• “Hay un consenso social de rechazo a la violencia de género, el símbolo más brutal de la desigualdad”

    https://psoegijon.es/hay-un-consenso-social-de-rechazo-a-la-violencia-de-genero-el-simbolo-mas-brutal-de-la-desigualdad/

    “Vamos a reformular el programa ‘Femenino y plural’ para integrar a mujeres más jóvenes, y el ‘punto lila’ se reforzará con un nuevo planteamiento”

    Noticia publicada por La Nueva España el 8 de diciembre de 2019. Foto archivo NE.

    Goretti Avello Álvarez ocupó en septiembre el despacho de la Dirección general de igualdad de mujeres y hombres del Ayuntamiento de Gijón, una nueva pieza en la estructura municipal impulsada por el equipo de gobierno socialista, y especialmente por su alcaldesa, Ana González. Esta gijonesa licenciada en Derecho y Antropología Social y Cultural y máster en Género y Políticas Públicas lleva casi toda su vida profesional vinculada al ámbito de la igualdad, los últimos 17 años en Fundación Mujeres. Un detalle: su primer trabajo fue como monitora de “Femenino y plural”. Uno de los programas municipales que desde su nuevo cargo le toca ahora impulsar.

     ¿Por qué un Ayuntamiento debe tener una dirección general de Igualdad?

    -La creación de esta dirección general es una muestra del firme compromiso municipal con las políticas de igualdad. Gijón es una ciudad que cuenta con una amplia trayectoria en este campo, llegando a ser un referente en el diseño de políticas integrales que favorecieron la participación y ejercicio de los derechos de las mujeres. A través del modelo organizativo del Ayuntamiento se quiere mirar hacia el futuro y recuperar a Gijón como un modelo de ciudad innovadora, moderna, dinámica y comprometida con los derechos de las mujeres. Implementar políticas de igualdad mejora las políticas públicas y la acción municipal.

     Gijón ha tenido tres alcaldesas, ¿se ha notado?

    – Es significativo que tres mujeres se sucediesen al frente de la Alcaldía. Su trabajo ha sido decisivo para que Gijón fuese un referente en materia de igualdad. La ciudad contó con varios planes de igualdad, que fueron un ejemplo de acción transversal. También es destacable la elaboración del estudio sobre la brecha salarial en el Ayuntamiento de Gijón, un estudio pionero y sin referencias en la administración pública. También hay que señalar la importante labor del Consejo de Asociaciones de Mujeres en la construcción de la agenda política en materia de igualdad es un elemento de valor. La Carta local para la igualdad de mujeres y hombres en el municipio de Gijón marca una hoja de ruta que establece distintos espacios de intervención, como educación, empleo, bienestar social, salud, violencia… siendo seguida por las distintas corporaciones municipales.

     Ya hay presupuesto para 2020, ¿Cuáles son las líneas de acción en su área?

    -En este momento se está trabajando en el desarrollo de una acción transversal junto con las distintas áreas y departamentos municipales. El planteamiento pasa por revisar los modelos de trabajo e incorporar un enfoque de género en el diseño, ejecución y evaluación de los distintos programas municipales que se están llevando a cabo. Esta primera fase de diagnóstico nos está permitiendo identificar iniciativas que podríamos calificar de buenas prácticas, así como espacios en los que intervenir para garantizar la presencia y participación de mujeres en condiciones de igualdad. Por ejemplo, hemos encontrado la necesidad de abordar cuestiones relacionadas con la diversificación profesional para fomentar la formación, empleabilidad y emprendimiento de mujeres en sectores digitales. También se está procediendo a realizar el seguimiento del II Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Gijón, con el objetivo de impulsar la actividad de la comisión de igualdad y el desarrollo de las medidas que fueron acordadas.

     ¿Se mantendrán proyectos actuales?

    -Sí, aunque eso no quiere decir que no se vayan a reinterpretar. Hay programas tradicionales como “Femenino y plural”, que nació en 1996 con el objetivo de potenciar la participación social y ciudadana de las mujeres. Sus 25 años de ejecución son una muestra de su arraigo en Gijón. Este año mantendrá sus actividades y en un futuro nos gustaría reforzarlo, contando para ello con la colaboración de las vocalías y las mujeres participantes. Reformulando un programa que, en el marco de sus objetivos, responda a nuevos intereses e integre a mujeres más jóvenes.

