• Entrevista a Alberto Ferrao, cencejal de cultura y educación

    «Divertia nació mal; el Botánico y los festivales no caben en un mismo tarro»

    https://psoegijon.es/divertia-nacio-mal-el-botanico-y-los-festivales-no-caben-en-un-mismo-tarro/

    Entrevista a Alberto, Concejal de Educación y Cultura, publicada el 29/07/2019 en El Comercio.

    «El compromiso es duplicar el número de plazas de 0 a 3. No da para implantar
    Alberto Ferrao (Gijón, 1972) ha pasado del lado de la docencia, como maestro de Primaria, al de la gestión no solo de las competencias municipales en Educación, sino también de las de Cultura. Sobre la mesa, urgencias como definir el futuro de la antigua Tabacalera y el mandato de buscar una fórmula para disolver la empresa municipal en la que el anterior gobierno municipal fusionó el turismo, los festejos, la programación del Jovellanos y el Jardín Botánico.

    -¿Tan mal resultado da Divertia?

    -Cuando hablamos de cultura no podemos mirarlo todo solo desde el punto de vista económico, sino que hay que hablar de una política cultural global. Divertia nació mal y creció mal. No pueden caber en un mismo tarro el Jardín Botánico y los festivales de rock. Si tenemos un botánico, es con sus características y finalidades. Y si tenemos un Teatro Jovellanos, es un teatro. Queremos recomponer esa estructura para que cada una de las partes tenga un espacio más acorde a lo que pretende. Es lo necesario, lo prudente y lo adecuado.

    -¿Qué plazo se da para la disolución?

    -Marcar tiempos sería osado. Todavía estamos estudiando las diferentes posibilidades.

    -¿Y por dónde irá la solución?

    -El Jardín Botánico irá a Medio Ambiente, Turismo a la Concejalía de Promoción Económica…

    -¿El Teatro Jovellanos será una empresa municipal independiente?

    -Tenemos que estudiarlo. Estamos viendo las diferentes opciones, porque también debemos preservar los derechos de los trabajadores, así como su finalidad y objetivos.

    -De momento, el martes van a cesar al actual gerente.

    -Para esa política cultural global y de ciudad que buscamos es necesario que sus responsables lleven la línea que pretendemos. Desde luego agradecemos al gerente y a la adjunta a la dirección la labor que han realizado.

    -¿Será la exconcejala Lara Martínez su sustituta?

    -Aún no se ha abierto el proceso de candidaturas. Será un proceso abierto que permita valorar a los diferentes candidatos que haya.

    -¿Van a acabarse los conciertos en el Botánico?

    -Hay que tener en cuenta lo que es el Jardín Botánico y para qué ha sido creado. Se trata de un espacio de investigación, que también tiene entre sus objetivos la divulgación. Tenemos que desarrollar mecanismos y acciones para acercarlo a los gijoneses y a quienes nos visitan, pero hay que ver cómo llegar a ellos sin solapar su finalidad principal.

    -¿Tendrán continuidad eventos nacidos los últimos años como el Tsunami, Gijón Life o Metrópoli?

    -Los promotores privados están realizando acciones importantes que están cogiendo peso en Gijón, con un gran respaldo entre la ciudadanía. En muchas ocasiones las administraciones públicas lo que tenemos que hacer es facilitar las cosas. Hay que mirar cómo podemos llevar a cabo esos festivales sin que se solapen.

    -¿Está en la cabeza del gobierno municipal optar a grandes conciertos de estrellas internacionales?

    -En nuestra cabeza caben muchas cosas, pero siempre con coherencia y con una línea clara. En principio, no están en la línea que queremos establecer, aunque estaremos atentos a cualquier oportunidad que pueda salir, siempre con un criterio lógico.

    -¿Criterio económico?

    -Me gusta hablar de inversión cultural, pero también hay que tener en cuenta el presupuesto económico.

    Arcu Atlánticu

    -¿Estamos viviendo la última edición del Arcu Atlánticu?

