• Opinión - César (portada)

    El guión de FORO

    • Artículo del concejal socialista César González publicado hoy en La Nueva España de Gijón

     

    La actualidad municipal se ha visto alterada en los últimos días tras conocerse que el Ayuntamiento de Gijón superó el límite establecido en la regla de gasto en 2017. Es evidente que este aspecto condiciona la situación económico-financiera del Consistorio, ya que existe la obligación legal de elaborar un plan de ajuste que equilibre gastos e ingresos municipales.

    Sin embargo, el gobierno de FORO, en su permanente huida hacia adelante, y no se sabe hacia dónde, permanece impasible. No parece que este incumplimiento, ni las obligaciones que se derivan del mismo, preocupen mucho a los casquistas y van siguiendo al pie de la letra su particular guión para situaciones de emergencia.Vayamos paso a paso:

    1. El primer paso es negar la existencia de cualquier problema y ante cualquier rumor en sentido contrario es importante aparentar seguridad y afirmar con rotundidad que no hay motivo para la preocupación. “No vamos a superar la regla de gasto”.
    1. Es importante desacreditar a quien insinúe que hay un problema. “Ya están los socialistas acusando sin fundamento”.
    1. Una vez confirmado, el problema y sobre todo sus consecuencias deben minimizarse.
    1. El siguiente paso de FORO es no asumir ningún tipo de culpa y echar balones fuera, por ejemplo hacia el gobierno nacional del PP, aunque sean sus socios y les hayan apoyado en todo en Madrid.
    1. Ante su falta de capacidad para afrontar los problemas, siempre utilizan una de las sus alternativas favoritas, ubicarlo donde no está, en este caso, en el gasto social.
    1. La falta de rumbo suele llevar al equívoco y encontrar el rechazo del resto de grupos, es entonces cuando tiran del manido “se interpretaron mal mis palabras”.
    1. Aunque no se haya diseñado el plan económico-financiero, no  se tenga claro dónde debe realizarse el ajuste y las inversiones se ejecuten al paso de la tortuga, piden a la oposición que tenga confianza en el gobierno y  acepte  seguir comprometiendo recursos sin saber si tienen soporte financiero, como la modificación presupuestaria de 17 millones de euros planteada “a la trágala”.
    1. FORO llega así a situarse en el papel de la víctima de una oposición instalada en el No, su papel  favorito a lo largo de estos casi siete años, desprendiéndose de cualquier tipo de responsabilidad. No hacen falta soluciones ni diagnóstico, lo importante es seguir ocultando su incapacidad.

    Después de este triste repaso por el día a día en el Ayuntamiento de Gijón, y a falta del desenlace final, sería deseable que, por una vez, que el gobierno de Moriyón dejase a un lado la política de cartón-piedra y asumiese su responsabilidad. El primer paso para solucionar un problema es reconocerlo. Las alarmas han saltado hace tiempo.

  • WhatsApp Image 2018-02-05 at 13.50.34

    El PSOE no apoyará ninguna modificación presupuestaria hasta que FORO no presente un plan económico-financiero

    • “El gobierno municipal ha sido incapaz de gestionar la ciudad y ha perdido por completo el control en la gestión municipal”

    • Carmen Moriyón ha llevado a la ciudad a una situación de “excepción”

    El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José María Pérez, ha anunciado hoy que el PSOE no apoyará ninguna modificación presupuestaria hasta que el gobierno de FORO no ponga sobre la mesa toda la información sobre la situación económica y financiera del Ayuntamiento.

    “No vamos a contribuir a que se sigan desarrollando modificaciones presupuestarias que consuman recursos, en las que se nos vaya vendiendo la película por capítulos, sin conocer el desenlace final”, ha apuntado el portavoz socialista.

    Pérez ha señalado que el incumplimiento de la regla de gasto, anunciado por la alcaldesa la semana pasada, es la culminación de un proceso en el que el gobierno de FORO viene “engañando sistemáticamente a la ciudadanía y a todos los grupos políticos municipales”. Un proceso de engaños, ha dicho, que se ha materializado pleno tras pleno en la aceptación de propuestas que luego no se incluyen en el presupuesto, o que se incluyen pero no se ejecutan.

    Para el portavoz municipal del PSOE las mentiras del gobierno local son el fiel reflejo del descontrol absoluto del Ayuntamiento, tanto desde el punto de vista económico como el de la gestión, que los socialistas llevan dos años y medio denunciando y que ahora se confirma.

    Por ello ha manifestado su confianza en que otros grupos municipales vean de una vez esta realidad y pueda confeccionarse una planteamiento común “frente a un gobierno que ha sido incapaz de gestionar la ciudad, ha perdido por completo el control de la gestión municipal, y que carece de proyecto y rumbo”.

    En este sentido ha añadido que FORO es un gobierno que está en situación de salida, con una alcaldesa “pendiente de sus aspiraciones autonómicas”, una situación de descontrol cuyas consecuencias no puede asumir la ciudad.

    Así se ha referido a los compromisos adoptados con muchos barrios de Gijón, que no se han cumplido, o aquellos en materia social que aprobó el Pleno en su día y tampoco se han puesto en marcha.

    Primera modificación presupuestaria

    Por su parte, la concejala Marina Pineda ha señalado que la primera modificación presupuestaria presentada por el gobierno local, no recoge todas las subvenciones a entidades que están vigentes. “La alcaldesa nos mintió cuando aseguró que la primera modificación incluiría todas las subvenciones no prorrogadas, porque no lo ha hecho”, ha señalado la edil socialista.

    Según ha explicado, se han dejado fuera convenios vigentes como el del Festival LEV o los cursos de verano de la UNED, así como todos los de las fundaciones y patronato municipal, es el caso de ADANSI (19.200 euros) o los programas de salud del Conseyu de la Mocedá (6.000 euros).

    Tampoco se incluyen en esta modificación las cuantías aprobadas a lo largo de 2017, destinadas a atender “las necesidades reales de estas entidades”, como Proyecto Hombre (le quiten 30.000 euros), la Semana Negra (le quitan 75.000 euros) o el CISE (le quitan 15.000 euros).