El Pleno aprueba modificar y mejorar la planificación de la contratación municipal

22/09/2016

El portavoz socialista ha manifestado que la contratación municipal en estos últimos cinco años se ha caracterizado por un caos en el que el gobierno municipal no ha adoptado ninguna medida para permitir que el servicio sea ágil y ordenado.

La propuesta presentada por el Grupo Socialista y aprobada por el Pleno plantea abordar la cantidad de problemas que en este sentido se han ido acumulando, desde el control de la legalidad, el de la contratación recurrente y el control del cumplimiento de los contratos que se adjudican en el Ayuntamiento.

Respecto al control de la legalidad Pérez ha explicado que el Ayuntamiento debe dotarse de los medios necesarios que le permitan detectar los casos en los que una persona que participa en una mesa de contratación esté obligada a abstenerse del proceso, como sucedió con el caso de la decana del Colegio de Arquitectos en el proceso de adjudicación del equipo redactor del Plan General de Ordenación.

Para ello es necesaria la publicación de una lista de las personas que se incorporan a esas mesas de valoración para que, de darse el caso, pueda presentarse una recusación al respecto. A día de hoy, ha dicho, el Ayuntamiento no ha tomado ninguna medida en este sentido.

En el caso de la contratación que se produce de manera recurrente, como es el caso de la contratación del servicio de conservación viaria, el Ayuntamiento es conocedor de la fecha de inicio y finalización, y tiene la obligación de planificar la sustitución de un contrato por otro, de acuerdo con lo que establece la ley.

De esta manera, si alguna de las empresas que optan a la licitación presenta un recurso, la adjudicación del nuevo contrato no se verá alterada, como ya sucedió con la conservación viaria, con perjuicio para los trabajadores y para la ciudad.

En este sentido el portavoz socialista se ha referido al concurso para la gestión del camping municipal de Deva, que se tramitó con un año de retraso y que se fue prorrogando tácitamente porque quien lo gestionaba quería continuar con la prestación de este servicio, si no “hubiéramos tenido el camping municipal cerrado durante un año”.

Por último Pérez se ha referido al control del cumplimiento de los contratos, es decir, una vez realizada la adjudicación, alguien tiene que vigilar que los medios que la empresa dice que va a poner a disposición del contrato municipal, se pongan. Como ejemplo ha puesto el caso de la empresa Mecuma, a la que el Ayuntamiento adjudicó tres obras a realizar de manera simultánea en distintos puntos de la ciudad, aportando la misma plantilla y los mismos medios.

Share This
X