• Moriyón se escuda ahora en otro concurso de ideas para justificar el abandono de Tabacalera.

    Carmen Moriyón “compareció” ayer a través de las redes sociales como Mariano Rajoy comparece a través de TV de plasma. Esa es su forma de relacionarse con los medios y de dar la cara: a través de servicios que le gestionan empresas que elaboran contenidos en su nombre.

    Sin embargo, lejos de dar explicaciones, ha vuelto a mostrar la arrogancia con la que ha ocupado la Alcaldía de Gijón en estos 4 años. En relación a sus comentarios, varias cuestiones que debería de saber después del tiempo que lleva sentándose en el Ayuntamiento:

    1. Contratar a una empresa para un concurso de ideas no es participación ciudadana: es pagar a una empresa por un servicio. Nada más que eso.
    2. Ahora les preocupa mucho Tabacalera y sus usos pero, ¿por qué no hicieron nada sobre ese edificio durante los 3 años y medio que llevan “gestionando” el Ayuntamiento? Si tan claro lo tenían y tan necesario era gastar 60.000 € en un concurso restringido en el que ustedes deciden quienes pueden participar ¿por qué no se conoce ninguna gestión suya hasta ahora que lo ha denunciado el PSOE?
    3. ¿Por qué un proyecto cultural es gestionado por la Jefa de Prensa del Ayuntamiento? ¿Por qué nadie en la Fundación de Cultura sabe nada del asunto? ¿Dónde está y qué hace el desaparecido concejal de Cultura que tiene dedicación exclusiva a la actividad municipal?
    4. Dejar que los ciudadanos hablen no es encargar proyectos de futuro con el dinero público en tiempo de descuento; propongan ustedes su modelo de ciudad y los ciudadanos elegirán libre y consecuentemente en el mes de mayo.

    Respecto a los ataques personales al candidato socialista, la falta de estilo y la chabacanería con la que se expresa Carmen Moriyón (o quién escriba por ella) es lo que más desacredita a la candidata de FORO y su manera de hacer política al más viejo y rancio estilo casquista.

    El legado que ella dejará en Gijón es tan exiguo que apenas un par de líneas servirá para resumirlo. Frente a su inacción, José María Pérez puede presentar el aval de una gestión que incluso los concejales y directivos de FORO alabaron en diferentes ocasiones en Comisiones del Ayuntamiento, en el Pleno y en actos públicos.

    Pretender ahora olvidar sus palabras, las de sus concejales y colaboradores, porque hay que acusarle hasta de la muerte de Manolete es otra muestra más del nerviosismo que se ha apoderado de FORO por unas encuestas desfavorables. Que se tranquilicen y que dejen de confundir resolver los problemas de los gijoneses con la mera propaganda.

    Santiago Martínez Argüelles

    Secretario General del PSOE de Gijón

  • Propuesta de Abierto Hasta el Amanecer para Medalla de Plata de la Villa

    El portavoz socialista Santiago Martínez Argüelles expuso los méritos de la Asociación Juvenil Abierto Hasta el Amanecer y presentó ante el Pleno Municipal la propuesta de Medalla de Plata de la Villa. Este es el texto íntegro de la intervención plenaria:

    “Abierto hasta el Amanecer” nace como una iniciativa de ocio alternativo cuyo origen se remonta a 1992. En ese año, se establece en el barrio de La Calzada la Juventud Obrera Cristiana de Asturias (JOC-A), una organización juvenil que, desvinculada ya de la Iglesia, promovía la intervención socio-educativa con jóvenes en su tiempo libre con una vocación de transformación social.

    La acción educativa de la JOC-A atrajo a multitud de jóvenes en aquellos años y su local se convirtió en una referencia en la zona Oeste de la ciudad: un espacio de jóvenes y para jóvenes que planificaban su ocio y tiempo libre, que se hacían preguntas, que buscaban respuestas y que, llegado el caso, reivindicaban soluciones. Todo bajo el principio metodológico de “ver, juzgar y actuar”.

    Así, con la intención de establecer futuras líneas de actuación, en 1995, la entidad diseñó una encuesta sobre multitud de temas con la que se recababa la opinión de casi 700 jóvenes de La Calzada. Sus principales preocupaciones tenían que ver con la ausencia de empleo, las condiciones de contratación y el tiempo libre, especialmente durante los fines de semana.

    Este diagnóstico lleva a la JOC-A a poner en marcha una acción reivindicativa de espacios y alternativas para jóvenes que consistía en trasladar durante un fin de semana y en horario nocturno parte de sus actividades habituales al Pabellón de Moreda. La iniciativa tuvo eco y un nutrido grupo de jóvenes del barrio participó en las actividades programadas.

