Saltar al contenido
Portada » Últimas Noticias » «Estamos preparando un plan de choque para intentar ayudar a los clubes más allá de las convocatorias habituales»

«Estamos preparando un plan de choque para intentar ayudar a los clubes más allá de las convocatorias habituales»

«Las plazas finales en cursillos se aproximarán a las 9.000»

José Ramón Tuero, concejal de Actividad Física y Deporte

El Comercio, 26 de septiembre de 2020

Seis meses después de un precipitado parón por el estado de alarma, y una vez definidos los requisitos sanitarios para poder hacerlo, el Patronato Deportivo Municipal retomará en octubre su programación de cursos y actividades para niños y adultos y las escuelas deportivas, dos propuestas que cada año suman miles de usuarios.

-¿Por qué los cursillos comienzan con 3.000 plazas menos?

-No va a haber menos plazas. De hecho, hemos creado más cursos ante la obligación de reducir el aforo en cada uno de ellos un 25%. La diferencia con respecto a hace un año es que hay 5.800 personas que al no haber solicitado que les devolviéramos el dinero mantienen su plaza. Pero a finales de octubre se abrirá un periodo de inscripción para quien quiera apuntarse. Será del 27 al 30 de octubre para los cursos de natación y las actividades acuáticas y del 20 de octubre al 8 de noviembre para los cursos deportivos y las actividades de mantenimiento.

-¿Pueden garantizar que habrá plaza para todos los que la han perdido?

-No podemos garantizar que una persona concreta que perdió su plaza la vuelva a tener, porque en uno o dos días siempre se agotan y alguien se les puede adelantar. Lo que sí garantizamos es que el número total de plazas se aproximará mucho a las 9.000 del año pasado.

-Harán hincapié en los protocolos ‘anticovid’, por ejemplo cerrando vestuarios. ¿Habrá alguno específico en los cursos dirigidos a la población mayor?

-No. Los protocolos están dirigidos a crear ‘burbuja’ en cada clase o unidad deportiva, sean mayores o jóvenes. La protección de la salud es la misma y el objetivo que no haya ningún contagio. El uso de la mascarilla será permanente hasta la práctica deportiva, y en las piscinas hasta llegar al agua. Y se respetarán las distancias de seguridad interpersonal.

-¿Qué medidas concretas habrá en las Escuelas Deportivas?

-Aparte de las higiénico-sanitarias generales y las que marca cada federación, un refuerzo de la limpieza de las instalaciones, formación específica para los monitores, prohibición de público en los entrenamientos… El número mínimo para crear una unidad deportiva será de ocho niños, pero a diferencia de otros años no se permitirá incorporar alumnos de otros centros para alcanzar esa cifra. Tendrán que ser exclusivamente del mismo colegio, para mantener la ‘burbuja’. Y el máximo de niños por monitor se reduce a 12. Si en una unidad hubiera 13, se dividirá cn dos monitores. Aparte, las familias tendrán que firmar una declaración responsable comprometiéndose a que el niño no acudirá si presenta síntomas o está enfermo.

-¿Alguna otra novedad?

-La oferta es similar, con 18 modalidades deportivas. Aunque habrá un máximo de seis deportes por escuela y lo que sí haremos es descargar de responsabilidades a los colegios, que antes tenían que hacerse cargo de las inscripciones. Ahora se harán en el Patronato, por vía telemática o presencial, y los centros únicamente deben autorizarnos a gestionar sus pistas.

-¿Qué le parece la suspensión de los Juegos Deportivos por parte del Principado?

-Lo veo razonable. El objetivo fundamental es que los niños hagan práctica deportiva y realicen actividad física, y eso lo hacen con los entrenamientos. La competición es la guinda del pastel. Pero eso significa desplazamientos, juntar colegios de distintos sitios… En definitiva, ‘mover el bicho’. Vamos a comer el pastel, pero sin la guinda. Y veamos cómo evoluciona la pandemia.

-La ‘nueva normalidad’ también afectará al funcionamiento ordinario de los clubes. ¿Pueden contar para 2021 con sus subvenciones habituales?

-Sí. En el caso de los convenios la idea es garantizar las mismas cuantías. Pero somos conscientes de la merma de ingresos y estamos trabajando en un plan de choque para intentar ayudar a los clubes aún más de lo que suponen las convocatorias habituales.