• Ana González: «El nuevo decreto del remanente nos dará 1,8 millones, frente a 21»

    Noticia publicada en el diario El Comercio el 16 de septiembre de 2020

    La alcaldesa puso ayer cifras al impacto sobre las cuentas municipales del rechazo del Congreso al acuerdo sobre el uso de los remanentes que había sido acordado entre el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias, si bien con una posición dividida en el seno de esta última. «Con ese real decreto, Gijón hubiera tenido acceso a 21 millones de euros. Con la nueva propuesta -anunciada el lunes por la ministra María Jesús Montero y que deja en suspenso para los ayuntamientos el cumplimiento de la regla de gasto- podremos acceder a 1,8 millones. La diferencia es sustancial».

    Ana González se mostró muy crítica con «quienes se descolgaron del objetivo común y, liderados por el alcalde de Zaragoza, se dejaron llevar por una lucha partidista» y lamentó que como resultado de ello «hoy como ayuntamiento tenemos menos de lo que íbamos a tener». Consideró su actitud «desleal», toda vez que en la junta directiva de la FEMP el acuerdo con el ministerio había salido adelante, aunque hubiera sido con el voto de calidad, para el desempate, de su presidente y alcalde de Vigo, Abel Caballero. «Es verdad que la votación fue apretada. Pero como en el fútbol, vale ganar con un gol. Y se ganó, porque el voto de calidad entra dentro de las reglas del juego». Hizo finalmente un llamamiento a la unión de todos los partidos «para tener una política realmente municipalista y que los ayuntamiento podamos gastar nuestro dinero».

    La regidora recordó por otra parte que el equipo de gobierno sigue a la espera de una propuesta de Podemos para la renta social. Y avanzó que por su parte ya cuentan con una «en fase embrionaria que tiene que ver con la brecha digital». Explicó que, más allá de las necesidades de muchos niños para poder realizar sus tareas escolares, «vemos que en personas de mediana edad y mayores uno de los déficits para la empleabilidad y para el propio día a día es el analfabetismo digital, que impide desde pedir una cita previa a través del ordenador a rellenar en el móvil un formulario para Servicios Sociales.

  • Gijón y Vigo exigen “autonomía” para decidir sobre el uso de sus ahorros