• Opinión - César (portada)

    Mentiras de piernas cortas

    http://psoegijon.es/mentiras-de-piernas-cortas/

    Artículo del concejal socialista César González, publicado hoy en La Nueva España

    Que un representante público utilice con bastante asiduidad la mentira, la exageración y, en el mejor de los casos, las medias verdades es absolutamente reprobable. Pero que además se sirva del engaño para dar lecciones de ética y responsabilidad política es un ejercicio de cinismo que durante estas semanas se ha practicado desde el equipo de gobierno a cuenta de la playa de San Lorenzo.

    Es cierto que el máximo responsable de la seguridad ciudadana nos tiene acostumbrados a sus habituales exabruptos y no nos ha fallado en las últimas semanas. Juró y perjuró que no había restos fecales en el arenal gijonés. Afirmó en Comisión municipal que el colector de La Camocha no tenía ningún problema de capacidad. Mantuvo durante varios días que las precipitaciones registradas en Gijón a finales de mayo y principios de junio, eran absolutamente normales, para decir luego lo contrario.

    Cada maestrillo tiene su librillo y sabíamos que el Sr. Aparicio hacía méritos como alumno aventajado de su jefe de filas, el Sr. Cascos, aplicando el “sostenella y no enmendalla” hasta las últimas consecuencias. Nos sorprende más que a esa carrera meritoria se haya incorporado la Sra. Braña con respuestas carentes de verdad y que curiosamente poco tienen que ver con los argumentos explicados públicamente por el gerente de la Empresa Municipal de Aguas (EMA), empresa que ella misma preside desde mayo de 2016. Porque, a la vez que ella hablaba de una falta de planificación heredada, su gerente explicaba la existencia de un estudio encargado por el último gobierno socialista a la Universidad de La Coruña donde, ya en 2011, donde se dimensionaba un gran colector en la cuenca Este de Gijón y un tanque de tormentas en el entorno de El Molinón. Porque mientras la Sra. Braña echaba balones fuera, el gerente de la EMA detallaba los problemas en la tramitación de la obra del pozo de tormentas de Hermanos Castro, explicando cómo nada más llegar a la EMA tuvo que parar y reformular los pliegos de contratación elaborados por la anterior dirección forista,  5 años después de la primera intentona. Memoria frágil la de la concejala.

    Mentira, tras mentira. Engaño, tras engaño. Cuento, tras cuento. Y para cuentos voy a recomendarles uno a los concejales casquistas: Las aventuras de Pinocho. Concretamente esa parte donde el títere de madera le pregunta al Hada (casualmente azul): “¿Y cómo sabes que he dicho mentiras?”. Y ella le responde: “Las mentiras, hijo mío, se conocen en seguida, porque las hay de dos clases: las mentiras que tienen las piernas cortas, y las que tienen la nariz larga. Las tuyas, por lo visto, son de las que tienen la nariz larga”. Me atrevo a decir que las de Foro Asturias son de piernas cortas.

    Share

Comments are closed.