    El éxito de la experiencia animó a los responsables municipales del momento a plantearles el reto de desarrollar un programa más ambicioso: 8 fines de semana y más instalaciones abiertas, más actividades y con personal contratado para su organización.

    El reto asustaba, pero era una oportunidad única para la gente joven del barrio de La Calzada, así que en pocos meses, en la primavera de 1997, “Abierto hasta el Amanecer” dio sus primeros pasos. La oferta de actividades era variada: talleres, música, deporte, cursos, encuentros, cine, apertura de bibliotecas… Los horarios poco habituales: viernes y sábados, de diez de la noche a tres de la madrugada, y domingos de cuatro a ocho de la tarde. Y menos habitual que fueran jóvenes quienes abrieran, organizaran, supervisaran y cerraran los equipamientos municipales. Los jóvenes eran los protagonistas y los responsables.

    El éxito de esa primera edición fue indiscutible. Lo que estaba concebido como un programa para jóvenes de La Calzada acabó congregando a más 10.000 participantes en tan sólo dos meses y con una importante afluencia de jóvenes de toda la ciudad. La juventud se había convertido en protagonista.

    Alentados por el éxito se constituyó la “Asociación Juvenil Abierto hasta el Amanecer”.

    El relato que continúa es más conocido. A la primera entrega de “Abierto” en el barrio de La Calzada siguieron otras ediciones y en más barrios de la ciudad; primero La Camocha, luego llegarían El Llano o El Coto, más tarde La Arena o Pumarín. La frecuencia también fue aumentando: de las primeras ediciones de ocho fines de semana se pasó a ediciones con veinticuatro fines de semana repartidos a lo largo del curso escolar. La novedosa propuesta fue acumulando éxitos barrio a barrio y fin de semana tras fin de semana, llegando a participar hasta 4.000 y 5.000 jóvenes en algún fin de semana.

    El eco del impacto positivo y hasta ejemplar de esta iniciativa traspasó los límites del municipio. Su carácter pionero y alternativo provocó que, al poco tiempo de su puesta en marcha, responsables técnicos y políticos de otras localidades nacionales y extranjeras acudieran a Gijón para ver en qué consistía aquello de “Abierto hasta el Amanecer”. La pregunta era evidente: ¿Cómo era posible que la gente joven se organizara responsablemente y disfrutara durante las noches del fin de semana de una oferta de ocio tan distinta a la imperante?

    La respuesta es relativamente sencilla: “Abierto” surge de los propios jóvenes, se realiza por jóvenes y su oferta se dirige a jóvenes.  Son ellas y ellos quienes se organizan y marcan sus propias reglas. Pero, además de este elemento principal, hay otros que pueden explicar su éxito: una metodología que asienta sus bases en el trabajo comunitario, la propuesta educativa del programa, la incidencia en el ámbito de la prevención de drogodependencias, la optimización de los equipamientos públicos, la oportunidad formativa y de empleo para quienes lo organizan, la colaboración con otras entidades, la apuesta por el trabajo en equipo o su capacidad para innovar y regenerarse.

    Sea como sea, lo que es una evidencia es que la iniciativa tuvo y tiene gran calado a lo largo y ancho de la geografía española. No en vano, en la mayor parte de municipios de tamaño medio-grande existe un programa de ocio alternativo diseñado a imagen y semejanza de “Abierto hasta el Amanecer”.

    Pero, por importante que sea, “Abierto hasta el Amanecer” no es únicamente un programa de ocio alternativo. Esta asociación juvenil también desarrolla proyectos dirigidos a la infancia, mantiene su programa de participación, formación de mediadores y voluntariado juvenil, realiza formación oficial de monitores a través de su Escuela de Tiempo Libre y plantea líneas nuevas de actuación como su Plan de Atención a la Diversidad, con el que se pretende superar las barreras que tienen multitud de jóvenes a la hora de disfrutar de su ocio.

    “Abierto” es una entidad de referencia en el ámbito nacional que colabora con el Plan Nacional sobre Drogas asesorando a otros municipios para la puesta en marcha de programas de ocio y está declarada como Entidad de Utilidad Pública por el Ministerio de Interior

    Y aún hay más. “Abierto” ha sido un vivero de iniciativas y proyectos sociales (como es el caso del programa Súbete a mi Tren), una plataforma de impulso para pequeñas iniciativas empresariales y, sobre manera, una cantera de profesionales que a día de hoy desarrollan su actividad principalmente en el campo de la educación y la acción social. Es decir, una escuela, un espacio de aprendizaje para más de 400 jóvenes que han encontrado en la “Asociación Juvenil Abierto Hasta el Amanecer” una oportunidad de empleo y, en muchos casos, la difícil puerta de entrada en el mercado laboral.

