Ana González Rodríguez: «2021 va ser un añu de recuperación y l’idea ye nun xubir tases nin impuestos»

Entrevista publicada n’El Diariu El Comerciu I. VILLARLunes, 6 xunetu 2020. Fonte fotografia: P.Ucha
«Siguimos reclamando poder usar el remanente, pero soi l’alcaldesa de Xixón y voi faer lo que tenga que faer pol bienestar de los vecinos»
«Nun va haber Nueche de los Fueos; nun topemos nada asumible para sustituyilos»
«La reforma de la fachada marítima de Fomentu busca empezar a construyir un nuevu proyectu de ciudá y que Xixón mire más al mar»
Recién superáu’l so primer añu al frente del gobiernu municipal, Ana González (Uviéu, 1963) encara’l retu de salvar un branu atípicu, marcáu pola incertidume nel ámbitu turísticu y pol impactu de les midíes de distanciamientu social tantu na programación d’actividaes como n’el mesmu usu de les sableres.

-Empieza una dómina clave para’l sector turísticu. ¿Cómo preve que sía esti branu?

-Inda nun recibimos los datos del sector para saber si les coses van como nos gustaría que fueren, pero nótase que yá ta llegando xente a Xixón. Pel momento, munches persones que tienen equí una segunda residencia. Pero afortunadamente tamién empezamos a tener reserves nos hoteles. Ya inclusive daqué de turismu estranxeru, lóxicamente entá con cobardura, porque hai munches fronteres zarraes. En principiu los datos son positivos, pero precisamos que sían daqué más que positivos.
-Recuperada yá la movilidá, ¿ve posible averase a los niveles d’ocupación d’otros años?

-Bonalmente, ye bien difícil. Creo qu’atinemos al dirixir la campaña primero al ámbitu nacional y, dientro d’él, al más cercanu, el de les comunidaes vecines y el de Madrid, que para nós ye un nichu importante. Pero hai que pensar que lo que pueda venir de fora va ser una pequena pinga de persones, lo que tamién ye comprensible. Anque va ser positivu llograr un pequenu intercambiu con estes rexones cercanes y qu’amás xente d’otres partes d’Asturies venga equí a pasar el día ya inclusive a pernoctar. Xixón ufierta munches coses tamién para quien viven nel oriente, nel occidente o en cualesquier de les ciudaes asturianes.

-Un activu esencial de Xixón son les sos sableres. ¿Cuesta ‘vendeles’ cuando s’anuncia qu’el so aforu ye llindáu?

-Tolo contrario. Lo que demuestra ye que Xixón ye una ciudá seria, que va curiar a quien venga. Si yo esti branu plantegara dir de vacaciones, escoyería un destín nel que m’aseguren na midida de lo posible qu’hai un control y que la primer esmolición sigue siendo la salú de les persones.

-¿Ta funcionando correchamente’l sistema d’acomodadores de sablera?

-Sacantes un únicu corréu electrónicu, toles opiniones que me llegaron, que son munches, son positives. Al traviés de los mesmos seles y del serviciu de salvamentu, nes redes, xente que m’escribe, persones que s’averen a mi pola cai… Toos destaquen que son bien respetuosos, con ganes d’ayudar y que dan muncha información, que yera l’oxetivu.

-Esti branu nun va haber Festival Aéreu nin feria taurina. Y la Selmana Negra y Metrópoli tuvieron qu’afaese a la ‘nueva normalidá’. ¿Saben yá cómo va ser la Selmana Grande?

-Tenemos un proyectu fechu, pero pel momento solo puedo dicir que va haber munches coses que van pasar en munchos sitios. Unviemos al Principáu nuesa propuesta pa tol branu, pero pa presentar el programa vamos esperar hasta tener la so autorización y a que la Conseyería de Sanidá díganos que tolos formatos cumplen coles midíes de seguridá.

-¿Pa cuándo confíen en tener una respuesta?

-Espero que contesten llueu, porque la previsión ye empezar la programación del branu’l 13 de xunetu.

-¿Con qué van suplir los fueos artificiales del 14 d’agostu?

