Saltar al contenido
Portada » Últimas Noticias » Nunca más una ley contra las mujeres

Nunca más una ley contra las mujeres

Artículo sobre el Tren de la Libertad publicado hoy en La Nueva España y firmado por la concejala del PSOE, Begoña Fernández y Natalia González y Pilar Iglesias, coordinadoras de políticas sectoriales e igualdad, respectivamente,  de la Agrupación Socialista de Gijón.

El 1 de febrero de 2014 el Tren de la Libertad convocó en Madrid a toda la ciudadanía para defender el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad. Mujeres y hombres de toda España llenaron trenes y autobuses para parar un anteproyecto de ley del PP que suprimía el derecho al aborto en España.

Fue impecablemente organizado por dos asociaciones de mujeres, Tertulia Feminista les Comadres y Mujeres por la Igualdad Valle del Nalón y nos devolvió la esperanza que la aritmética parlamentaria negaba. El gobierno del PP rectificó y retiró la ley.

Ahora en Gijón, a propuesta de PSOE e IU y solicitado por muchas asociaciones de mujeres, un espacio público lleva por nombre ‘Jardines del Tren de la Libertad’. Es un gesto, un agradecimiento a todas las personas que impidieron un tremendo retroceso en nuestros derechos sexuales y reproductivos.

Es una manera de reconocer a las mujeres que aquellos días,  y sin más apoyo que el de la propia asociación, además de amistades y familiares, dedicaron muchas horas a preparar la que ahora sabemos que fue la mayor movilización feminista en la historia de España.

A su impulsora, Amelia Valcárcel, a todas las que desde la Plataforma por el Derecho a decidir de España, secundaron la movilización propuesta en Asturias, a las mujeres cineastas que dedicaron muchas horas a grabar todo lo que estaba ocurriendo, y a todas las organizaciones políticas, sociales y sindicales que, sin protagonismo alguno, contribuyeron a la movilización.

El derecho a decidir parte de la convicción democrática de que durante un período de la gestación, sólo la mujer puede decidir si quiere continuar o no el embarazo. Supone respetar la autonomía moral de las mujeres y no supeditarla a ninguna convicción ideológica, religiosa o moral.

Ése es el respeto que reclamamos aún hoy porque  los votos de PP y FORO en el Congreso de los Diputados, después de la movilización, recortaron el derecho al aborto de las mujeres entre 16 y 18 años. Un recorte de derechos mucho menor que el proyectado, pero recorte al fin.

Al gobierno de FORO le agradecemos que se hayan sumado a la iniciativa de poner el nombre de Tren de la Libertad a un espacio de Gijón, pero sin duda hubiera sido mejor que se hubieran sumado a alguna de las innumerables ocasiones  en las que se les pidió un pronunciamiento en contra de la ley Gallardón, sin obtener nunca una respuesta positiva.

Bien están los gestos, los grandes y los pequeños, pero esperamos que este gesto se convierta en una verdadera rectificación, de Foro y del resto de fuerzas políticas de la derecha, comprometiéndose a no apoyar nunca más, una ley contraria a la igualdad y la dignidad de las mujeres.

De no ser así, gestos como el que se acaba de producir en Gijón habría que considerarlos pura hipocresía.

X