Navigation

Presentación

Ana González Rodríguez nació el 14 de mayo de 1963 en Oviedo. En 3º de EGB, las clases de Lengua que impartía doña Julia le impactaron y la decidieron a estudiar esa disciplina en el futuro. A esa vocación contribuyó un excelente profesorado de Lengua y Literatura en los años del Bachillerato. Durante su infancia y su juventud, le gustaba ir de monte y hacer judo. También contar historias, observar lo que sucedía a su alrededor y compartir tiempo libre con sus amigas, con las que podía estar hablando horas por teléfono.

Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Oviedo. Primero hizo la especialidad de Lengua Española, y unos años más tarde cursó la de Literatura Española e Hispanoamericana. Su primer trabajo consistió en enseñar la lengua española a jóvenes procedentes de otros países de Europa. Eran cursos intensivos de un mes de duración que se enmarcaban en los Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes. Ella los recuerda como una experiencia única, muy intensa, ya que durante ese mes alumnado y profesorado convivían en las instalaciones de internado que todavía había en la Universidad Laboral.

A finales de 1989 comenzó a trabajar como profesora de instituto, y a partir de ese momento inició un recorrido por Asturias y León que implicó varios cambios de residencia: Ponferrada, Tapia de Casariego, Cangas del Narcea y Valdés.

En el año 2001, al salir la vacante de la jefatura de servicio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres del Instituto Asturiano de la Mujer, se presentó y a partir de ese mismo verano se incorporó a su nuevo cometido.

Ana siempre ha valorado muy positivamente las oportunidades que le ha proporcionado su carrera profesional. La primera, conocer su profesión, profesora de instituto, desde múltiples perspectivas; la segunda trabajar en y para la igualdad de mujeres y hombres, tanto en la función de profesora como en la de técnica en políticas de igualdad.

La etapa en el Instituto Asturiano de la Mujer fue más que apasionante. Y fue posible de la mano de un gobierno socialista y de dos mujeres fundamentales en el desarrollo de las políticas de igualdad en Asturias: Mª José Ramos Rubiera, Consejera de la Presidencia, y Begoña Fernández Fernández, Directora general del Instituto Asturiano de la Mujer. De 2001 a 2008 duró esta etapa en la que el desarrollo de las políticas de igualdad en Asturias fue impresionante, situándose nuestra comunidad autónoma a la cabeza de las mismas con Andalucía y Euskadi. En esta etapa, por ejemplo, se definió y realizó el proyecto de La Casa Malva en Gijón, que supuso el desarrollo de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

En el verano de 2008, se incorporó al gabinete del recién creado Ministerio de Igualdad como asesora. Posteriormente ocuparía el puesto de directora de gabinete de Bibiana Aído, primero como ministra y luego como Secretaria de Estado. Se trasladó a vivir a Madrid durante tres años. Fueron momentos de una gran intensidad política. Ejemplo de ello fue la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazoo el I Plan Integral de Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas con Fines de Explotación Sexual, y el impulso de las políticas transversales de igualdad en todos los ministerios.

A finales de 2010, el candidato del PSOE a la alcaldía de Gijón, Santiago Martínez Argüelles, le propuso incorporarse a la lista municipal del partido para las elecciones de 2011. Decidió entonces trasladarse a Gijón, aunque sus responsabilidades familiares la obligaron a mantener parcialmente su residencia en Siero. Al mismo tiempo, retomó su trabajo como profesora de instituto, ahora en el IES Universidad Laboral. Ejerció allí como docente hasta el pasado curso 2017-2018, con la excepción del periodo comprendido entre junio de 2012 y julio de 2015, en el que fue nombrada consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno del Principado.

Terminada su etapa en la Consejería, se reincorporó a su puesto como docente y comenzó a colaborar con la tertulia literaria de la asociación de mujeres Eva Canel, en el barrio de Contrueces. En la actualidad, y tras decidir dar un giro a su carrera y dedicarse a la enseñanza para adultos, trabaja en el Centro de Educación de Personas Adultas de El Fontán, en Oviedo. Sus pasiones siguen siendo la lectura, la conversación, pasear y estar con la gente.

En septiembre de 2018, y tras atender a las peticiones de varias compañeras y compañeros del PSOE de Gijón/Xixón que veían en ella a la persona idónea para liderar la candidatura a la Alcaldía de la ciudad, dio el paso de presentarse a las primarias del partido, convirtiéndose en la candidata del PSOE a la Alcaldía de Gijón, el 28 de octubre de 2018.

Share
Ir a la barra de herramientas