• Lucía y el P.G.

    http://psoegijon.es/lucia-y-el-p-g/

    En una entrevista realizada en El Comercio del 2 de junio de 2011, pocos días antes de ser nombrada concejala de urbanismo del Ayuntamiento de Gijón, Lucía García Serrano decía: “en el programa de FAC manifestamos nuestra intención de que bajo ningún concepto queremos colaborar a parar la actividad económica del sector de la construcción… Sería muy irresponsable paralizarlo y empezar de nuevo, con lo que ello supone. Si hay temas con los que no estamos de acuerdo, como los relacionados con la zona rural, trataremos de retomarlos…”

    Son declaraciones con una cierta sensatez que contrastan con las actuaciones y declaraciones de estos tiempos. ¿Qué existe detrás de este ataque frontal contra el PGO, que pone contra las cuerdas a un montón de empresas de la construcción gijonesas y podría suponerle un coste económico (quiebra dicen algunos) importantísimo al Ayuntamiento de Gijón? ¿Todo esto a cambio de qué?

    Una gestión con sentido común de los problemas judiciales ya surgidos, o que pudiesen surgir en el futuro, puede llevarnos a dar con una respuesta sensata, consensuada por todos los grupos políticos municipales, que aporte al Ayuntamiento de Gijón seguridad jurídica. Incluso esta respuesta puede perfectamente abrir la posibilidad de modificar el Plan General actual y adaptarlo a los nuevos momentos de crisis económica.

    No creemos en actuaciones “inocentes” cuando se trata de FAC. Ya lo hemos visto en su gestión del proyecto de restauración de fachadas y esperemos que esta nueva postura no oculte “extraños intereses” Pero la responsabilidad no es solo de FAC, también la tiene el PP. Con su dejar pasar, terminan siendo los certificadores finales y colaboradores necesarios de la ineptitud de FAC.

    En fin es preciso recordarles a todos, y más concretamente a la concejala de urbanismo y a la señora alcaldesa, que un grave “error” de gestión del PGO, estando como están reiteradamente avisadas, supone, supondrá, responsabilidades. Graves responsabilidades individuales si sus intereses de grupo político perjudican gravemente el bien común.

Comments are closed.