• Un sector clave para el desarrollo de Asturias

    https://psoegijon.es/un-sector-clave-para-el-desarrollo-de-asturias/
    • Artículo del secretario de Economía de la Agrupación Socialista de Gijón, publicado hoy en La Nueva España

    Mientras asistimos a un debate sobre la transición energética, sus plazos y, sobre todo, la manera de llevarla a cabo, los socialistas tenemos claro que nuestro sector industrial es, y seguirá siendo, clave para el desarrollo de Asturias.

    No existe ninguna ambigüedad sobre la importancia de un sector que aporta el 20% de nuestra economía y sobre la defensa del empleo y la infraestructura que permite su desarrollo, y más en una comunidad donde hemos sufrido sucesivas reconversiones.

    Somos conscientes que se han conseguido logros en la diversificación del tejido productivo asturiano, tanto en tecnologías de la información como en manufacturas y equipos industriales, pero todos estos logros tuvieron como origen la industria metalúrgica y las fuentes de energía que permitieron su desarrollo. Para mirar al futuro debemos de ser conscientes de nuestro presente, y a día de hoy el sector del metal, y todo lo que lo rodea, incluyendo el suministro energético, es clave para nuestro desarrollo.

    La elevada capacitación laboral asturiana ha sido fundamental para la competitividad y el mantenimiento de este sector. También el acceso a fuentes de energía abundantes y a precios razonables. En este contexto, debe ser prioritaria la definición de un marco tarifario que favorezca un suministro eléctrico competitivo. La transición en los modelos de generación eléctricos no debe de perder de vista este aspecto. La reciente aprobación, por parte del Gobierno Socialista, de medidas como el futuro Estatuto de los Consumidores Electrointensivos o el desarrollo de las redes de distribución cerradas suponen un avance en este campo que debería beneficiar a nuestro tejido productivo. No obstante, aún se debe hacer más.

    En esta transición de modelo energético, mientras se discuta sobre los nuevos tipos de generación eléctrica, debe tenerse en consideración la creación de puestos de trabajo y el mantenimiento de los mismos a la hora de su desarrollo en nuestra comunidad. Asturias, con sus más de 3.000 Megavatios de potencia instalada en sus centrales termoeléctricas, debe de tener aseguradas las alternativas en cuanto a infraestructuras de generación como en sus redes de transporte, distribución y suministro. No nos olvidamos tampoco de las palabras del ahora Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando se comprometió a poner a nuestra comunidad a la vanguardia de la transición energética y liderando una descarbonización «justa y dialogada».

    La amenaza de la deslocalización de la industria es permanente, pero el Partido Popular solo ha tratado de combatirla bajando los salarios a través de su reforma laboral porque en sus 7 años de gobierno no ha movido un dedo para mejorar la competitividad de nuestro sector eléctrico ni para adecuar nuestra industria a los compromisos adquiridos por España en los acuerdos medioambientales Internacionales como el de Paris, firmado por el gobierno de Rajoy en 2015 y ratificado en 2017.

    Es injusto que quien no ha tomado una decisión durante todo el tiempo de sus mandatos culpe al actual gobierno por hacer ahora su trabajo, pero este es el terreno en el que se ha movido la derecha en nuestro país.

    Independientemente de quien ocupe el gobierno de España los socialistas asturianos, aparte de trabajar por la necesaria competitividad de nuestro sector industrial, debemos de estar con nuestros trabajadores, porque son ellos y no a los fondos de inversión a quien nos debemos.

    Share

Comments are closed.