Saltar al contenido
Portada » Últimas Noticias » Educación reubicará al alumnado del colegio San Vicente de Paúl al no poderse recuperar la actividad lectiva

Educación reubicará al alumnado del colegio San Vicente de Paúl al no poderse recuperar la actividad lectiva

La Dirección del centro educativo ha propuesto trasladar el ciclo de Secundaria al Patronato San José
GIJÓN, 11 (EUROPA PRESS)

La consejera de Educación, Lydia Espina, se ha comprometido este martes a adoptar medidas para reubicar al alumnado del colegio San Vicente de Paúl durante este curso, al no ser posible recuperar la actividad lectiva en el edificio tras el reciente accidente, en el que murieron dos obreros y resultaron heridos otros dos.

Así lo ha indicado después de haber mantenido este martes una reunión telemática con el AYUNTAMIENTO DE GIJÓN, la Dirección del Colegio San Vicente de Paúl y la Fundación Educere, que gestiona el centro, según una nota de prensa del Principado.

La propiedad de este colegio privado-concertado ha propuesto trasladar todo el ciclo de Secundaria al Colegio Patronato San José pero no ha presentado ninguna alternativa para Infantil y Primaria. La consejera ha explicado que el Servicio de Infraestructuras de la Consejería de Educación deberá realizar una visita al Patronato San José para analizar la viabilidad de la reubicación.

Por otra parte, continúa trabajando en la valoración de espacios públicos alternativos para el alumnado del resto de las etapas. Espina ha explicado que ya existe un equipo multidisciplinar trabajando en este terreno. También ha señalado que la reubicación del alumnado exigirá la tramitación de una resolución. Con todo, la consejera ha traslado un mensaje de apoyo tanto a las familias como al profesorado por esta «difícil» situación que están atravesando.

Informe técnico del Ayuntamiento

La Concejalía de Urbanismo ha enviado a la propiedad del edificio que alberga el colegio San Vicente de Paúl, un informe en el que se recogen las medidas cautelares que, de manera inmediata, deben adoptar, tras las visitas realizadas por los técnicos municipales los días 5 y 7 de enero.

El informe técnico municipal ordena la estabilización y consolidación de la fachada, teniendo en cuenta además que deberán eliminarse todos aquellos elementos cuya estabilidad no pueda garantizarse, como por ejemplo, barandillas sueltas O piezas de cornisa rotas.

Además, se apearán los huecos de ventanas que hayan resultado afectados por el derrumbamiento producido la mañana del pasado cinco de enero. Asimismo, se ha de resolver la consolidación de la cornisa perimetral especialmente afectada, en la esquina de las calles Ezcurdia y Caridad, donde se han avistado sendas grietas.

Por otro lado, se apuntalarán todos los pisos de abajo hacia arriba en las zonas afectadas, teniendo en cuenta la carga actual sufrida por el derrumbe, con el objeto de poder entrar con seguridad para realizar las obras de desescombro y todas aquellas que resulten necesarias. También, se debe proceder al vallado perimetral a través de un cierre metálico, apoyado en piezas de hormigón hasta el bordillo de las aceras colindantes, permitiendo únicamente el paso peatonal en los edificios situados enfrente. Se protegerá el cruce viario de cualquier acceso, ampliando lo máximo posible el cierre en esta zona.

Por último, una vez ejecutadas las actuaciones de estabilización y consolidación del inmueble debe procederse al desescombro y demolición de aquellos elementos del interior que hayan perdido estabilidad o que sean irrecuperables.

Según especifica el informe, una vez asegurado el inmueble, y siendo deber de los propietarios mantener los inmuebles en las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público, deberá requerirse a la propiedad para que efectúe las obras necesarias en dicho inmueble, de manera que pueda garantizarse la reanudación de la actividad en el mismo.

La actuación a acometer tras el aseguramiento deberá contar con la autorización previa de la Comisión del Catálogo, dado el grado de protección del inmueble.