-Nun fuimos capaces d’atopar nengún sistema económicamente asumible pa sustituyilos y la decisión que tomé ye que nun va haber Nueche de los Fueos. Tuvimos mirando dos posibilidaes. La primera, un espectáculu con drones que resultaba imposible por cuestiones de seguridá aérea y pol so preciu. Y la segunda, unu de lluces. Pero si los fueos de Begoña y de San Xuan cuesten xuntos 70.000 euros, esti espectáculu de lluces seríen 300.000. Y en esta dómina, bonalmente, nun podemos dedicar 300.000 euros nuna nueche a faer figures nel cielu con focos de colores.

-¿Y va haber Feria d’Amueses?

-La Cámara de Comerciu ta trabayando con muncha seriedá por que la haya. Y oxalá, porque va significar que siguimos avanzando positivamente. Hai munches empreses comenenciudes en qu’haya Feria, que quieren que la haya y que quieren tar ellí. Y el Conceyu tamién sigue trabayando na preparación de la so estand.

-El Principáu ye reticente en redol a cuestiones como’l so aforu…

-Lo que ta claro ye que va ser una Feria distinta. Nun podemos pensar en xente atacada nun estand o pa xubir a una caravana. Pero la Cámara fixo tou un plan de continxencia con itinerarios d’un solu sentíu, entraes, salíes, munches midíes d’hixene… N’agostu entá va haber que siguir siendo prudentes y precavíos.

Parques infantiles
-Mientres la ‘desescalada’ tuvo delles discrepancies col Principáu n’asuntos como la reapertura de los parques infantiles. ¿Afectó a la so relación?

-La relación ye bona. Y nun siento qu’hubiera realmente discrepancies, sinón óptiques distintes. Nun momentu dáu pensé que tenía de abrir los parques, pero tenía claro que si l’autoridá sanitaria dicíame que non, yera que non. Y en cuanto dixeron que yera meyor esperar una selmana más, volvimos cerralos ensin que fixera falta nin siquier una comunicación oficial.

-¿Aprovecharon la crisis sanitaria pa imponer una axenda sobro movilidá?

-L’axenda yá esistía antes y por tanto non puede falase d’imposición. Nós vinimos faer coses. Ente elles, desenvolver una nueva forma de movenos pela ciudá. Pero amás, col coronavirus, como dicía perbién el conceyal (Aurelio Martín), lo que nun podemos dexanos son los atascos de peatones. Y pa evitalos, y por que podamos andar per Xixón ensin tar demasiao xuntos, tuvimos que tomar delles midíes de peatonalización que coinciden cola axenda de movilidá que yá teníamos. Porque ante una crisis como esta, un gobiernu seriu lo que tien que faer ye actuar. Sé qu’hai alcaldes que se quedaron en casa, pero equí non. Equí tuvimos trabayando.

-¿Sofita les acciones puestes en marcha pol conceyal de Movilidá?

-Sí. Creo que dende la so conceyalía tán faciendo un gran trabayu, coordinándose amás con otres como la d’Obres Públiques.

-Yá dixeron que delles midíes vienen pa quedase…

-Queremos que les cais sían pa les persones. Y esti oxetivu atiende a los encamientos de les instituciones español y européu y xúnenos a les principales ciudaes del mundu. Nun podemos quedanos fora de la evolución positiva mundial. Xixón nunca foi una ciudá anticuada o que tuviera de llombu a la realidá. ¿Por qué vamos selo agora? Ye interesáu que cuando preguntamos a la oposición si creen qu’hai que peatonalizar dicen que sí, pero nun dicen ónde. Falar nel Plenu de qu’hai que ser una ciudá más sostenible pero depués nun quieren que se faiga nada. Si hasta ciudaes como Madrid tán plantegándose agora crear ‘supermanzanas’ y París va quitar 60.000 aparcamientos. Y podríamos citar gran parte de les ciudaes del mundu. ¿Cuántos cascos históricos hai que tean como’l nuesu? Nesti renacer de Xixón a la vida, nun podemos quedanos fora de les corrientes de pensamientu y de los nuevos modelos d’urbanismu, de convivencia y de sostenibilidá.

