• justo1

    La exposición a Melquiades Álvarez: una chapuza administrativa

    – El concejal de cultura ha autorizado gastos correspondientes a la exposición sin existir cobertura económica en el Ayuntamiento.

    – La utilización partidista y la nefasta gestión de la exposición pone en peligro el desarrollo de la misma.

    – Vilabrille considera “muy poco edificante y oportuno” que Moriyón utilice los colegios públicos para hacer campaña electoral.

    Tras las declaraciojusto1nes públicas de la familia  de Melquiades Álvarez, en concreto de una nieta, lamentándose por la no celebración de la exposición de su abuelo, el concejal socialista Justo Vilabrille ha señalado que comparte plenamente sus palabras.

    Vilabrille ha explicado que también está de acuerdo con la familia de este ilustre gijonés cuando se dice que su figura pertenece a todos. “Lo malo es cuando alguien pretende patrimonializar  de una forma tan grosera la memoria de personajes cuyos valores son compartidos por una amplia mayoría”, ha apostillado.

    El edil socialista se ha mostrado convencido de que los 27 concejales de la Corporación hubieran aprobado la exposición si las cosas se hubieran hecho con un mínimo de rigor, de transparencia y alejadas de cualquier tentación partidista. Desde luego, la forma de hacer las cosas de la Alcaldesa y del Concejal de Cultura nada tiene que ver con el espíritu reformista y transformador del personaje.

    “Conmemorar una efeméride como esta supone hacerlo con antelación, buscando el acuerdo y no violentando al homenajeado como es el caso”, ha afirmado Vilabrille, quien ha considerado que además se podría haber complementado la exposición con debates y conferencias.

    También se ha referido el concejal al ambiente de crispación que se vivió en la Junta Rectora de la Fundación Municipal de Cultura que se celebró el pasado viernes y en la que se rechazó la celebración de la exposición. “Hasta tal punto era una chapuza administrativa lo que nos pretendían colar, que  la Vice-Interventora del Ayuntamiento tuvo que retirar la propuesta del concejal y sustituirla por otra”, ha indicado.

    De hecho, la propuesta del concejal supeditaba el evento a la aprobación de una hipotética modificación presupuestaria a mediados del mes de noviembre, concretamente al día 14, fecha del pleno. Por tanto, lo que se ventilaba en la Junta Rectora era la celebración o no del evento. Y, como quiera que la exposición iba a comenzar el día 4 de diciembre, para poder llegar a tiempo, tuvieron que empezar a contratar sin cobertura económica, lo cual es de una ilegalidad manifiesta.

    Para evidenciar de esta chapuza administrativa, Vilabrille mostró la Resolución del Presidente de la Fundación Municipal de Cultura, que es el Concejal, de fecha 16 de octubre, autorizando un gasto de 6.626 euros sin ninguna cobertura y sin que nadie supiera nada.

    Por último, el concejal ha señalado que ve a la alcaldesa “muy preocupada por no haber podido cumplir el encargo que le hizo su líder, y no sé si esa preocupación y nerviosismo que trasluce últimamente tiene que ver con su previsible fecha de caducidad, mayo de 2015”, al mismo tiempo que ha calificado como “muy poco edificante y oportuno” hacer campaña electoral utilizando a los colegios públicos de la ciudad. Desde luego es algo insólito.