Saltar al contenido
Portada » Últimas Noticias » Conocer nuestro aire para hacerlo más saludable

Conocer nuestro aire para hacerlo más saludable

  • Artículo de opinión publicado en El Comercio el lunes 23 de diciembre de 2019

En términos medioambientales y de salud, pocas cosas pueden ser más importantes que el aire que respiramos. Y en Gijón tenemos un problema –o varios, por mejor decir– con nuestro aire. Creo que nuestra responsabilidad como Gobierno es, en primer lugar, asumir este hecho sin alarmismos pero también sin maquillajes; y, en segundo, hacer todo lo que esté en nuestra mano por precisar cuál es el estado de la atmósfera de nuestro concejo, qué contiene y qué efectos pueden originarse sobre el entorno y sobre una población que se muestra a menudo comprensiblemente preocupada por esta cuestión. Cualquier otro planteamiento supone una distracción y, lo que sería más inaceptable, supondría también una demora en las acciones que en su caso se deban adoptar.

Pero, del mismo modo, resulta inaceptable sacar conclusiones o arriesgar soluciones antes de tener sobre la mesa todos los datos. Los responsables políticos y técnicos estamos dando todos los pasos para disponer cuanto antes de toda la información necesaria. Se trata, una vez más, de saber para actuar. Necesitamos establecer conforme a evidencias científicas y con la máxima precisión el origen de los problemas para ser efectivos y valientes en nuestras respuestas.

Al igual que se ha hecho respecto al estado del río Piles o a los vertidos de carbón a la playa de San Lorenzo, objeto de sendos estudios que están permitiéndonos tomar decisiones, en breves fechas dispondremos de un trabajo que ofrecerá aportaciones relevantes sobre los focos de emisiones contaminantes en la Zona Oeste. Lo hará a partir de modelizaciones que nos permitirán determinar con datos actualizados qué porcentaje de la polución proviene de la actividad industrial, y cuál tiene su origen en otras fuentes, como el tráfico.

Del mismo modo, hacia el final del primer semestre del 2020 esperamos disponer del informe encargado por el Principado al Instituto de Salud Carlos III para determinar la ubicación más apta para las estaciones de medición dependientes del Gobierno autonómico en la Zona Oeste. Se zanjará de este modo la cuestión de la idoneidad y la exactitud de las mediciones, objeto de repetidas controversias.

Dispondríamos así, a lo largo de 2020, de toda la información objetiva y transparente necesaria para trabajar a lo largo de lo que queda de mandato. Esta labor que de desarrollarse necesariamente en cooperación muy estrecha con todos los agentes implicados: los vecinos y las vecinas, las autoridades competentes en materia medioambiental y, desde luego, las industrias. Con ellas existe ya una colaboración consolidada, y es preciso reconocer su cambio de discurso y el esfuerzo inversor y técnico que están realizando; un esfuerzo al que cada vecino y cada vecina de la ciudad tenemos que sumarnos en la parte que nos corresponda, desde la adquisición de buenos hábitos de consumo energético hasta el uso adecuado y sensato de los vehículos particulares.

Por nuestra parte, y por ejemplo en este último aspecto, actuaremos a través de un Plan de Movilidad que contribuya a la pacificación del tráfico y facilite medidas como las peatonalizaciones, los aparcamientos disuasorios, el fomento del uso de la bicicleta y la promoción de los vehículos eléctricos en la ciudad. Del mismo modo, y como puede verse estos días en el llamado Espacio Conecta, en el entorno de Begoña, estamos en pleno desarrollo de la estrategia Gijón-IN, que incluye la gestión inteligente del alumbrado público.

Todo ello, sin menoscabo de aquellas actuaciones que, dentro de nuestras competencias o en colaboración con quien las tiene, puedan ir adoptándose para que el aire sobre nuestro concejo esté limpio y nos de vida. La vida saludable para todos y todas a la que tenemos derecho y que este Gobierno luchará por garantizar.

X