-El Conceyu prepara una fonda remodelación de la fachada marítima de Fomentu. ¿Qué pretenden llograr con ella?

-Queremos empezar a construyir un nuevu proyectu de ciudá, que como digo pasa por coses como un cambéu de la movilidá, la recuperación de la cai y poner a les persones nel centru de too. Pero otru oxetivu bien importante ye llograr que miremos realmente al mar. Anque nos dea la sensación de que convivimos con él, nun ye verdá. Tamos esbardiando la nuesa mariña. Una gran parte de Xixón mira poco al mar y queremos empecipiar un procesu de tresformamientu, sobremanera escontra la zona oeste, por que pueda ser vistu, aprovecháu y sentíu directamente polos sos vecinos.

-Falar d’un proyectu al llargu plazu…

-Lóxicamente ye un proyectu que va haber que faer por fases, en distintos mandatos y por distintos gobiernos. Pero por eso esto nun va ser solo un concursu d’idees, sinón una forma d’espertar na ciudadanía la necesidá de qu’atendamos a esta recuperación. Que sía’l nuesu proyectu, y cuando digo ‘el nuesu’ nun digo ‘mio’, sinón de la nuesa ciudá.

-Parte de los terrenes son propiedá del Puertu. ¿Cómo se va conxugar esto a la de financiar les obres?

-Vamos Tener que trabayar conjuntamente, pero toi convencida de que l’Autoridá Portuaria tamién tien como oxetivu’l bien común de Xixón. Y si non, va haber que convencelos. El Musel ye un elementu esencial pa la dinamización económica, pero tamién ye Xixón. Y nun puede nin tenemos de dexar que viva amás de la ciudá. Va Tener que formar parte de too esto.

-¿Contemplen merca-yos parte d’estos suelos?

-Faigamos primero’l concursu d’idees y depués yá vamos dir viendo cómo podemos actuar. Sería bien bastiáu pela mio parte dicir agora si vamos mercar o a permutar nada.

-Nuna selmana expira el plazu pa la entrega de les obres d’afitamientu de Tabacalera. ¿Cuándo va tar llista del tou?

-Agora fáltennos la distribución interior, pa la que se ta faciendo’l proyectu, y los dos edificios que van allugar la cafetería y una sala escénica. Entá ye una obra importante, pero lo que tengo claro ye que l’edificiu principal tener acabáu esti mandatu. Va ser un centru bien vivu, con coses bien interesantes.

-¿Cuál ye la situación económica del Conceyu de resultes de la crisis del coronavirus?
-Nun ye fácil. Tampoco vamos dicir que teamos en cantu d’un abilsu, porque nun ye ciertu, pero ye verdá que precisamos dineru. Y de xuru vamos precisar más el próximu añu, porque según toles previsiones va ser cuando más se noten los efectos de la crisis socioeconómica y amás vamos tener menos ingresos. Por eso, como’l restu de conceyos, tamos reclamando al Gobiernu la posibilidá d’usar los remanentes.

-La concejala de Facienda yá anunció que al próximu Plenu van llevase nuevos cambeos presupuestarios pa faer frente a les perdes de les empreses municipales «haya cambeos lexislativos o non». ¿Tán dispuestos a saltase normes que marca la llei d’estabilidá, como’l techu de gastu?

-Yo soi l’alcaldesa de Xixón pa faer tou lo que tenga que faer pol bienestar de los mios vecinos y vecines.

-Y una acción asina, ¿nun tendría consecuencies negatives nel futuru? Nun ta bien llueñe l’últimu plan económicu y financieru qu’hubo qu’encarar.

-Nun soi una persona inconsciente nin imprudente. Nunca pondría a la mio ciudá en riesgu de daqué grave.

-¿Tienen noticies del Gobiernu central sobre’l cambéu lexislativu que reclamen pa poder utilizar llibremente los recursos de los que disponen?

