De casta socialista. (Ángel Calvo, Vicesecretario General del PSOE-Gijón)

10/02/2015

Andaba Marcelo estas últimas semanas algo enfermo. Ahora que ya se está recuperando y lo hemos visto otra vez en la Casa del Pueblo sentado en la mesa con los viejos roqueros, debatiendo sobre los problemas del mundo, hemos descansado todos un poco. El año 2015 es importante para los socialistas de Gijón y necesitamos a Marcelo en plena forma, trabajando con nosotros.

Marcelo García es un símbolo de la izquierda asturiana y española. Un hombre de casta. Socialista de les cuenques, presidente del PSOE de Gijón, historia viva de todo lo que sucedió en Asturias en los últimos ochenta años, Marcelo es el ejemplo de una forma de ser y de actuar que nos hace a los socialistas sentirnos orgullosos del partido en el que militamos.

Antes de caer enfermo, andaba Marcelo entre los ensayos del coro de la Casa del Pueblo y la grabación de sus recuerdos. Los recuerdos de Marcelo son muy valiosos, son el reflejo de muchos otros luchadores socialistas asturianos, un recorrido por la lucha por la igualdad, por la justicia social, por la defensa de la utopía como  instrumento de transformación social, por la democracia y la participación. Son el recorrido por una vida entera dedicada a la política y a la lucha en defensa de los derechos de todos. Honradez, solidaridad y  socialismo.

Hablamos con Marcelo de los tiempos que corren, de la radicalización de las ideas y de la política, de que la sensatez y la búsqueda de soluciones no están de moda, y sí parecen estarlo el enfrentamiento vacuo, la distorsión ideológica y la salsa rosa política. Que el PSOE se mueve con mucha dificultad en estos ambientes. Que navegamos a trompicones. Y que son muchos los augures funestos que nos anuncian el fin.

Reflexiona Marcelo sobre lo que hablamos: “Mira –nos dice– tenemos 135 años de historia. Y en 135 años de historia hemos pasado por momentos muchos peores que este y aquí estamos. Al final, con nuestros errores y nuestros aciertos, hemos estado, participado, liderado todos los momentos importantes que han ayudado a este país a ser mejor” “En algún momento se necesitará del sentido común, del diálogo, y allí estaremos nosotros”

Recuerda cómo, a mediados de los 70, fue a hablar con un grupo de gente asturiana progresista que se hacía llamar Democracia Socialista Asturiana, con el fin de que se integrasen en el PSOE. Ellos le dijeron entonces que el PSOE estaba muerto y enterrado con la guerra civil. Años después algunos de ellos ocuparían cargos políticos como representantes del PSOE. Lo mismo que dijo en su momento Tierno Galván, cuando dirigía el Partido Socialista Popular, y Tierno acabó siendo alcalde de Madrid, también por el PSOE. Y es que como recuerda Marcelo el PSOE es un partido joven, de izquierdas, y lo seguirá siendo mientras se necesite luchar por la igualdad y la justicia social.

Marcelo fue concejal de Ecología en la primera corporación democrática de Gijón. Como él, Gijón vio pasar por el ayuntamiento durante más de 35 años a cerca de 150 concejales y alcaldes socialistas. Todos ellos dejaron el alma en el trabajo por Gijón, todos se marcharon como llegaron, algunos con menos salud. Y es que como Marcelo hay mucha gente en la Casa del Pueblo de Gijón. Gente de casta. De casta socialista.

Recent Comments