    -Nadie ha dicho eso. Se ha hablado de valoración, nunca de eliminación. De momento, no se ha parado nada y la programación se mantiene. Pero no sería adecuado que un gestor municipal no valore las acciones culturales que se están realizando en su Ayuntamiento. El festival nació con unas finalidades y hay que ver si se están cumpliendo o no: si ha logrado esa promoción de la cultura tradicional, si ha conseguido los lazos que preveía con el resto de ciudades y regiones del Arco Atlántico… Decidir en caliente, sin mirar eso, sería un error.

    -¿Hay un plan B para cuando la Semana Negra deba dejar los terrenos de Naval Gijón?

    -Hay un plan A, que es darle continuidad para que siga haciéndonos disfrutar a todos. Es un certamen fantástico y que esté en Gijón es un privilegio. Es verdad que tenemos que ir mirando ya posibles ubicaciones, pero con una planificación adecuada y teniendo en cuenta tanto los intereses de la asociación como los de la ciudadanía: vecinos, seguridad, ubicación de los diferentes espacios que precisa la Semana Negra…

    -¿Podría volver al campus?

    -Es un terreno que se barajó, que está ahí y donde ya se celebran otros eventos culturales. Pero ahí también irá la residencia de estudiantes, cuya constructora sigue intentando cumplir los plazos después de que se le haya prorrogado la licencia. Hay otros terrenos donde ya ha estado y donde podría estar en un futuro.

    -¿Incluye ahí Isabel la Católica?

    -Uno de los condicionantes que he dicho son los vecinos. Ahí, ya en su momento tuvieron su voz. Y si la Semana Negra se fue a otros lugares es por la razón que todos conocemos.

    -¿Cuándo habrá plan de usos para la antigua fábrica de tabacos?

    -La alcaldesa marcó un plazo de tres meses y lo vamos a cumplir. Pretendemos que sea un equipamiento cultural, con un componente arqueológico que dará un tremendo protagonismo a la instalación y con un espacio de creación para los creadores gijoneses.

    -A los vecinos de la zona no les convence la idea de un museo.

    -No saben todavía el plan de usos. En ese llamado Museo de Gijón debemos tener un concepto más allá. No es solo para colgar cuadros, hay todo un proyecto museográfico. Podemos hacer un recorrido histórico excepcional, desde el neolítico hasta el siglo XX, incluso con el propio edificio. Además, Tabacalera no será una isla, sino que formará parte de la red de equipamientos culturales que tenemos en la ciudad.

    Escuelas infantiles

    -¿Cuatro años dan para duplicar las plazas de las escuelas de 0 a 3 años como recoge su acuerdo con IU?

    -El compromiso está ahí. De momento, si podemos abrir las que llevan paradas ocho años ya será un avance. Una acaba la obra a finales de año y después tenemos la del antiguo colegio Cabrales. Pero no nos vamos a quedar ahí. Tendremos que mirar posibles ubicaciones.

    -¿En qué barrios?

    -Veremos qué demandas vecinales hay, y también cuestiones como la natalidad y cómo podemos completar el mapa escolar de 0 a 3. En zonas como El Llano el problema es dar con la parcela más adecuada. Debemos tener en cuenta que hablamos de centros educativos, no de las antiguas guarderías. Y se necesitan unos determinados requisitos.

    -¿Es posible la gratuidad en la matrícula de ese ciclo?

    -Los recursos son los que son, no chicles que se puedan estirar. No da para duplicar las plazas y para esa gratuidad. De momento, aumentaremos la oferta, lo que permitirá que haya más niños en la red 0-3. Cuando consigamos que toda la población tenga escuela, veremos los siguientes pasos.

    -¿La plantilla de educadoras es suficiente? El pasado curso hubo problemas al acumularse las bajas…

    -La pregunta es si la gestión de esa plantilla es la adecuada. Tenemos trabajadoras formadas, con mucha experiencia y que realizan una buena labor educativa. Tenemos que intentar gestionar de manera correcta los recursos que hay para que no ocurra lo de finales de curso.

    Share

Comments are closed.