• El acceso a playas de Gijón será libre en verano salvo cuando estén saturadas

    Gijón, 10 jun (EFE).- El acceso a las playas de Gijón será libre durante la temporada estival y solamente se cerrarán a través de un sistema de inteligencia artificial cuando presenten “muchísima saturación” de gente.

    Así lo ha afirmado la alcaldesa de Gijón, Ana González, que ha asegurado que la de este verano es una situación “distinta” a la del año pasado y no se puede ir al mismo planteamiento.

    Por ello, el acceso será libre pero, como hay que seguir manteniendo las medidas de seguridad y la distancia, no va a haber casetas para poder generar más espacio.

    La limitación de aforo llegará cuando los arenales urbanos estén muy llenos mediante un sistema de inteligencia artificial que empezará a funcionar el mes de julio.

    “La previsión es que funcione bien la playa porque la ciudadanía lo ha hecho muy bien en al pandemia”, ha asegurado la regidora.

    El verano pasado el acceso a las playas gijonesas estuvo regulado y el Ayuntamiento contrató controladores de aforo para evitar aglomeraciones.

  • Ayuntamiento y CTIC prueban un sistema para el conteo de personas en el arenal de San Lorenzo a través de cámaras

    • La iniciativa está enmarcada en la colaboración público-privada establecida entre el Consistorio y el Centro Tecnológico para el desarrollo de la plataforma Play.as

     El Ayuntamiento de Gijón y CTIC Centro Tecnológico han complementado el sistema de inteligencia artificial con el que ya contaban con la plataforma Play.as, y que permite la consulta de los aforos máximos permitidos en los tres arenales urbanos, en función de las mareas, con dos nuevas funcionalidades.

    Estas funcionalidades, ya incorporadas a la plataforma, permiten estimar el número de personas que están en un momento dado en el arenal, así como detectar las zonas de mayor concentración de personas, en las que pueda verse comprometida la distancia social de seguridad.

    Mediante un sistema de visión artificial y técnicas de Aprendizaje Profundo (Deep Learning), la inteligencia artificial calcula un mapa de densidad de personas a partir de imágenes de la playa. Se genera de este modo un mapa de calor donde los valores más elevados representan zonas con más concentración de personas.

    La estimación del número de personas presentes en la playa, permite complementar los datos de ocupación del arenal, de forma desatendida, ayudando a obtener mejores conclusiones a partir de los estudios estadísticos de utilización de la playa, y sirve de apoyo también al trabajo desarrollado por Serenos.

    Asimismo, el cálculo de densidades de ocupación permite identificar zonas concretas del arenal en los que puede haber en un momento determinado una concentración de personas que requiera comprobación. El sistema apoya de este modo al personal de información y asistencia en la playa, en su labor de comprobación del cumplimiento de las normas de distanciamiento, establecidas para el uso seguro de la playa.

    Este sistema ya se encuentra operativo y se puede consultar en la propia herramienta de Play.as Gijón. En esta primera fase de pruebas, se analizan imágenes de la zona de San Lorenzo comprendida entre las escaleras 12 y 15 aproximadamente, que es la observada desde la central de Salvamento. En las próximas semanas, también como parte del plan de pruebas, se incorporarán al análisis otras zonas de la playa.

    El sistema de imágenes, se ha configurado de modo que no permite la identificación y  reconocimiento de personas a nivel individual, asegurando de este modo la privacidad y el cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos Europeo (GPDR).

    Una vez la fase de pruebas esté finalizada, el sistema estaría listo para desplegarlo en el resto de la Playa de San Lorenzo, y en función del resultado obtenido podría extenderse, en un futuro, a los otros dos arenales urbanos de la ciudad: Poniente y L’Arbeyal.