-Al traviés de la Federación Española de Conceyos y Provincies (FEMP), en que la so xunta directiva vuelve tar Xixón, los conceyos unviémos-y al Gobiernu una propuesta perbién trabayada con una serie de midíes y agora tamos esperando a que se pase de les palabres a los fechos. El presidente de la FEMP, Abel Caballero, informónos esta selmana de cómo siguen los contactos y xuntes y díxonos qu’él ye optimista.

-Tres el branu tienen de empezar a preparar les ordenances fiscales de 2021. Nun contestu de cayida d’ingresos, ¿habrá xubíes d’impuestos?

-Non. La idea ye nun xubir nin impuestos nin tases. Ye verdá que’l Conceyu precisa aumentar los sos ingresos, pero creemos que 2021 ye un añu de transición y de recuperación y tenemos que dexar un tiempu por que les empreses, la hostelería, el pequenu comerciu y la hotelería vaigan recuperando’l ritmu. Y sacantes que atopemos nuna situación estrema, qu’agora mesmu nun preveo, l’oxetivu ye que nun haya xubíes.

-¿Y en qué traduz eso no que respecta al IBI estremáu? Aprobáu yá ta.

-Sí, pero yá diximos qu’anguaño non lo vamos a cobrar y l’oxetivu ye nun aplicalo tampoco l’añu que vien, pola mesma razón. Nun podríamos faer un discursu sobro les ayudes municipales a la recuperación y coles mesmes dexar aparte a estes empreses. Non, vamos ayudar a toos. A mi impórtenme’l pequenu comerciu y l’hostelería, pero tamién les grandes empreses, sían les que sían. Da igual industries qu’establecimientos comerciales. Porque xeneren empléu y porque agora lo que más m’esmolez ye que los vecinos de Xixón tengan trabayu y que tolos ERTE que se punxeron en marcha vuelvan ser empléu.

-La federación vecinal píde-yos un mayor control sobro les terraces que solicitaron ampliar la so superficie…

-En tolos sectores y en tolos ámbitos de la vida hai xente que nun cumple les normes. El Conceyu dio una respuesta rápida a daqué que creemos qu’articula la convivencia y la ciudá, como son los chigres, restoranes y sidreríes. Y la mayor parte d’ellos tán cumpliendo les normes, anque siempres hai quien nun lo fai. Nós tamos controlando que se cumpla lo qu’apautamos con Otea y sancionando cuando hai que sancionar. Y mientres el branu vamos reforzar esi control.

-¿Cómo?

-Pa xunetu y agostu tenemos diseñáu un plan pa intensificar la presencia policial nes zones con más chigres y locales, pero tamién les de más agrupamientos de persones, porque dacuando ye na cai onde nun se cumplen les normes de seguridá. Tenemos De tener curiáu con criminalizar a la hostelería. Ye importante recordar que quien van a los chigres son persones. Y, ensin quitar responsabilidaes al Conceyu, tamién l’acción individual ye importante. Y por casu hai una que ye nun entrar nun chigre que claramente nun cumpla les normes.

-¿Qué va pasar coles ayudes complementaries que diben sustituyir a la renta social, una vegada que’l Gobiernu aprobó’l nuevu Ingresu Mínimu Vital?

-Vamos Tener que ver delles coses. Per un sitiu, que nestos meses tuvimos que dar el triple d’ayudes d’emerxencia qu’en tol añu pasáu. Y por otru, cómo se van xuniendo les pieces, cómo va complementar el salariu social autonómicu al ingresu mínimu vital y qué cuestiones queden dempués ensin cubrir. Tenemos De danos un tiempu pa ver cómo encaxa tou, pero hai persones que yá sabemos que nun van tener pel momento accesu al ingresu mínimu vital, por casu les que nun tienen papeles, lo que solemos llamar inmigrantes irregulares, y de xuru más grupos de población. Ende va tener que tar el Conceyu, pa nun dexar a naide fuera del sistema. Pero va haber que ver cómo lo diseñamos. Y otra cuestión que tengo clara ye la importancia de la intervención social. Que les persones non solo tengan accesu a una ayuda, sinón que llogren autonomía pa poder llegar a un empléu y vivir la vida como quieran faelo.

Share This
X