Oviedo, 14 oct (EFE).- El Gobierno del Principado de Asturias ha aprobado este jueves un gasto de 44,9 millones de euros para licitar, con un plazo de ejecución de 29 meses, la primera fase de las obras de reforma y ampliación del Hospital Universitario de Cabueñes, un proyecto anunciado en 2013 por el Ejecutivo que ha acumulado sucesivos retrasos y que prevé una inversión total de más de cien millones.

En esta primera etapa se construirá un nuevo edificio de 51.232 metros cuadrados que duplicará la superficie actual del complejo y que será el centro de la actividad asistencial, en el que primará un modelo de alta resolución, y al que los pacientes acudirán para ser diagnosticados y tratados sin precisar ingreso.

Según ha informado el Gobierno, entre otros servicios, albergará urgencias, consultas externas, bloques quirúrgicos, UCI, laboratorios, farmacia, esterilización, diálisis y el hospital de día oncohematológico.

El bloque constará de cuatro plantas asistenciales, semisótano y sótano. Además, incluirá dos interplantas técnicas que permitirán abordar el mantenimiento de instalaciones sin tener que acceder al área sanitaria.

Así, en la planta baja se ubicarán Urgencias y Diagnóstico por Imagen mientras que en la segunda estarán las consultas externas, el servicio de diálisis, gabinetes de pruebas funcionales y despachos médicos.

El área quirúrgica, que contará con 19 quirófanos, ocupará el tercer piso, en el que también se situarán dos unidades de recuperación postanestesia y otra de cuidados críticos postquirúrgicos.

Por su parte, el hospital de día oncohematológico se emplazará en la quinta planta, que acogerá además los laboratorios de Hematología y Hemoterapia, Bioquímica, Microbiología y Urgencias, así como consultas de hematología y el banco de sangre mientras que el último piso acogerá la UCI y el área de descanso para las guardias médicas.

Además, el edificio dispondrá de un semisótano, con accesos independientes directos desde el exterior, donde se ubicarán servicios centrales como farmacia, esterilización, almacenes y vestuarios de personal y otras instalaciones y también habrá un sótano en el nivel -2 destinado a cámara sanitaria para saneamiento e instalaciones.

Según las previsiones del Gobierno, las obras apenas alterarán al funcionamiento del hospital, puesto que se ejecutarán en una parcela aledaña al este del actual complejo, que experimentará así su mayor transformación en sus más de cincuenta años de historia.

Share This
X