• WhatsApp Image 2018-07-04 at 11.59.30

    El PSOE presenta 10 medidas para un gobierno alternativo a la derecha en Gijón

    • El documento está dividido en cuatro epígrafes: Las personas lo primero, Mi barrio, Ciudad educadora y culta y Que Gijón funcione 

    • “Pedimos que otros grupos, que en su momento contribuyeron a mantener a FORO en el gobierno, decidan si quieren que siga o si quieren un gobierno alternativo”


    El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José María Pérez, ha presentado hoy un decálogo de medidas que los socialistas han preparado “para un gobierno alternativo a la derecha en Gijón”. Se trata de un conjunto de medidas englobadas en cuatro epígrafes y que discutirán en la reunión de esta tarde “con el ánimo de poner sobre la mesa las políticas a desarrollar por un nuevo gobierno municipal hasta 2019”, ha destacado.

    El portavoz socialista ha asegurado que con la redacción de este decálogo no se pretendía confeccionar un programa electoral, sino esbozar las líneas básicas en las que se puede avanzar para hacer que Gijón cambie de rumbo respecto al que ha venido siguiendo en estos últimos con un gobierno de derechas.

    Ante esta situación, ha destacado, los otros grupos políticos, alguno de los cuales contribuyó en su momento a mantener este gobierno, “deben decidir si quieren que este gobierno siga o si quieren un gobierno alternativo”.

    Pérez ha explicado que las personas deben ser el elemento central de la política municipal, algo que con el gobierno de FORO no ha sucedido hasta ahora. Dentro de este epígrafe se incluye facilitar itinerarios de formación y empleo, o programas específicos para jóvenes. En este sentido ha recordado que, a pesar del  mandato plenario, el gobierno municipal sigue sin elaborar un Plan de Juventud.

    En el apartado denominado ‘Mi barrio’ se incluyen las inversiones para atender las necesidades de los barrios de Gijón, incluyendo equipamientos, reforma de calles y espacios públicos, rehabilitación de fachadas y barrios como Inuesa-Tremañes, Portuarios, Contrueces y Monteana y aquellas medidas recogidas en el Plan de Movilidad que tengan mayor incidencia en la mejora de la calidad del aire.

    Medidas también relacionadas con el impulso de las escuelas de 0 a 3 años o con inversiones en el mantenimiento de los colegios, que están siendo demandadas por los centros escolares y que el gobierno desatiende. En este epígrafe, el portavoz del PSOE ha recordado que la escuela de 0 a 3 de El Llano, aprobada por el Pleno,  sigue sin tener emplazamiento.

    Pérez se ha referido asimismo a la definición del Plan de Usos de Tabacalera y a la necesidad de coordinar los programas culturales y turísticos. A este respecto ha calificado Divertia como “el paradigma de la mala gestión y el mal funcionamiento, un cajón desastre en el que cabe todo”.

    El último de los epígrafes se corresponde con la reducción de la burocracia municipal, simplificando el acceso a las subvenciones, sobre todo por parte de las entidades sociales,  y agilizando la concesión de licencias municipales. En este mismo apartado está incluido el control de la contratación pública para mejorar los servicios municipales, cumpliendo los criterios sociales, laborales y medioambientales incluidos en los pliegos.

    WhatsApp Image 2018-07-04 at 19.10.00

     

     

     

  • WhatsApp Image 2018-07-01 at 11.05.30

    Acuerdos entre las fuerzas políticas progresistas

    • Las candidaturas progresistas apoyan a la lista más votada por la ciudadanía, según una información publicada por La Nueva España

    Once municipios de más de 50.000 habitantes en España han elegido alcaldes o alcaldesas socialistas tras un acuerdo entre el PSOE y las candidaturas afines a Podemos e IU pese a que la suma de éstos era igual o superior que la representación socialista.

    WhatsApp Image 2018-07-01 at 11.05.31

  • ejecutiva autonómica

    Apoyo unánime de la FSA a la moción de censura para desalojar al gobierno de Rajoy

    • La Casa del Pueblo de Gijón acogió una reunión extraordinaria de la Comisión Ejecutiva autonómica encabezada por el secretario general, Adrián Barbón, y que contó con la presencia de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez  y el secretario general de Gijón, Iván Ardura

    Después de que el secretario general de la FSA-PSOE, Adrián Barbón, expresara públicamente el apoyo a la moción de censura presentada en la mañana del pasado viernes por el PSOE, la Comisión Ejecutiva autonómica acordó de forma unánime su apoyo expreso a una moción de censura que el PSOE presenta “pensando más en España y menos en sí mismo”, tal y como manifestó el propio secretario general.

    La reunión extraordinaria, celebrada el viernes por la tarde en la Casa del Pueblo de Gijón, contó además con la presencia de la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez, y los secretarios general y de organización de la Agrupación gijonesa, Iván Ardura y Roberto Lena, respectivamente.