    Tampoco le han faltado a esta magnífica iniciativa los reconocimientos sociales. La relación de los mismos es larga entre los que destacan: el Reina Sofía 99 en la modalidad prevención en el ámbito educativo y comunitario,  Premio Europeo de Prevención de Residuos 2011; Mención Especial del Grupo Pompidou en la categoría de Programas de Prevención de Consumo de Sustancias 2012 y dos Accésit, en los años 2012 y 2013 de los Premios estrategia NAOS a la Promoción de la actividad física en el ámbito familiar y comunitario.

    Reconocimientos al margen, no quisiera finalizar esta intervención sin poner de relieve el carácter netamente juvenil de “Abierto hasta el Amanecer”. Este Ayuntamiento nunca había concedido ninguno de sus honores y distinciones a una organización juvenil, entre otras cosas porque no es habitual que una asociación juvenil alcance los 18 años de vida. ¿Por qué? Por la incapacidad para dar los necesarios relevos generacionales, principal causa de disolución de este tipo de entidades. “Abierto” también ha sido ejemplar en este aspecto.

    Ya no queda en la actual asociación nadie de aquel grupo promotor de La Calzada, ni de quienes tomaron su relevo, ni de aquellos y aquellas que vinieron después. Únicamente queda su legado. Porque “Abierto”, aquella iniciativa cuyo nombre se tomó  de la película dirigida por Robert Rodríguez y guión de Tarantino,  sigue siendo una iniciativa de jóvenes para jóvenes.

    Jóvenes que saben llegar, estar y marchar. Jóvenes que dan así una lección de responsabilidad y relevo ordenado a sus mayores. Jóvenes de ahora que siguen ofreciendo una respuesta para su tiempo de ocio y para mejorar su situación laboral. Jóvenes que siguen y seguirán “rompiendo hilos”. Hasta cuando ellos y ellas decidan.

    Por ello y otros méritos por no ser exhaustivos no han sido expuestos, y en virtud de lo regulado en nuestro Reglamento Orgánico de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico del Ayuntamiento de Gijón, vengo en proponer que se conceda la Medalla de la Villa, en su categoría de plata, a la “Asociación Juvenil Abierto hasta el Amanecer”.

     

  • Los mitos de Foro sobre el empleo y las realidades del PSOE.

    Recientemente algún medio de comunicación ha publicado diversas noticias acerca de las supuestas magnificencias de los planes de empleo de Foro para 2014. En base a las informaciones publicadas quiero insistir en que:

    a) No se entiende por qué no se priman los criterios sociales respecto a cualquier otro.

    b) No se entiende por qué ahora, después de casi un año de parón, hay sucesiones de procesos de selección de personas desempleadas haciendo pasar a los y las paradas por calvarios en los que tienen escasas posibilidades de obtener una plaza.

    c) El dinero consignado en el presupuesto prorrogado para 2014 y sus modificaciones para planes de empleo NO se gastará en el ejercicio.

    A la vista de la respuesta realizada por el equipo de gobierno municipal de Moriyón a las críticas realizadas por mí hace un par de días, insisto una vez más en lo dicho respecto a la convocatoria de Planes de Empleo en Gijón para 2014.

    Me ratifico: no cambio ni una coma. Vamos por partes.

    No se priman los criterios sociales

    Resulta incompresible que no se primen los criterios sociales respecto a cualquier otro. En efecto, las bases de la convocatoria (páginas 10 a 12) establecen un sistema selectivo en el que se pueden obtener un máximo de 12 puntos, de los que 10 se corresponden a un examen y 2 a la valoración de la necesidad social. La valoración asigna un máximo de 10 puntos a un examen de conocimientos y un máximo de 2 puntos a la valoración de la situación social. Además se exige un mínimo de 5 puntos en el examen para que se pueda sumar la puntuación de la parte social. El despropósito es tal que una persona que forme parte de un hogar con todos en paro y en el que ninguno de los miembros perciba ingresos recibirá un 2 puntos. Ya está. Además, antes tendrá que haber pasado por una “oposición” en la que posiblemente no obtenga la mejor puntuación.

    Desde luego, no es esto. No lo es. Los planes locales de empleo nacieron en Gijón hace casi 20 años con una vocación claramente social. Si lo que se priman son los conocimientos frente a la necesidad social, es evidente que han perdido ese carácter social. Nadie duda de que se debe exigir una competencia profesional, pero, acreditada ésta, debería primarse claramente la situación social.

    En Gijón hay casi 28.500 personas paradas. De ellas, unas 15.000 no reciben prestaciones por desempleo porque los recortes sociales del PP han recortado brutalmente esas prestaciones. Los planes locales de empleo son una salida (desesperada, en muchas ocasiones) para que vuelvan al mercado de trabajo y a llevar ingresos a su hogar. Las plazas nuevas ofertadas para planes de empleo en Gijón durante 2014 serán 366, de las que 165 corresponden a la oferta financiada principalmente por el Gobierno de Asturias y 201 a las plazas financiadas por el Ayuntamiento de Gijón. Lo que llama la atención es que el criterio de selección predominante no sea el de necesidad social, dada la desproporción entre plazas ofertadas y desempleo, la probabilidad de que una persona parada pueda acceder en Gijón a una plaza de un plan de empleo es del 1,28%.

