobó en diciembre una proposición presentada por el PSOE, con el único voto en contra de Foro: volver a tramitar y a aprobar todos los ámbitos no litigiosos del PGO de 2011. Esto permitiría, en un plazo breve, recuperar parcialmente la normalidad urbanística. Hecho esto, podría abordarse, tal como pretende el gobierno municipal, una revisión integral del plan y, en ese contexto, cabrían procesos de participación ciudadana realistas, contando con los tiempos, los procedimientos y el apoyo técnico necesario.

    Los procesos de participación democrática son imprescindibles para enriquecer y legitimar la adopción de acuerdos democráticos de las instituciones, pero en Gijón el gobierno municipal se ha negado a cumplir tres veces acuerdos mayoritarios del pleno, y la Alcaldesa ha suspendido un pleno extraordinario convocado, de acuerdo con el reglamento, por los concejales. Por ello, la realización de una consulta popular, sin carácter vinculante, no convierte a Foro en un partido de talante democrático.

    La calidad democrática de Foro sólo puede medirse por su acatamiento de las resoluciones plenarias y éste, hasta ahora, ha sido nulo.

     

    Foro ha elegido el modelo adoptado por la ciudad del Bilbao y lo presenta como idóneo para Gijón, pero no lo es.

    No lo es porque, teniendo el plan general en vigor, Bilbao ha puesto en marcha un proceso de participación ciudadana de dos años de duración, caracterizado, según consta en los documentos que han sido publicados por el Ayuntamiento de Bilbao, “por una metodología deliberativa, pensada para alcanzar consensos amplios”. Un proceso en el que la ciudadanía cuenta con un potente soporte técnico que permite “argumentar pros y contras y construir formulaciones de consenso, tanto en internet como en papel, y de forma presencial”.

    Sin embargo en Gijón, contaremos con algo más de un mes para contestar, de manera individual,  a un cuestionario elaborado, sin consenso, por el gobierno de Foro en Gijón.

    Tampoco es la ciudad idónea para reflejarnos, porque Bilbao, con 40 km2 de superficie y 350.000 habitantes, ha perdido desde 1980, 80.000 habitantes. Además, por su ubicación, en los márgenes de la Ría del Nervión, y entre laderas, es una ciudad “fuertemente consolidada, con una disponibilidad limitada suelo para nuevas actuaciones (….) Bilbao no tiene condiciones para orientar su futuro desarrollo urbano hacia la expansión residencial o la creación de nuevos barrios” (Octubre, 2012, Universidad del País Vasco, resumen ejecutivo del prediagnóstico del PGOU de Bilbao).

    Gijón, con algo más de 280.000 habitantes, tiene una superficie de 185.000 km2, y no debe renunciar, como parece sugerir Foro, a ser la ciudad con mayor población de Asturias, ni a seguir combinando su vocación industrial, con el crecimiento del turismo, los servicios y la innovación.

    Por ello, a través del PGO, tiene que generar reservas de suelo para vivienda, que mantiene, a pesar de la crisis, precios muy altos en nuestra ciudad. No sólo eso. También debe reservar suelo para el crecimiento industrial, para consolidar el modelo descentralizado de organización de los servicios municipales, y para seguir generando espacios públicos de calidad.

     

    Un cuestionario dirigido

    Foro va a proponer a la ciudadanía gijonesa un cuestionario que no supera un examen mínimamente riguroso. En él, de manera implícita, se deslizan planteamientos de hondo y preocupante calado: la renuncia a seguir mejorando los servicios públicos de la ciudad, la transformación de suelos industriales (véase el suelo de Naval Gijón) en suelos de uso residencial, la “densificación” del casco urbano, la rebaja del nivel del protección de los edificios catalogados de la ciudad, la mentira de que la demanda de vivienda de los próximos años puede cubrirse con las viviendas que queden vacías por fallecimiento de sus titulares.

    Un cuestionario dirigido, con el que Foro, sin ninguna participación fuera de su propio grupo político, redactará unas conclusiones a su medida, que no serán sometidas a contraste político, ni ciudadano, ni profesional. Un fraude. Y una esperpéntica maniobra para que nos olvidemos de que Gijón, en realidad, va a estar durante los próximos años, sin planeamiento urbano.

     

Comments are closed.