    Posteriormente, Adrián Barbón junto al secretario general del PSOE de Gijón, Iván Ardura, mantuvo un encuentro con la militancia en el salón de actos de la Casa del Pueblo.

    WhatsApp Image 2018-05-27 at 15.18.56 (1) WhatsApp Image 2018-05-27 at 15.18.56

  • Opinión - César (portada)

    Moción de censura

    Opinión - César (Faldón)

     

     

     

     

     

    • Artículo del concejal César González, publicado el 2 de julio en La Nueva España

    Cada cierto tiempo se suscita en nuestra ciudad el debate sobre una posible moción de censura en el Ayuntamiento de Gijón. Cualquiera podría pensar que ese escenario es lógico a tenor del equilibrio de fuerzas existente en el consistorio, donde la suma de PSOE (7), Podemos (6) e IU (2) da como resultado 15 concejales en un Salón de Plenos donde nos sentamos 27. Una mayoría de izquierdas holgada que posibilitaría algo similar a lo que se bautizó como “gobierno a la valenciana” en la región levantina.

    Llegados al ecuador del mandato todos los grupos políticos hemos valorado la acción del gobierno y todos coincidimos en la atonía e incapacidad de gestión del equipo de Moriyón. Hecho el balance, la pregunta es obvia: ¿Por qué esa mayoría de izquierdas no se pone de acuerdo para desalojar de la Alcaldía a la derecha casquista?

    La respuesta es tan obvia como la pregunta. Ahora, igual que hace dos años, Podemos no quiere. Pudieron, pero ni quisieron, ni quieren, pues entienden que eso hubiera fortalecido al PSOE y porque fueron incapaces de asumir un resultado electoral donde los socialistas obtuvimos 6.000 votos más, un 20 % más de apoyos que la formación morada.

    Y hago esta afirmación desde el lamento, ya que un servidor era de los que pensaba hace dos años que no debería ser tan difícil llegar a un acuerdo cuando los tres grupos de la izquierda, ya entonces, hacíamos una valoración negativa del gobierno casquista y cuando en los programas electorales no había, ni mucho menos, diferencias insalvables. Es más, confieso que era de los que pensaba que, después del 13 de junio de 2015, el día a día municipal iba a contribuir a acercar posturas y que la posibilidad de una moción de censura no sería descabellada. Me equivoqué. Lo reconozco.

    Me equivoqué porque, al margen de acusaciones sin fundamento dirigidas a nuestro candidato y a nuestra organización, la evidencia de los hechos es que Podemos ha estado muy cómodo en el papel de sostén del gobierno de Moriyón. No hubo problema en votar a favor de un PGO que, errores de tramitación aparte, apuesta por un urbanismo de chalés, ni hubo problema en facilitar la aprobación del presupuesto de 2017. Pero tampoco han tenido problema en permitir la paralización de los planes de empleo (en Oviedo nos acaban de demostrar que no era necesario parar), en amparar una política social basada en la beneficencia (era el programa de Foro el que hablaba de las ayudas finalistas acordadas con Podemos e IU) o en apoyar el capricho cultural de los casquistas, el Arco Atlántico.

    Pero llegados a mitad del mandato, no sólo se hace balance de lo ocurrido, se ve más cerca, a menos de dos años, la próxima cita electoral y aparecer en la foto con la derecha de toda la vida no es muy aconsejable. Según dicen, hay una parte de Podemos que ha reparado en ello y parece maniobrar para tratar de redimir a la formación morada del pecado original.

    Lo que no es original es la vía. Se sigue considerando que los socialistas no pueden encabezar ese gobierno alternativo y que, pese a ser la fuerza más votada, debemos prestar nuestro apoyo a otros porque Podemos e IU juntos suman más concejales. Alguien olvida que Podemos e IU no fueron unidos y de que en las elecciones generales de 2016 Unidos Podemos obtuvo menos votos que Podemos en solitario seis meses antes. En política uno más uno no siempre son dos.

    Nadie cuestionó que el “gobierno a la valenciana” fuera liderado por los socialistas, aunque la suma de Compromís y Podemos fuera mayor. Incluso Pablo Iglesias, antes de presentar su moción de censura, llegó a plantear su retirada si el PSOE daba el paso al ser el grupo con más diputados. Vamos, que en Gijón, donde la suma da, somos inflexibles, mientras que en Madrid, donde no dan los números, somos generosos. Todo un juego de trileros.

    Sea por una cuestión estratégica, sea por una batalla interna de Podemos, lo que no existe es un interés real. Es evidente. Igual de evidente que nuestro sitio hasta 2019 es la oposición, la única oposición real en al gobierno de Moriyón. Mientras tanto, trabajaremos intensamente en construir un proyecto de cambio que ilusione a gijoneses y gijonesas. La ansiedad es cosa de otros.