    La sinrazón de los encadenamientos de los procesos de selección

    El encadenamiento de procesos de selección es inexplicable e insoportable para las personas desempleadas. Durante el año 2014 sólo se han convocado planes de empleo en el segundo semestre. Y han sido dos convocatorias consecutivas de procesos que eran perfectamente previsibles: el primer proceso selectivo empezó en agosto y terminó en la segunda quincena de octubre. Precisamente, el 31 de octubre se abrió el plazo para la inscripción en el segundo proceso selectivo.

    Más de 4.000 personas han participado en cada uno de los procesos. Y en muchos casos son las mismas personas. ¿Es que no se podían haber simultaneado ambos procesos? ¿Por qué se somete a personas desempleadas, en muchos casos al borde de la desesperación, a esta cadena de procesos de selección en los que solo tendrán éxito 4 de cada 100 inscritos? ¿O es que es tan importante crear mercado para los “preparadores de las oposiciones” de los planes locales de empleo de Gijón? Precisamente, unas “oposiciones” que, como hemos dicho ya, no tienen sentido en unos planes que deberían ser eminentemente sociales.

    En 2014 NO se han gastado el dinero presupuestado, o… ¿presupuestan mal?

    La respuesta que han dado a mis declaraciones es incomprensible. No se sostiene. En febrero de 2014 se aprobó en un pleno extraordinario una dotación de más de un millón de euros adicional a lo prorrogado que provenía del año anterior. Era dinero a mayores y como consecuencia de peticiones del PSOE que se aceptaron en el marco de negociación de la susodicha modificación. En 2014 el Ayuntamiento sólo ha promovido un proceso de selección y se está celebrando en diciembre. Luego, si no ha habido nuevos contratados, es imposible que se haya gastado el dinero a mayores que se aprobó en febrero.

    Lo sorprendente es que para responder a mi crítica del no gasto, nos enteramos ahora de que el dinero no llega para la personas que están incorporadas en planes de empleo. No lo entiendo. Llevamos 20 modificaciones presupuestarias y nadie ha dicho nunca que hubiese problema con estas partidas, ¿acaso se dan cuenta ahora de la escasez de crédito? ¿cómo es posible que la intervención municipal no advirtiese antes de la insuficiencia de dinero que es para cubrir parte del capítulo de personal? Es imposible de entender. A ver cómo acaba esto.

    Para terminar, un poco de historia

    Los planes de empleo nacieron en Gijón como una iniciativa municipal para favorecer la inserción en el empleo de personas desempleadas de larga duración y jóvenes que no han conseguido su primer empleo. Hasta el año 2000 se financiaron exclusivamente con aportaciones municipales: más de 5.000 millones de pesetas, unos 30 millones de euros. Desde la llegada al gobierno de Asturias de Vicente Álvarez Areces (año 1999) el Principado ha cofinanciado los planes locales de empleo, si bien el Ayuntamiento de Gijón siempre ha hecho importantes aportaciones adicionales de recursos propios.

    Especialmente destacables son los esfuerzos realizados para paliar los primeros efectos de la brutal crisis económica que nos sigue golpeando. No constan balances oficiales de esos años, porque los de Foro-Moriyón han dejado de hacer memorias anuales (acaso no les convienen?) Aún así, vamos a recordar que sólo en 2009 fueron contratadas unas 650 personas desempleadas dentro de los planes de empleo desarrollados en Gijón. Nada que ver con los “logros” actuales en los que la prioridad ha sido la reducción de la deuda y se vende con gran trompetería cualquier cicatera convocatoria.

    A día de hoy, el primer problema de la ciudadanía gijonesa es el empleo. Conseguir empleo. En el mes de noviembre de 2014 estaban en el paro 15.469 hombres y 12.776 mujeres. En total 28.245 vecinos y vecinas de Gijón en edad de trabajar estaban en el paro. Casi 3.000 más que en noviembre de 2011. De ellos, unos 15.000 no perciben prestaciones de ningún tipo porque las políticas del PP han recortado brutalmente las prestaciones por desempleo para los parados y paradas españoles.

    Porque los socialistas queremos que la gente trabaje y que no dependa de la caridad (privada o pública) apostamos por los planes de empleo. Desde lo público debemos hacer todo lo posible para que las personas no lleguen a situaciones de exclusión social. Por eso los socialistas preferimos una plaza en un plan de empleo a una ayuda de emergencia. Eso lo desarrollaré otro día.