     ¿Alguno más?

    -Otro programa decisivo es “Educar para la Igualdad”. Un programa que abarca desde infantil a bachiller y que en este momento alcanza a 62 centros educativos, que recibirán un total de 610 talleres en materia de igualdad, prevención de violencia de género y educación afectivo sexual. También contamos con la Unidad de Género, creada para promover la implementación de planes y medidas de igualdad entre empresas ubicadas en Gijón; así como para establecer una red de empresas que muestren su compromiso. A lo largo de este año, y de forma conjunta con Impulsa, queremos reforzar la acción de la Unidad de Género, creando espacios de formación y sensibilización.

     Brecha salarial. ¿Qué enseñanzas dejó el informe realizado sobre el Ayuntamiento y qué se hará?

    -Obviamente en la administración pública la brecha es menor que en empresas privadas pero no supone que sea inexistente. El estudio cifraba la brecha salarial del Ayuntamiento de Gijón en un 15%. El estudio nos proponía distintas líneas de trabajo para la reducción de la brecha salarial y en este momento, a partir de la reordenación de la relación de puestos de trabajo, se revisarán las primeras medidas a incorporar.

     Acaban de poner en marcha una mesa de trabajo con personal técnico para la coordinación de los recursos contra la violencia de género, ¿qué supone?

    -Nos interesaba coordinar la acción que se desarrolla en Gijón desde los distintos agentes que intervienen en la atención de las situaciones de violencia de género y generar un espacio de trabajo común que permita la planificación, el seguimiento y evaluación de la acción conjunta y mejorar la atención prestada teniendo en cuenta las demandas específicas de las mujeres víctimas de violencia de género.

     Al hablar de buscar coordinación, da la sensación de que hasta ahora no la había…

    -Hay coordinación. Desde el Centro Asesor de la Mujer y la Fundación Municipal de Servicios Sociales funcionamos con protocolos pero intervienen más agentes que, tal vez, no conozcan esos protocolos. O se entiende que hay que mejorarlos… Al final son espacios enriquecedores de los que pueden surgir proyectos conjuntos, demandas formativas o conocer otras formas de intervención. Esta mesa forma parte de la acción global en la que estamos trabajando en violencia de género. Frente a acciones puntuales, queremos desarrollar programas integrales que cuenten con coherencia interna y dotados de mayor entidad. Se reforzará el “punto lila”, si bien contará con un nuevo planteamiento.

     ¿Calan los discursos negacionistas de la violencia de género que se plantean, por ejemplo, desde Vox?

    -Son discursos carentes de fundamentación pero son continuos y pueden calar peligrosamente en la sociedad. Sin embargo, la sociedad actual ha evolucionado, se ha vuelto crítica con sus propios códigos culturales. Hace años la violencia de género era un hecho invisibilizado, circunscrito al espacio doméstico e inherente a las relaciones de pareja y que ni siquiera contaba con el reproche social. Las reivindicaciones feministas y la evolución normativa y jurídica han contribuido a generar un consenso social de rechazo a la violencia. La sociedad ya no va a dar marcha a atrás en este sentido, probablemente se consiga el efecto contrario, que nos posicionemos aún más en la condena, muestra de ello son las manifestaciones multitudinarias y un discurso firme basado en hechos, estadísticas y estudios que identifican el fenómeno como el símbolo más brutal de la desigualdad.

    – ¿Cala menos ese mensaje en Gijón?

    -Yo creo que Gijón no se identifica con esos discursos. Aquí hay un movimiento muy fuerte de las mujeres. Tanto en el Consejo como de mujeres que se mueven en otros espacios.

     ¿Es Gijón una ciudad feminista?

    -Es una ciudad comprometida, tolerante, solidaria y que defiende la igualdad, sin duda es una ciudad feminista.

     ¿Cuál será la relación de la dirección general con el Consejo de Mujeres?

    -Contar con el Consejo de Asociaciones de Mujeres es tener el privilegio de colaborar con un gran grupo de aliadas. Mujeres que desde planteamientos distintos son un ejemplo de trabajo conjunto y consenso. En el año 2020 finaliza el periodo de vigencia de la Carta local para la igualdad, así que procederemos a realizar su evaluación y también a trabajar en un nuevo modelo de documento guía para la definición de las políticas municipales de igualdad.

    Share

Comments are closed.