• Servicios Sociales lleva a la Junta Rectora la nueva licitación del Servicio de Ayuda a Domicilio

    El servicio de atención intensiva en situaciones especiales y el de respiro familiar, son algunas de las novedades que se incorporan

    La Fundación Municipal de Servicios Sociales ha convocado una reunión extraordinaria de su Junta Rectora, para el viernes 18 de septiembre a las 14 horas. En el orden del día de la misma se incluye la propuesta de acuerdo para la aprobación del expediente de contratación del Servicio de Ayuda a Domicilio, por el procedimiento abierto y sujeto a regulación armonizada.

    El objetivo de la nueva licitación es adaptar el servicio a las necesidades de la población del municipio, que actualmente se dirige mayoritariamente a las personas de más de 80 años residentes en Gijón.

    Para ello se añaden nuevos servicios como son el servicio de respiro familiar y la atención intensiva en situaciones especiales, que permiten afrontar, además de las necesidades de las personas mayores o en situación de dependencia usuarias del servicio, las necesidades de los cuidadores y de aquellas personas que necesitan transitoriamente el servicio, tras haber sufrido un accidente o tras un alta hospitalaria.

    En la  elaboración del expediente de contratación se ha tenido en cuenta el Informe de la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado de fecha 16 de marzo de 2020 sobre cláusulas laborales en los contratos públicos. Además, para el cálculo del presupuesto del contrato,  dentro de los costes de personal, se han incluido todos los costes salariales del personal a subrogar por las empresas que resulten adjudicatarias, incluidos los que se derivan de la contratación actualmente en vigor.

    La nueva licitación, que se realizará por el sistema de lotes, aumenta el número de horas anuales actualmente contratadas.

  • Los aprendizajes en la atención a mayores durante la covid centrarán Norbienestar

    Noticia publicada en el diario El Comercio el martes 15 de septiembre de 2020

    El congreso, que tendrá lugar los días 23 y 24 de abril en el recinto Luis Adaro, será presencial y ‘online’ para atraer a ponentes internacionales

    El aprendizaje extraído por el sector sociosanitario durante la actual pandemia centrará el tercer congreso Norbienestar, que se celebrará los días 23 y 24 de abril en el Palacio de Congresos de Gijón, en el recinto ferial. Será presencial, aunque, por primera vez, se abrirá a la modalidad ‘online’ para dar el salto internacional y atraer a participantes de otros países, como México y Argentina, que ya han mostrado su interés. El objetivo es compartir, a uno y otro lado, las experiencias de una crisis que, como recordó el presidente de la Asociación de Empresas Sociosanitarias del Principado (Adesspa), Antonio Corripio, sigue vigente «con rebrotes, confinamientos y advertencias de cierres de fronteras».

    Los cambios de protocolo, la reducción de las ratios y el aumento de costes han marcado el sector en los últimos meses y «de manera desigual a los subsectores. Mientras que la ayuda a domicilio pasó a ser un servicio esencial, los centros de día y de atención a la discapacidad estuvieron cerrados de abril a junio y los grandes damnificados fueron las residencias. Tenemos que reinventarnos si queremos sobrevivir», añadió Corripio. La idea del encuentro multidisciplinar (abarcará ramas como la Terapia Ocupacional, Enfermería, Medicina, Psicología, Trabajo Social…) y que estará organizado por la Cámara de Comercio, Adesspa y la Facultad Padre Ossó es «tener una actitud positiva y constructiva, ser capaces de aplicar lo aprendido durante la pandemia e ir abriendo camino», señaló el decano de la Padre Ossó, José Antonio Prieto, quien adelantó que equipos de investigación y profesionales del sector ya pueden hacer sus propuestas para presentarlas en talleres, comunicaciones y simposios.

    El objetivo es «poner el acento en las buenas prácticas extraídas, en las nuevas experiencias de trabajo y en los cambios que han experimentado los modelo de atención sociosanitaria»,

    Previamente, el próximo 6 de octubre, habrá un encuentro con decanos de las facultades sociosanitarias de la Universidad de Oviedo para recabar sus opiniones. Llevará por título ‘Aprendizajes tras la emergencia sociosanitaria: retos en la formación de futuros profesionales’ y tendrá lugar en el Aula Magna de la Universidad. El acto estará moderado por Luis Alberto Barriga, director general del Imserso. El secretario de la Cámara de Comercio de Gijón, Álvaro Alonso Ordás, puso de manifiesto «el magnífico recurso que supone el recinto ferial, donde más del 0,5% del PIB asturiano se desarrolla en él», mientras que Corripio lamentó la poca unidad en un sector tan pequeño, con diez patronales, sin un altavoz que pueda hacer llegar nuestras reivindicaciones de una forma nítida y clara».

  • ‘Caminando por la Vida’ se marca llegar a las 2.000 personas, con casi 40 salidas y entre medidas ‘antiCOVID-19

    GIJÓN, 25 (EUROPA PRESS)

    La concejala de Bienestar Social y Derechos en el AYUNTAMIENTO DE GIJÓN, Natalia González, y el edil de Actividad Física y Deporte, José Ramón Tuero, han presentado este martes una nueva edición del programa ‘Caminando por la Vida’, dirigido principalmente, pero no en exclusiva, a personas mayores, y que en esta ocasión estará condicionado por medidas de prevención de contagio de COVID-19.

    González, durante la presentación del programa en el AYUNTAMIENTO DE GIJÓN, ha señalado que se ofertan 30 salidas de actividad física por el concejo por la mañana, seis por la tarde, dos familiares y una especial, que será al Picu El Sol, en la parroquia gijonesa de Lavandera.

    El plazo de solicitud para participar en estas salidas, que son gratuitas, se abrirá el próximo día 2, mientras que la primera salida será el día 9.

    Tuero, por su lado, ha recordado que desde las 531 personas que participaron en el programa en 2006 y tras 14 años, se ha triplicado esta cifra. Además de los beneficios para la salud, el programa ayuda a crear un grupo de red de personas.

    Ha recordado que en la pasada edición solo se realizaron salidas hasta el mes de febrero, debido al decreto del Estado de Alarma, aunque el objetivo de esta edición es alcanzar las 2.000 personas.

    Eso sí, las salidas estarán sometidas a una serie de medidas para evitar contagios por COVID-19. Entre estas, se ha reducido de 52 a 45 el número de participantes, ya que cada monitor como máximo controlará un grupo de 15 personas.

    Los participantes, además, deberán firmar una declaración responsable para no asistir en caso de que tengan síntomas compatibles con COVID-19.

    También será obligatorio el uso de mascarilla, salvo prescripción médica o en subidas pronunciadas, aunque esto último bajo criterio del monitor y con la distancia de seguridad obligada. Otras medidas serán el uso de gel hidroalcohólico y no compartir comida y bebida con otros participantes que no sean convivientes.