Navigation

LOS ORÍGENES

pablo_iglesias

LA MÁS QUE CENTENARIA HISTORIA SOCIALISTA DE LA QUE NOS SENTIMOS MUY ORGULLOSOS PRENDE EN ASTURIAS A TRAVÉS DE SOCIEDADES OBRERAS, PRIMERO EN GIJÓN Y DESPUÉS EN LAS CUENCAS, EN OVIEDO, AVILÉS…

 
 
El Partido Socialista Obrero Español se fundó en la clandestinidad el 2 de mayo de 1879, en el transcurso de una comida de fraternidad en la taberna Casa Labra, situada en la madrileña calle de Tetuán. Asistieron veinticinco personas, en su mayoría tipógrafos (15) liderados por Pablo Iglesias, a los que acompañaban cuatro médicos, un doctor en ciencias, dos joyeros, un marmolista y un zapatero.

Eran los años de la Restauración en los que España a trancas y barrancas se subía al tren de la industrialización. Los pueblos y las zonas rurales comenzaban su éxodo hacia las grandes ciudades al calor de las grandes fábricas, las industrias mineras, las actividades relacionadas con el mar de los grandes puertos y los polos económicos.

Las condiciones de vida eran muy duras, la mayor parte de la población carecía de educación, los trabajadores no tenían derechos, recibían muy bajos ingresos, no existían redes sanitarias ni sociales que garantizasen una mínima igualdad de oportunidades para los hombres y mujeres de escasos recursos.

Al calor de las primeras organizaciones obreras internacionalistas se crea en España el PSOE como una organización de clase para la defensa de los derechos de los trabajadores (que más tarde contarían con la Unión General de Trabajadores fundada en 1888) en la búsqueda de una sociedad más justa, libre y solidaria, en la que la igualdad de oportunidades fuese real, luchando contra cualquier tipo de discriminación o explotación.

Gijón y Asturias no eran ajenos a esa realidad. La actividad minera en las cuencas, las grandes fábricas metalúrgicas, los puertos de Gijón, Avilés y Muros del Nalón conformaban una punta de lanza de la actividad económica del país en la que una burguesía floreciente complementada con capitales extranjeros exprimía los recursos naturales y humanos de la región mientras la mayoría obrera se dejaba la piel, a menudo la vida, en los tajos, los pozos, los hornos altos, el ferrocarril, la estiba portuaria.

En ese contexto, el socialismo prende en la región con la constitución de la Agrupación Socialista de Gijón el 4 de diciembre de 1891, tal y como recoge El Socialista, periódico oficial del Partido, en el número 300 de aquel año. Le seguirían Oviedo, Mieres, Sama, Turón, Trubia, Avilés… hasta catorce agrupaciones que el 27 de enero de 1901 fundarían la Federación Socialista Asturiana. El 6 de septiembre de 1896 aparecía en Gijón el primer número de La Aurora Social , órgano oficial de expresión del socialismo asturiano hasta la salida del diario Avance en 1931. Esos primeros años de exitoso crecimiento tuvieron su culminación con la celebración del VI Congreso Federal del PSOE en el Teatro Jovellanos el 22 de agosto de 1902.

Desde entonces hasta hoy, el compromiso del socialismo gijonés y nuestra presencia en la vida de la ciudad ha sido incuestionable destacando nuestro papel en las huelgas de 1917; la proclamación de la II República tras los resultados de las elecciones municipales de 1931; la victoria del Frente Popular en 1936; y sobre todo la épica resistencia contra el bárbaro alzamiento militar de las derechas, erigiéndose Gijón en 1937 en el último bastión del norte en defensa de la legalidad constitucional republicana que se vió drásticamente segada durante los siguientes cuarenta años de dictadura franquista.

Abrir la barra de herramientas