Saltar al contenido
Portada » Últimas Noticias » «Saldremos fortalecidos de esta crisis para recuperar Gijón»

«Saldremos fortalecidos de esta crisis para recuperar Gijón»

«Estamos diseñando medidas por sectores que queremos llevar a la práctica para dinamizar y activar la economía golpeada por este parón» Ana González Alcaldesa de Gijón

Entrevista publicada el Domingo, 29 de marzo de 2020 en el Diario El Comercio.
Marcos Moro.
Fuente foto: Paloma Ucha

La alcaldesa, Ana González, gestiona a diario las consecuencias de la crisis sanitaria en Gijón desde su despacho de la plaza Mayor. Ella es optimista respecto al futuro de la ciudad y se afana ya en planificar la reconstrucción y la lucha contra la recesión que, sin duda, se aproxima. Asegura que de esta emergencia sanitaria se pueden extraer lecciones sobre la vulnerabilidad humana, la importancia de la sanidad y educación públicas para contrarrestarla y el valor de vivir en comunidad.

-¿Cómo es gobernar la ciudad más grande de Asturias en una situación tan excepcional?

-Es muy duro. No porque haya mucho trabajo, sino porque percibes que la gente está pasando por situaciones muy difíciles.

-¿Cómo lleva el confinamiento?

-Solo me desplazo de mi casa al Ayuntamiento y dos días a la semana voy a hacer la compra. Seguramente lo llevo mejor que otras muchas personas, porque tengo ese pequeño respiro de venir andando al trabajo.

-¿Qué rutinas tiene establecidas? ¿Cómo se organiza el día?

-A las nueve estoy en el Ayuntamiento. He retrasado un poco la llegada respecto al periodo anterior. Estoy hasta las tres en mi oficina. Veo a muy poquita gente. Básicamente, a las personas que trabajan en mi secretaría y a la jefa de prensa, y todo lo demás lo hago a través de teléfono y de Skype. Lo hacemos así porque hemos querido mantener con mucha rigidez las normas de seguridad e incluso, aunque no nos vea nadie, creo es importante que las cumplamos. A las tres me voy para casa. A veces paro a comprar algo, me preparo algo de comer y a las cinco estoy de vuelta en la oficina hasta las nueve o las diez de la noche.

-¿Y los fines de semana?

-El sábado y el domingo cambio un poco la rutina porque voy a la oficina solo por la mañana y aprovecho para hacer una compra mayor para toda la semana. Por las noches y los fines de semana intento hablar con mi hijo y mi hija, que hace mucho que nos los veo, y con mis amistades. A veces comento que me duele el brazo de tanto ‘wassap’, porque estoy en varios grupos de chat por afinidades de cosas. Y eso lo combino con las costumbres de antes, como la lectura, escuchar música y reconozco, también, que limpio más la casa que antes.

-¿Qué mensaje de ánimo lanza como alcaldesa a la población coincidiendo con los 15 días de confinamiento y sabiendo que resta, como mínimo, otro tanto?

-Que somos una ciudad fuerte. Hombres y mujeres con convicciones, a los que nos gusta la vida, que queremos a nuestra ciudad, que nos gusta la gente y estar con la gente. Lo que estamos haciendo ahora de quedarnos en casa es justamente para no perder nuestra forma de vida y nuestra ciudad. Y es verdad que vamos a salir hacia adelante la mayor parte de la población, aunque desgraciadamente se nos van a quedar personas en el camino. Creo que nos vamos a fortalecer con esto y darnos cuenta de lo importante que es vivir en colectividad. Además, tenemos que hacer muchas cosas cuando salgamos de casa. Tenemos que recuperar, entre todos y todas, Gijón.

Rápida autorregulación

-¿Qué le está pareciendo el comportamiento de los gijoneses durante el estado de alarma?

-Ejemplar. Rápidamente nos hemos autorregulado. En una ciudad de poco más de 273.000 habitantes hay en el global aproximadamente unas mil que siguen sin entender lo importante de que es no salir. Pero estamos hablando de que 272.000 están haciendo lo que hay que hacer. Y ejemplar también por el número de profesionales que salen a hacer su trabajo para que el resto pueda permanecer en su casa.

-Gijón fue el primer municipio asturiano en adoptar medidas drásticas por el COVID-19. ¿No cree que otras administraciones tardaron en reaccionar?

-Seguro que hemos cometido muchos fallos, pero es verdad que rápidamente nos pusimos a pensar que estos nos afectaba individual y colectivamente y que teníamos que reaccionar desde el Ayuntamiento para proteger a la población y la economía. Lo hicimos sin entrar en consideraciones de qué hacen otros ayuntamientos o administraciones. No miro nunca lo que hace otra gente. No es lo que me mueve en la toma de decisiones. Me interesa muy poco compararme. Nuestro trabajo es Gijón y trabajar para que Gijón vuelva a la calle cuando se pueda con los menos daños personales, sociales y económicos posibles. Es nuestro único objetivo. Si hoy reviso el primer día de esta crisis en Gijón, probablemente tomaría decisiones distintas de las que tomé, porque ahora sé más.

-Echando la vista atrás, ¿fue un error permitir el 8-M?

-Me parece una vergüenza que quieran sacar rédito político con eso los que estuvieron el día 7 en Vistalegre con uno de sus máximos dirigentes infectado y que se saltó varias veces la cuarentena. Una persona que venía de Italia que por aquel entonces era el foco, que iba con los mocos cayendo, tosiéndole encima de la gente y que encima echen la culpa al resto de que no se reaccionó. Por cierto, deberían en todo caso no hablar de las concentraciones del 8 de marzo, sino de la gente en los bares, en el fútbol y en los espectáculos deportivos…

-¿Tienen ya previsto un plan de contingencia local para cuando se levante el confinamiento, a mayores de las medidas que articulen otras administraciones?

-Sí, estamos diseñando una serie de medidas por sectores que queremos llevar a la práctica para dinamizar, activar y generar economía allí donde haya sido golpeada. Iremos comunicándolas.

-¿Cuáles serán las prioridades desde el Ayuntamiento para luchar contra la recesión?

-Activar y ayudar. Hay que mantener las políticas sociales y la intervención social, porque hay muchas personas que seguramente su situación social va a empeorar estos días. Pero al lado de eso y para reactivarnos como ciudad tenemos que apoyar al pequeño comercio, a la hostelería y a las empresas. La clave es que haya la menor pérdida de empleo y el empleo que perdamos se recupere lo más pronto posible. Es importante que empecemos a apoyar ya a los más de cien pequeños comercios de alimentación abiertos. Las medianas superficies también generan empleo, pero repartamos un poco para ayudar a todos los negocios.

-Los presupuestos aprobados ya no les servirán ante la importante caída de ingresos que se va producir. ¿Los reformularán?

-Estamos jugando con varias cosas y una de ellas es actualizar los números. Como suspendimos muchas tasas, efectivamente los ingresos van a menguar. Por ello estamos promoviendo con otros ayuntamientos que el Estado nos deje gastar el dinero que no se ha gastado en ejercicios anteriores y que no se incorpora a remanentes. Está previsto para el campo social, pero queremos que ese superávit retenido se pueda destinar también a otros ámbitos. Eso supondría una inyección significativa que nos permitiría no solo suplir lo que dejemos de recaudar, sino tener más dinero para movilizar la economía gijonesa. No me cabe duda de que la oposición estará a la altura cuando toque hacer los ajustes presupuestarios, porque ya lo está.

X