Ana González Rodríguez, alcaldesa de Gijón/Xixón, hizo balance de una Semana Grande atípica en la ciudad. A las restricciones por el coronavirus, que dejaron un año más a los gijoneses y gijonesas sin la Noche de los Fuegos, se sumó una jornada, la del «Superdomingo» en la que concidieron varias  actividades multitudinarias. La regidora ha opinado que la «tranquilidad» ha sido la nota dominante, a pesar de la gran afluencia turística en la región, aunque llamó una vez más a la prudencia. «Hay personas que siguen enfermando y se siguen produciendo ingresos, por lo que el sistema sanitario está muy al límite», concluyó.

La alcaldesa ha querido recalcar los buenos datos de una Semana Grande en Gijón que han tenido una repercusión positiva en el sector turística de la ciudad. «El sector nos transmite buenas sensaciones, con números cercanos a los de 2019,  de tiempo pre-pandemia», afirmó, aunque también añadió que sigue existiendo un dispositivo especia y, por tanto, los aforos están limitados y la ciudad aún se mueve a medio gas.

Share This
X