Saltar al contenido
Portada » Últimas Noticias » 141 Aniversariu PSOE: Arguyu d’hestoria

141 Aniversariu PSOE: Arguyu d’hestoria

Fotografía: Esposición «140 años de progresu»

El nuesu Secretariu Xeneral y presidente del Gobiernu, Pedro Sánchez, con motivu del 141 aniversariu de la fundación del PSOE, escribe para El Socialista

El Partíu Socialista Obreru Español cumple 141 años d’hestoria. Una hestoria que recordamos con arguyu porque siempres tuvimos en primer llínea mientres los grandes retos y los grandes tresformamientos del nuesu país. Porque somos el partíu con mayor tradición democrática d’España.

Munches coses pasaron desque, en 1879, Pablo Iglesias fundara na tabierna madrilana Casa Llabra la organización que güei gobierna en miles de Conceyos, en numberoses diputaciones y cabildros, y en delles Comunidaes Autónomes.

Güei podemos dicir con arguyu que militamos nel partíu que preside’l Gobiernu d’España y que mientres más tiempu gobernó’l nuesu país a lo llargo de la nuesa democracia.

Nun foi fácil llegar hasta equí. Mil y una vegaes cayimos, y mil y una vegaes volvimos llevantar. Y cada vez que llevantábamos facer con más fuerza y más sabiduría, cola resiliencia qu’otorga crecer a partir de les llecciones aprendíes.

Mientres les escures décades del franquismu, ser socialista significaba prisión, clandestinidá o esiliu. Pero los esfuerzos de miles de compañeros fixeron posible alicar la nuesa organización y convertir a los socialistes n’actores principales de la Transición, en padres fundadores de la nuesa democracia y n’artífices del nuesu Estáu del Bienestar y de la entrada d’España na Unión Europea.

Somos quien más fixeron por ameyorar la vida de los nuesos ciudadanos. Dende asuntos tan cotidianos como’l carné por puntos o la Llei Antitabacu —que revolucionaron la nuesa vida—, hasta llogros tan trascendentales como la Llei d’Igualdá de Xéneru, el Matrimoniu Igualitariu, la Llei d’Identidá de Xéneru, la Llei de la Dependencia, l’albuertu o la universalización de la sanidá pública.

Derechos y progresos, toos ellos, d’indiscutible valor para’l nuesu país. Tantu, que la sociedá abrazar mayoritariamente y nengún otru Gobiernu atrevióse a modificar.

Tamién somos el partíu de la Memoria Democrática: aprobemos la Llei de Memoria Histórica y desaterramos los restos del dictador Franco, empecipiando una nueva etapa de dignidá na nuesa democracia.

Formamos parte del ADN de la cultura política española por méritu propiu. Porque para ser el partíu que más se paez a España, primero hai que ser el partíu que más conoz a España. Y nós entendemos les necesidaes de la mayoría social porque tamos en toos llaos. La nuesa penetración territorial ye seña d’identidá: dende la Casa del Pueblu más remota hasta les sedes de les nueses perimportantes federaciones autonómiques.

Tamos en cada rincón de la nuesa xeografía.

Y esa presencia, ese poder y esa trayectoria, tamién esixen una responsabilidá: la de tar al altor nos momentos más difíciles.

Como lo fiximos cuando vencimos al terrorismu con José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Como lo fiximos cuando Felipe González contribuyó al consensu que el españoles precisaben nos Pactos de la Moncloa y modernizó España.

Como lo faemos agora al esforcianos acaldía y ensin fuelgu por lluchar frente a un virus qu’afara’l nuesu país.

Y como lo fadremos liderando la unidá en redol a los Pactos de Reconstrucción Económica y Social que precisamos, n’España y n’Europa.

Vivimos tiempos únicos y d’enorme dolor. Tiempos nos que tenemos de demostrar el nuesu compromisu per un país que precisa que tolos partíos y representantes políticos teamos dispuestos a recomenzar y a entamar una nueva forma de faer política. El PSOE tien claro —siempres tuvo claro— qu’España ye diversa ideológicamente y plural culturalmente. Y que cabemos toos nella. Eso ye lo que más nos define. Gobernemos para toos y tenemos un proyectu de país nel que nun sobra naide.

La xesta ye enorme, compañeros. Pero sé, como Secretariu Xeneral del PSOE, que’l grandor de la nuesa hestoria y la fuerza de los nuesos propósitos son entá mayores.

Güei pasamos tiempos difíciles. Lloramos a los compatriotes muertos, tenemos una emerxencia sanitaria y vemos ante nós la catástrofe económica que provocó la enfermedá.

Pa gobernar en tiempos difíciles ta’l Partíu Socialista. Porque somos la garantía de que naide se quedará tras.

Quiero acabar esta conmemoración dándote les gracies.

Gracies por formar parte de la familia socialista. Gracies por faer posible, cola to militancia, qu’esti partíu siga lluchando polo más importante: les persones.

Pedro Sánchez Pérez-Castejón, secretariu xeneral del PSOE

Presidente del Gobiernu

X